domingo, 13 de enero de 2008

Ángel González

Creo que el mejor homenaje a Ángel González, que tanto me influyó en mis comienzos, es leerle. Transcribo mi poema preferido, que siempre utilizo en mis talleres literarios.


Me basta así

Si yo fuera Dios
y tuviese el secreto,
haría
un ser exacto a ti;
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese
igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreír,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño-
de esto sí estoy seguro: pongo
tanta atención cuando te beso;
entonces,
si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico,
sin desdeñar tampoco la que fuiste
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día,
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre,
yo,
mojado todavía
de sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando -luego- callas…

Escucho tu silencio.
Oigo
constelaciones: existes.

Creo en ti.
Eres.
Me basta.

.

30 comentarios:

Christian Supiot dijo...

Tal vez ahora si, podríamos decir aquello de: ¿malos tiempos para la poesía?...

Al menos una mala forma de despertarse un sábado por la mañana.

Anónimo dijo...

Es un poema menor. Y Ángel Gonzales no es un gran poeta. No esta a la altura de Vallejo o Cernuda. Asi que dejemos las hipocrecias y seamos objetivos.

Anónimo dijo...

Veo que cuando debes hacer una critica valiente caes en el halago facil.

Vicente Luis Mora dijo...

Ni es el momento de hacer crítica, con la capilla ardiente aún abierta, ni he hecho ninguna categorización en mi post. No se trataba de eso, sólo de un modestísimo recuerdo a un poeta con el que uno ha disfrutado mucho. Hay que tener algo más de respeto, a lo mejor es que no se te ha muerto nadie querido, aún (suerte tienes, ya te llegará) o es que no tienes nadie querido, que puede ser, por el tono.

No sé quién eres, pero eres un retrato robot de cierta escoria lateral que puebla las catacumbas de la cultura española: afirmaciones rencorosas, hechas desde el anonimato cobarde, pidiendo objetividad desde una subjetividad malsana, envidiosa y cerril. Lo tienes todo, muchacho/a, lo que seas. Recibirás lo que siembras, no te quepa duda. Un cordial saludo.

Sergio dijo...

Bravo Vicente. Es muy triste (lo de Ángel González; pero también lo de la gente que no sabe callarse cuando realmente hace falta...). Precioso poema.

Anónimo dijo...

A ver, anónimo tontaina, seamos objetivos: Tu comentario carece tanto de la más mínima humanidad como de las más simples leyes de acentuación de las palabras llanas y agudas. Tu comentario sí que es menor, no tienes ni puta idea.

Vicente, creo que has sido demasiado tolerante al aprobar este comentario tan lamentable, aunque intuyo la razón que te ha llevado a hacerlo.

Ayer cuando compre el periódico y vi el titular me puse triste, yo había disfrutado con este poeta. En casa le hice un pequeño homenaje, leerlo, en voz alta.

Un saludo a todos menos a uno.

J.R. Zamora

logiciel dijo...

Es un poema precioso. ¡Qué más quisieran muchos primeros espadas sonar la mitad de sinceros!

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

Yo no sé si es un poema menor o si Ángel González tiene menor calidad que otros poetas, pero a mi me parece genial, por muchas cosas, y como tal, lamento profundamente su pérdida.
No creo que se caiga en la facilidad ni en la hipocresía por reconocer a alguien que te ha provocado emociones de altura.

Wilco dijo...

Anónimo, por si acaso no...
gilipollas

Vicente Luis Mora dijo...

Estuve a punto de no publicarlo, en efecto, pero de pronto pensé que era bueno que se sepa que hay este tipo de gente por ahí. Para que les quede claro el desprecio de los demás, para que no piensen que hacen gracia y que son tolerables.

Miguel Barrero dijo...

Mi favorito es el que comienza con el verso "Otro tiempo vendrá distinto a éste..." (además, creo que la continuación casa bastante con lo que vienes defendiendo en tus críticas). Creo que Ángel González sí era (es) un gran poeta. Y además sé que era un buen tipo. Y muchos de sus poemas consiguen emocionarme como los de pocos poetas de la contemporaneidad. También a mí me apenó mucho su muerte.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Cuál es la persona más influyente en tu vida, le preguntaron una ocasión a John Peel. "Mi mujer, es como The Fall", fue la respuesta- "siempre es igual, siempre es diferente."

Rest in peace, Mr. Gonzalez

Liquid Sky

Anónimo dijo...

El poema Ciudad Cero... con ese me quedo yo.
Saludos y gracias, Vicente, por poner las "cosas" en su sitio.

Anónimo dijo...

Estoy bartok de todo...

Nunca he leído un verso que relate en tan pocas palabras el sentido de una música como la de Bela Bartok....y sin abandonar la ironía...

Seguiré escuchándole, querido A. González...

José Mari dijo...

Yo lo he estado recordando este lunes a través del cd que grabó con Pedro Guerra hace unos años, titulado La palabra en el aire, en donde el poeta recita y el cantautor, canta. Una delicia.

Saludos a todos desde este lunes demasiado melancólico.

O.S.C. dijo...

La verdad es que llevo tiempo preguntándome, que no se que debo hacer "Para que yo me llame Ángel González"...

