martes, 21 de diciembre de 2010

Books Ngram Viewer como instrumento de análisis literario







10 comentarios:

E. Renzi dijo...

Noto cierta ironía ¿o me equivoco?
Ojo, la visualización de datos y el "data mining" (perdón por el anglicismo) será la próxima gran teoría en literatura. Al tiempo. Sin que esto sea una declaración de su valor o su inutilidad.

Vicente Luis Mora dijo...

No hay ironía. Sí algo de prudencia. Vamos a examinar, si te parece, los cuadros que he realizado con el programa. Cuando empecé a hacer pruebas con él, me di cuenta de que había que utilizar el buscador cuidadosamente, puesto que mientras Shakespeare o Cervantes no son apellidos comunes, James o Vega sí lo son. De modo que si quieres saber la incidencia de Henry James en la última literatura inglesa (quiero decir, en la literatura inglesa escaneada por Google, lo cual es una importante precisión que hacer) hay que introducir “Henry James” y confrontarlo, por ejemplo, a “George Eliot”. El instrumento afina más con neologismos. Por eso quise comparar los términos “autobiografía” con “autoficción” (lamento que los gráficos sean tan pequeños, pero podéis descargároslos y abrirlos como imágenes), y, en efecto, se ve claramente que el término “autoficción” no existe en libros españoles hasta el año 2000. Aquí me di cuenta de que, para ciertas cuestiones, puede ser un instrumento operativo de análisis. Digo operativo y no válido porque, en primer lugar, Google Books Ngram Viewer funciona con los libros escaneados y no con todos los libros, y en segundo lugar porque se pueden producir disfunciones. Por ejemplo: imagina dos escritores de igual valor, de similar calidad literaria. Y luego pensemos que sobre uno hay un par de biografías escritas y sobre el segundo, porque ha muerto más tarde y están en redacción, no. No tengo claro que el inmenso número de menciones que habrá al apellido del biografiado en su libro no altere sustancialmente la búsqueda de Ngram Viewer al respecto, adulterando (sin mala intención) los resultados. Si las búsquedas pudieran acotarse más, por ejemplo: “incluir en la búsqueda sólo libros de crítica literaria sobre literatura inglesa anteriores al año X”, y aparcar así las biografías, por ejemplo, pues sería más claro.

Y coincido contigo en que la analítica es un instrumento valioso para la crítica literaria, pero que siempre hay que utilizar los números y los instrumentos con prudencia y recordar que, al final y al principio, lo más importante es siempre el texto. Gracias, Renzi, y saluda a Ricardo de mi parte.

logiciel dijo...

jaja, me recuerda a uno de los grandiosos personajes de 'Small World'.
saludos

Sofía Serra Giráldez dijo...

"Y coincido contigo en que la analítica es un instrumento valioso para la crítica literaria, pero que siempre hay que utilizar los números y los instrumentos con prudencia y recordar que, al final y al principio, lo más importante es siempre el texto".

No puedo estar más de acuerdo con esto que dices.
Vuelve a recordarme las prácticas en antropología literaria, algo que me trae en hervidero de sentimientos contradictorios (y es algo de lo que no debería hablar aún, pero en fin...)

Jorge Díaz dijo...

Lo he estado probando esta mañana y creo que con el tiempo puede mejorar, con otras funcionalidades que permitan restringir las búsquedas y también tener un acceso más específico a los resultados, no sólo esas gráficas, sino también las citas directas en los libros. Y también la posibilidad de búsquedas más complejas, como cuando pones comillas en google.

Alvy Singer dijo...

Menuda pillería se ha marcado usted, Mora. Y en los tiempos de Culturomics y demás.

Borja dijo...

Sea lo que sea esto, es una herramienta estupenda para dar un toque histórico extra a la crítica. Los números son números, pero los años no, ahí está lo interesante.

Javier dijo...

Buenas, Vicente.

Suerte a todos con el año que comienza. Las gráficas abren las puertas a un "análisis técnico" en la crítica (como en economía). Sería hasta divertido que se planteasen medias, medias móviles y ecuaciones diferenciales en estos temas. ¿Cómo serán los Steiner, Bloom y Eagleton del futuro más próximo? ¿tendremos a expertos en "fuzzy", redes neuronales, "data mining" o ecuaciones en derivadas parciales?

Javier

Vicente Luis Mora dijo...

Llevo tiempo diciendo, Javier, que el crítico no del futuro sino del presente tiene la obligación de saber acerca de muchas materias distintas. Tiene que ser, como los autores a los que estudia, una persona en perenne régimen de actualización intelectual. Gracias por venir y feliz año nuevo.

Javier dijo...

No conocía eso explicitamente de tu obra, Vicente. He leído Alba Cromm y tengo Pasadizos pendiente en la pila. No obstante, es una tendencia clara en tu blog. Me parece un paso natural y lógico. Hoy, quizá más que nunca, se deben difuminar ciertos límites entre "ciencias y letras" que son estúpidos, banales y eliminan un montón de posibilidades.

Un abrazo y buen comienzo de año.

P.D Escribo muy poco por aquí, pero vengo muy a menudo