lunes, 18 de agosto de 2008

Novedades

No dejo de leer, pero no tengo mucho tiempo de colgar textos. Me limito hoy a anunciar dos novedades de otras dos editoriales independientes de mucho interés, con lo que quiero no sólo defender los libros y a sus autores, sino tanto o más a sus editoriales. Ediciones De Aquí, también conocida como E.D.A. Libros, dirigida desde Málaga por Francisco Torres, hace un trabajo serio y tenaz desde hace varios años, poniendo en circulación narrativas, ensayo y poesía de diversos autores. De gran noticia hay que calificar la salidad de la Poesía reunida de Sarah Kirsch, una relevante poeta alemana, en traducción de José Luis Reina Palazón.




Otra editorial a la que hay que prestar atención es Eclipsados. Desde Zaragoza y capitaneada por el poeta Nacho Escuín está ofreciendo poemarios muy variopintos, que van desde el realismo más duro de David González a la escritura blanchotiana de Alfredo Saldaña. Este último acaba de publicar en Eclipsados Humus, que es a mi juicio su mejor poemario. Los teóricos de la literatura disfrutarán buscando entre lineas referencias oblicuas a Blanchot y Derrida, entre otros, que en absoluto distorsionan o dificultan la lectura de este libro, transparentemente clara en su abstracción, algo difícil de hacer. En cualquier caso, estos títulos u otros, lean en verano, luchen contra la crisis del mercado editorial comprando libros de editoriales pequeñas como éstas, que son las que de verdad están sufriendo. Las cifras que se dan para justificar que se venden muchos libros en España están falseadas: quiten el millón de libros vendidos por Ruiz Zafón y se darán cuenta que todo lo demás es sufrimiento de las editoriales pequeñas. Apóyenlas, entre otras cosas porque en ellas reside la auténtica literatura, o al menos reside en ellas de continuo. Las grandes firmas tienen que publicar mucha basura para sostener el monstruo, limitando lo literario al 5 o 10% del catálogo. En estas editoriales pequeñas sucede justo al contrario, lo que quiere decir que si compran un libro de una multinacional tienen un 5% por ciento de posibilidades de acertar, mientras que si lo hacen de una de estas francotiradoras de la literatura sus posibilidades de acierto se elevan al 95%.

Si es usted un idealista, apoye a los pocos utópicos que quedan.

Si es usted materialista, apueste por los valores seguros. Producen beneficios toda la vida.

19 comentarios:

dvaya dijo...

Vicente, aplaudo el apoyo que siempre le has dado desde tu diario a las editoriales literarias -perdón por la aparente redundancia, pero tal y como está el panorama es necesaria-. No solo ante la actual situación se hace imprescindible que tengan un público más o menos fiel, sino ante la casi segura desaparición de las ayudas de la Unión Europea. Y lo digo sin ánimo de ser agorero.

raúl quinto dijo...

La situación es delicada, muy delicada. Ahora más que nunca es cuando hay que comprar esos libros, o empezar a tener la costumbre...

arsvocis dijo...

Yo tengo una manera inequívoca de no fallar en lo que escojo para leer, porque no me sobra el tiempo. Además de confiar en blogs como éste, voy a la librería de un amigo, un verdadero librero, y pequeño editor, y siempre me recomienda algo. Este verano he leído "El Mandarín" de Eça de Queirós, de la Editorial Acantilado, y "Cuentos de Muerte y de Sangre" de Ricardo Güiraldes, el padre del microrrelato, publicado en la colección Confabulaciones de la editorial Enéida. Ninguna de las dos obras son contemporáneas, pero son una lección para los que se dediquen, no sólo a leer, sino también a escribir. Vaya desde aquí mi total apoyo a las pequeñas pero combativas editoriales.

Anónimo dijo...

Estoy de vacaciones, asi que sólo leo libros de aventuras que son más de verano. Estos que usted dice no tienen pinta de ser de verano, seguro que dan mucho calor, no como los zafones que son como los frigopies. Además, io no los he visto incluídos en los artículos sobre lecturas fresquitas veraniegas de las revistas literarias.

Benjy, el poeta memo.

Anónimo dijo...

Jorge Herralde ya habló en su día de la "muerte súbita" de los libros, sin especificar editoriales, géneros o público potencial. Esta entrada sobre novedades me ha recordado una entrevista a J.M. Guelbenzu en la que decía que compraba libros no para leerlos de inmediato, si no porque así se aseguraba de no perderlos de vista para siempre (la cantidad de libros triturados, inencontrables es inmensa, y hace tiempo que sucede con libros más bien recientes en su publicación, aunque se trate de reediciones)Un saludo.