Supongo que se fue para hacer más grande su poesía, se muere una leyenda viva, un poeta vivo y siempre necesario.

Nos vemos en los libros.

Carlos dijo...

YA NADA AHORA

Largo es el arte; la vida en cambio corta
como un cuchillo
Pero nada ya ahora

—ni siquiera la muerte, por su parte
inmensa—

podrá evitarlo:
exento, libre,

como la niebla que al romper el día
los hondos valles del invierno exhalan,

creciente en un espacio sin fronteras,

este amor ya sin mí te amará siempre.

Anónimo dijo...

Eminentes filólogos e ilustrados lingüistas están a punto de conseguir el refrendo académico para la siguiente acepción de la voz "ángel" en el Diccionario de marras:
Ángelgonzález (del bable Angelín:Espíritu celeste, del coro de los años cincuenta, creado por los dioses para servicio y gloria de la Poesía, fomento de la Música y gozo de la Amistad. Úsase también como interjección admirativa y placentera.
Lo dijo Juan García Hortelano.
Y somos legión los que lo suscribimos.
M.Guilera

dvaya dijo...

Es el único poeta con el que he comenzado un poema riéndome y lo he terminado llorando.

Vicente Luis Mora dijo...

Excelente, Diego, como siempre.

Sandro dijo...

Todo mundo ha puesto este poema en los blogs, es que es precioso.

Isabel dijo...

Yo no sé tanto de poesía, pero me gusta la suya y me gusta el hombre porque, no olvidemos que detrás de lo escrito siempre hay una persona . No tuve la suerte de conocerlo pero me gusta leerlo y escucharlo.
Yo puse este poema en un blog sobre literatura.

¿CÓMO SERÉ…

¿Cómo seré o
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.
Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma. Y los ojos
-qué importa que no sean estos ojos-
te seguirán a donde vayas, fieles.

http://www.espacioblog.com/labana dijo...

Hola, te invitamos a que si te apetece te unas al pequeño homenaje que también le estamos rindiendo en nuestra página a este gran poeta: compartiendo en los comentarios algún poema suyo, unas palabras, lo que quieras.

Eterno ángel González

Muchas gracias y saludos.

Mara Torres Página no oficial

Vicente Luis Mora dijo...

Otro hermoso homenaje, el de Luna Miguel en Youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=UM8dboo8DgA

leo dijo...

¡Hola!
Llego tarde, pero quería sumarme a éste bonito homenaje que hacéis a Ángel González.
Un abrazo comunitario.

Anónimo dijo...

Hacía mil años que no entraba en este blog y me he encontrado con este homenaje, recuerdo o lo que sea. Antes de irme para otros mil años quiero decir que se ha ido una persona maravillosa a la que echaremos de menos y uno de los mejores poetas del siglo, al que no echaremos de menos porque ahí está su poesía para siempre. Alguien que nos ha hecho sentir tanto no se olvida. Inmenso Ángel.
Saludos.
JLP

Recaredo Veredas dijo...

Sin duda escribió poemas espléndidos.No siempre, pero nadie es capaz de acertar eternamente. En sus mejores obras demuestra una profundidad y una ligereza admirable. Saludos.

Nacho Montoto dijo...

Sólo tengo un homenaje para Ángel González:

----------e----------
---------s-o---------
--------e-r-a--------
--------a-m-o--------
----------r----------

David González dijo...

Saludos, Vicente. Me sumo al homenaje a Ángel González. Les dejo a todos una de las últimas entrevista que concedió en vida.

http://elhuecodelviernes.blogspot.com/2007/08/un-poeta-vivo-llamado-ngel-gonzlez.html

Ahí habla de la muerte:

"La muerte me parece una cosa necesaria e inevitable. Todos tenemos que afrontarla algún día y no sé cómo se reacciona ante ella. Ahora, a mí me preocupa más la muerte de los otros que la mía propia. Claro que la muerte de los otros nos va dejando muy solos, muy desamparados… y eso es lo que me angustia, fundamentalmente. No sé cómo voy a reaccionar cuando tenga la mía encima".

Un abrazo.

Jesús dijo...

Quizás éste no sea el foro adecuado para denunciarlo, ni siquiera el comentario proceda, pero me he "topado" casualmente con esta bitácora -¿se acepta el término?- y apenas he podido reprimir el impulso. A saber:
Estoy leyendo un libro interesantísimo titulado "El Cádiz de Las Cortes. La vida de la ciudad en los años de 1810 a 1813", de Ramón Solís, editado por Sílex (año 2000). Con este título huelga explicar su contenido, aunque sí me gustaría destacar su rigurosidad histórica y su prosa diáfana y fácil. Por así decirlo, el libro se bebe, o más exactamente, se bebería de no ser por la diminuta letra de imprenta elegida por la editorial. Es imposible avanzar en la lectura sin menoscabo de mi ya maltrecha vista. Por favor, señores editores, no nos lo pongan tan difícil los lectores. Desgraciadamente, esta costumbre se está imponiendo de modo irrefrenable.
Serán, supongo, las limitaciones del libro de bolsillo. Personalmente, pienso que este libro en concreto no merece tal trato.
Perdonen las molestias.