lunes, 31 de agosto de 2009

Pedantwitter contra Twitter

Según parece, las lumbreras de una empresa norteamericana cuyo nombre mejor mantenemos en el olvido han realizado un estudio sobre las “conversaciones” que suelen tener lugar en Twitter. Estos grandes genios han descubierto que el 40% de los diálogos tuiteados son “cháchara inútil” frente a un ocho por ciento de mensajes que contienen “información de valor”. Y dicen que sus conclusiones son interesantes e inesperadas. Y con unos grandes titulares que vienen a decir que Twitter es una chorrada se han hecho conocidos en todo el mundo.

Impresionante, de verdad. Sin palabras me quedo. Twitter está diseñado para que la gente se diga en 140 caracteres máximo (menos que en un SMS normal) simplemente lo que está haciendo en cada momento. En la página personalizada de entrada, ya aparece arriba la pregunta “What are you doing?”, bien clara. Es decir, es una invitación a que las personas comenten entre sí las cosas que hacen, con un número de palabras mínimo. ¿Qué esperaban estas luminarias encontrar en los mensajes? ¿Claves para evitar el calentamiento global? Y, además, ¿qué problema hay con la cháchara inútil? ¿Es que fuera de Internet las conversaciones que solemos mantener son las que tenían Platón y Aristóteles en sus paseos por la Academia y yo no me he enterado? Las tardes en que estos investigadores van al supermercado a comprar verduras, ¿qué tipo de conversaciones tienen? ¿Y cuando charlan en los ascensores? Cuando están en su empresa y llaman al trabajo de su mujer, a última hora del día, ¿despachan la conversación con un “voy para allá, ¿compro algo de cena?”, o se ponen a divagar sobre física cuántica? No sólo todos, absolutamente todos, tenemos charlas inútiles a lo largo del día, sino que no hay ningún problema en ello y son más que necesarias para mantener la cordura.

La cuestión, y aquí reside el problema, es que no escasean quienes buscan denostar a cualquier precio los presuntos “descubrimientos” o “bombazos” que suceden en Internet, quitándoles importancia de la manera que sea. Que conste que yo no uso Twitter, pero no se me ocurriría insultar a un programa que relaciona todos los días a cientos de millones de personas, con el mismo nivel de superficialidad con el que nos relacionamos los demás fuera. Es inadmisible que se le pida a Twitter que genere por sí mismo inteligencia en sus usuarios, cosa que nunca se le había pedido a nada (digital o analógico) en la historia de la humanidad. Entre líneas ese estudio –y las noticias que lo acogen– están pidiéndole al sistema que sea no un canal de comunicación, sino un intensificador filosófico, algo que transmute en oro líquido las ideas de las pobres personas que han accedido al mismo. Twitter es culpable de no mejorarnos como humanos, de mantenernos tal y como somos, corrientes, cotidianos, insustanciales la mayoría del tiempo, como si tuviéramos obligación de ser sublimes sin solución de continuidad, según el precepto baudeleriano. Es curiosa esta nueva forma de luddismo, de tecnofobia, que exige a todo lo que venga de Internet unas prestaciones y una capacidad que no se le exige a nada analógico, a nada que haya fuera de la Red.

Twitter ha demostrado su eficacia para mantener en una relación superficial pero constante a personas, sobre todo mayores. Frente a otros programas digitales, es paradójicamente usado por personas de cierta edad. La razón la exponía hace poco un artículo del
New York Times: los adolescentes no quieren usar un programa destinado a comentar lo que hacen en cada momento: en realidad prefieren que eso no se sepa mucho para evitar la sobreprotección paterna y el control. Como agudamente ha entendido la publicidad estadounidense de uno de los gadgets del iPhone, que permite tener controlado mediante el Google Earth a otro usuario que lo acepte (Blackberry tiene otro big brother parecido), los hijos detestan que sus padres sepan en todo momento dónde están y qué hacen, y Twitter es el modo perfecto de conseguir una de las dos cosas. Para no tener broncas en casa por no aceptar como amigos a los padres dentro del sistema Twitter, prefieren simplemente estar al margen del mismo.

Twitter no es la penicilina, de acuerdo. Ni falta que hace. Tampoco va a ser un revulsivo para nada. La revista mexicana de cultura digital Picnic incluía en su último número un divertido artículo de Alonso Ruvalcaba titulado “Micropoética de Twitter”, donde el autor demostraba que no hay muchas razones para poner en esa red social nuestras esperanzas sobre el futuro de la poesía. Ni falta que hace, tampoco se creó para eso.