(En el blog de Care Santos, del
1 de agosto de 2008)

De cena con los amigos en restaurantes exóticos

Hace unos días cené en un japonés con una amiga editora que está puesta en economía. «La crisis», decía, «puede traer efectos muy beneficiosos al mundo del libro, ya que está comprobado que los pinchazos económicos perjudican, sobre todo, a los grandes gastos —hipotecas y demás, para entendernos— pero en cambio se genera un efecto rebote sobre los bienes baratos, como los libros. La gente no puede pagar 900€ de hipoteca pero sí puede gastarse 20 en el último título de un autor que le guste».
Anoche cené en un tailandés con otro amigo editor muy ducho en evoluciones del mercado editorial. «La economía española está herida de muerte», decía, «y el mundo del libro mucho más. Si la gente no puede hacer frente a gastos de 60€ —lo sé de buena tinta—, mucho menos van a poder gastarde 20€ en un libro de nadie, por mucho que le guste. Lo único que podemos es hacer es publicar poco, casi nada, y esperar que esto no se nos lleve a todos por delante».
¿Con qué postura debemos quedarnos?
Yo, particularmente, con la de Winston Churchill: «Un pesimista ve una calamidad en cada oportunidad. Un optimista ve una oportunidad en cada calamidad».
--
c.m.

Anónimo dijo...

Hola Vicente.

El libro de Tintín y el secreto de la literatura de McCarthy ya no es una novedad, como sí lo es la "retirada" del de Altarriba, pero si no lo has podido leer, te dejo el enlace -troceado para que quepa- de una reseña en The Quarterly Conversation:

http://quarterlyconversation.com/
tintin-and-the-secret-of-literature-
by-tom-mccarthy-review

Lo de Moulinsart con Edicions DePonent y Antonio Altarriba se puede leer en

http://www.lacarceldepapel.com

http://www.lacarceldepapel.com/2008/08/18/
otra-vez-con-tintin-y-el-loto-rosa/

http://www.lacarceldepapel.com/2008/07/07/
tintin-ya-no-vive-en-moulinsart/

Ahora no recuerdo dónde dijiste que tenías la lista de los chorrocientos libros "que cuentan" cada año por leer (hasta es posible que hayas leído la mitad de dicha lista, a estas alturas del año), ya tenemos unos cuantos más. Y los que quedan. Un saludo.
--
c.m.

Esther dijo...

En mi modesta opinión no se trata de lo que se puede pagar o no. Se trata de priorizar necesidades. Y de esto se desprende que, para la gran mayoría, la literatura no es una necesidad. Creo que culturalmente los individuos que se despiertan, trabajan, ven la televisión y duermen están algo dejados en cuanto a interés literario. Quiero decir, por poner un ejemplo, que a una mujer le parece una ganga comprarse un trapito de 18 euros y no se lo piensa, pero pagar 18 euros por un libro es inimaginable. Lo dejan para los regalos, pero llega un cumpleaños y ¿qué compramos? pues compramos Un mundo sin fin, o compramos La sombra del viento, o hacemos caso a esos interesantísimos artículos sobre literatura veraniega que poco o nada hablan de pequeñas editoriales, es decir, de buena literatura, todo son Silvas, Pérez Revertes o Murakamis. En fin, que no nos interesa la buena lectura. Lo queremos todo fácil. Que no haya que pensar demasiado. Y que haya muchas páginas. Seiscientas. Mil. Diez mil páginas. Por eso sí pago 18 euros. Qué le vamos a hacer. Yo, de momento, quiero salvarme. Por eso le leo a usted.

Vicente Luis Mora dijo...

Pues muchas gracias, Esther, con gente como usted, con esa determinación, entre todos echaremos una mano a esas editoriales pequeñas Las otras, las grandes, sobrevivirán gracias a los lectores de "letras de entretenimiento", como agudamente llama el profesor Germán Gullón a los libros del tipo Ruiz Zafón, brillantes como entretenimiento cultural y deficientes como arte. Saludos.

Raúl dijo...

Vicente apoya desde los poemarios inencontrables a los inauditos.

Un abrazo, raul perez.

Anónimo dijo...