Del mismo modo que nadie usa una batidora para resolver problemas sociales ni le exige a su microondas que haga aparecer en su pantalla pensamientos profundos, no deberíamos exigirle a las redes sociales más que cumplan lo que prometen; esto es: que sean redes y que sean sociales; que funcionen informáticamente en red y que comuniquen personas. Cualquier otra exigencia de sabiduría habría que hacérsela a esos extemporáneos demandantes de profundidad.

No obstante, y al parecer con ánimo de que no se diga que los tecnófilos carecen de autocrítica o que no intentan mejorar, y para apaciguar a los genios de la empresa que hizo el estudio, se ha creado una nueva red social, llamada Pedantwitter, en la que sólo pueden participar personas con un coeficiente intelectual muy alto, o que tengan mucho dinero... Se puede acceder a Pedantwitter a través de la dirección www.¿EstánUstedesBebidos...org. Transcribo aquí una de las primeras conversaciones corales que han tenido lugar esta semana:


@dubitativa
¿Creéis que debería perdonar a mi padre por los malos tratos sufridos en mi infancia?

@gödel2.0
Galois pensó en la última noche de su vida que sólo 8 de las 24 permutaciones cumplían la restricción de que xsub1 + xsub2=0, y x1 y x3 y x4=0. ¡Qué tío!

@eztoezhorrorozo
dubitativa, no vuelques sobre tus progenitores la violencia recibida, saca de ti la culpa. Ven a mi consulta, 91 25566499983, tardes 20% descuento.

@sonlasdoceycuarto
¿Traduciríais los versos de Celan es gab / keinen Namen meh für / das, was uns trieb como ya no quedaba nombre / para lo que nos movía?

@picarona
Ay, que me tiene loca la Crítica de la razón pura de Kant, ¿podéis ayudarme con el análisis del sujeto trascendental, que tengo que ir a hacer la compra?

@crepusculo
Aquí estoy, comiendo una lata de atún e intentando decidirme sobre si es más útil la imagen-cristal de Deleuze o la imagen-tiempo de Didi-Huberman.

@conunKantoenlosdientes
Picarona, deberías comenzar por clarificar la perspectiva analítica sobre la que vas a operar; ¿en el marco de un debate ontológico o de u

@porreti
No me imagino una organización estatal que produzca la emancipación social y la igualdad económica de oportunidades al mismo tiempo.

@conunKantoenlosdientes
Coño, no seáis tan tacaños y poned más espacio disponible, que las frases suelen hacerse interesantes a partir de los ciento ochenta caracter

@conunKantoenlosdientes
cabrones


¡Guau! ¡¡¡Este Pedantwitter va a ser superpopular!!! Vamos, es que no sé cómo estos empresarios no se habían dado cuenta del negocio. Me alegro de que otros se lo hayan arrebatado. Voy a darme de alta ahora mismo. ¿Quieres ser mi amigo?



.
.

40 comentarios:

bydiox dijo...

Bueno, bueno ,bueno...

Para empezar me gustaría aclarar que yo no sé de dónde han sacado esos datos y qué consideran ellos información "de valor" (de hecho este es el punto central del asunto).

Quienes a estas alturas del partido se crean que Twitter es contestar a la pregunta de ¿Qué es lo que estás haciendo ahora? están "muy fuera". Como bien se ha visto con el rediseño de la página de Twitter de hace algnas señales, Twitter va encaminado más bien a ¿Qué es de lo que se habla ahora en la red? De hecho ahora mismo si entras en http://www.twitter.com pone exactamente Share and discover what’s happening right now, anywhere in the world. Y ahí está el mayor potencial, el poder saber en tiempo real de todo lo que se está hablando gracias a los "topics" (palabras clave de un asunto).

Pero volvamos a lo de la cháchara inútil... porque todo es relativo. Twitter es un medio de comunicación asíncrono y que rompe con el canal tradicional de la comunicación. Es decir, yo puedo seguir (hacer "follow") a alguien porque me interesa lo que dice (por ejemplo, @JavierCapitán) y él no tiene por qué seguirme a mí. Obviamente en el caso de mis amigos (o ciber-conocidos) pues sí que habrá esa reciprocidad. Y el que sea asíncrono permite que yo escriba a las 09:00 algo y que alguien dos horas después lo pueda leer sin problemas (sin que el mensaje se haya perdido).
Así que en realidad yo sigo -por regla general- a la gente que me interesa y su cháchara me parece útil y en el caso de que no me lo parezca estoy a un "clic" de terminar nuestra relación (no follow).