Hola. Esta mi visita trimestral (ya sabes que no entro más que cada dos, tres o cuatro meses y ya tocaba). Veo que tu blog sigue teniendo ese aire culebrón venezolano; es como "Betty la Fea" o "Rubí": uno le echa un vistazo cada mil años y se pone al día porque la trama es la misma, no ha avanzado.
De las anomalías habituales en tus post hoy comentaré las dos últimas, muy brevemente. La primera, constatar que tu obsesión por Zafón no cesa. Por lo mismo, deberían quitarte el sueño Stephen King, Corín Tellado y Pascual Lafuente Estefanía, que siguen vendiendo. Relájate. Ellos no son la literatura, lo sabemos todos. Toma la pastilla. Así. ¿Mejor?
La segunda, eso de que en las editoriales pequeñas reside la auténtica literatura. Me troncho. ¿No será que en algunas de las grandes y en algunas de las pequeñas -y mayormente en pocas de las unas y de las otras- reside la gran literatura? Porque lo mismo se puede decir al revés: las grandes publican mucha mierda y las pequeñas también mucha, proporcionalmente bastante más, porque hoy en día cualquier freakie puede montar una pequeña editorial (cuajada de subvenciones) para sacar a sus amigos penosos. Y no lo digo precisamente por Eclipsados. Lo digo por la generalización abusiva. Pero la generalización abusiva y miope es tu especialidad. Mira que no se publica malísima, ínfima, detestable literatura, en las pequeñas editoriales. Eso sí: con el agradable atavío de lo marginal, de lo independiente, de lo desafiante... Y el más agradable del sello de la diputación o ayuntamiento.
Vicente, el papel de benefactor de las editoriales indie no te pega: pareces alguien disfrazado o alguien que quiere quedar bien desde el margen (¿¿el margen??).
Por lo demás, sigo apreciando tu esfuerzo, sigo apreciando la increíble aquiescencia acrítica (valga la redundancia) de tus lectores y acólitos y siguen llenándome de asombro y sano regocijo tus farragosas ideas sobre nuestra literatura contemporánea. Tenme entre tus más fieles lectores, aunque la mía sea una fidelidad trimestral.
Espero que este comentario no haya incurrido en incorrecciones y sea digno de ver la luz (lo envío, en todo caso, a otros amables blogeros). Y te envío, como siempre, un saludo afectuoso:
JLP

Vicente Luis Mora dijo...

Abrazos, JLP.

Anónimo dijo...

Siempre me sorprendes colgando mis comentarios. Abrazos también, y sinceros. Hasta dentro de dos o tres meses.
JLP

Anónimo dijo...

Supongo que el error JLP es entenderlo en términos absolutos. Cuando se habla de pequeña editorial, no se hace referencia a monte su propia editorial y publique todas sus mierdas por muy poco dinero o no renuncie a ser escritor, en esta caja tendrá todo lo necesario para montar una editorial y publicar lo suyo y lo de sus amiguetes, sino de la editorial que bracea con poco presupuesto, que lucha contra la adversidad frente a la bonanza de las grandes empresas. Un David de papel frente a un Goliat.

Benjy, el poeta acólito (y memo).

Anónimo dijo...

¿Quién es JLP? ¿Juan Luis Panero? ¿Jose Luis Pardo?

Vicente Luis Mora dijo...

Tras JLP está José Luis Piquero, un poeta asturiano de 41 años, nacido en Mieres.

Anónimo dijo...

Estoy en parte de acuerdo con JLP en lo de no idealizar las editoriales independientes y, por ende, no demonizar todo el catálogo de las otras. Mondadori es un buen ejemplo de catálogo digno en multinacional de la edición, en mi modesta opinión. Con Emecé(juraría que es de Planeta, ¿sí?)ocurre tres cuartos de lo mismo.
Recordemos que el éxito de Follet, Zafón, Rowling (¡viva J.K. Rowling!) etc. permite a escritores que venden poquérrimo publicar en esos mismos grupos editoriales. Digo. No seamos naifs.

Mercedes C.

Anónimo dijo...

Me adelanto a comentaristas malotes: sí, la piccola editorial en la que publico pertenece a una grandota.

Mercedes C.

Anónimo dijo...

Quién es JlP? Pero quién es Vicente?

Anónimo dijo...

"He de confesar que supe de José Luis Piquero por sus "cordiales" y episódicos enfrentamientos con Vicente Luis Mora en Diario de Lecturas...
http://juancarlosmarquez.blogspot.com/2008/07/jos-luis-piquero-y-eva-vaz.html