Twitter es la web que más crecimiento ha tenido en los últimos dos años y que ha cambiado un poco la percepción del mundo. Por un lado nos permite estar conectados siempre (escribir en blogs desde el móvil nunca ha funcionado... escribir en twitter... sí -a este respecto busca la conferencia en el EBE08 de Eduardo Arcos titulada "Adiós Pc, siempre conectados"-).
Y además Twitter ha hecho replantearse a Facebook su modo de funcionar (el rediseño que sufrió hace poco fue un giro hacia eso... y la compra de FriendFeed también).

Sobre el tema de la literatura / poesía en twitter, pues oye... ahí tienes a Alberto Olmos con su Algunas buenísimas ideas que el mundo se va a perder [por cierto, tengo que hablar de él] y dentro de su libro (iba a decir novela, pero no) te encuentras con páginas y páginas de tweets y que juntos construyen un mensaje cargado -al menos para mí- de literariedad.

En fin, que estamos en lo de siempre.... que no se puede criticar twitter si no lo has probado. Hace un tiempo bromeaba con una señorita (poeta) sobre Facebook y cómo los escritores han pasado de hacerse un blo... a las redes sociales (sobre todo Facebook) y que pronto tal vez darían el paso a Twitter. Vicente, ¿se anima usted a ser el primero?


P.D: Y técnicamente, Twitter no debería ser considerado una red social.

Vicente Luis Mora dijo...

Bueno, Bydiox, he dejado bien claro que no soy usuario de Twitter, algo obvio, y por lo tanto no estoy al corriente de los cambios que en él se producen. Estoy "fuera", como dices, porque no puedo estar "dentro" de todo. Pero que el lema tradicional de la red social (pues así es universalmente definida) es "¿Qué estás haciendo?" puede verse aquí, sin ir más lejos:
http://www.go2web20.net/app/?a=Twitter

Si últimamente lo han cambiado hacia espectros más ambiciosos, a raíz de su éxito, pues me alegro. Pero que esa era y es la idea principal me parece innegable. No porque yo lo diga, sino porque lo dicen algunos especialistas, como Pisani:

"El sitio invita a los que se registran en él a contestar a una sola pregunta: «¿Qué estás haciendo?». Las respuestas literales son legión, por ejemplo: «Acabo de perder el bus», o «Estoy comiendo un bocata». Si los blogs permiten publicar para millones de usuarios el relato de la vida de un gato, con Twitter podemos seguir cada minuto de su vida y mantenernos informados del momento en que se rasca, ronronea o engulle su comida" (Francis Pisani y Dominique Piotet, La alquimia de las multitudes. Cómo la web está cambiando el mundo; Paidós, Barcelona, 2009, p. 66).

Espero que no se me pida saber más que Pisani, que vive de sus conocimientos sobre Internet y es tenido por experto a escala mundial.

Me alegro de que con el éxito los creadores de Twitter se hayan venido arriba, y ahora intenten que sea el medio por el que circulan las ideas sobre la red. Y menos mal que mi post era defendiendo Twitter, en vez de atacando, que si no me da miedo pensar qué hubieras escrito...

De todas formas, lo suyo es que en vez de atacarme a mí, Bydiox, te animases e hicieses la reseña del libro de Olmos (con el que quiero hacerme cuando vuelva a España) para la sección "Firma digital invitada" del blog. Así tu aportación y tu energía, en vez de ser negativas, podrían ser positivas y hacer un discurso de defensa -que es lo difícil- en vez de un discurso de ataque. Tienes las puertas del blog abiertas, ya lo sabes. Un abrazo y gracias.

Juan Murillo dijo...

¡JA! Buenísimo tu post. Twitter es una idea pasmosa, spam al que uno se suscribe, spam hecho de pelusa de ombligo para colmo, por lo menos el original hablaba de sexo.

logiciel dijo...

Relacionado con Twitter:

//www.idg.es/pcworld/Los-spammers-se-aprovechan-de-Twitter_-Iran-y-el-n/doc82042-actualidad.htm

Durante las manifestaciones de Irán fueron una herramienta decisiva para difundir algo de información.Como todo, depende de para qué lo uses.

Saludos

Juan Carlos Márquez dijo...

Una pregunta para los expertos: ¿existe alguna diferencia esencial entre Twitter y Facebook?

Benjy, el poeta memo dijo...

¿Una red social? ¡y mucho más! es la comunicación. A mí, me encanta decirle a mi novia lo mucho que la quiero... si no es por Twitter yo no sé... el día que le pida matrimonio será el más feliz de mi vida.

Juan Murillo dijo...

Aún más, ¿existe alguna diferencia entre Twitter y el email?

raúl quinto dijo...

nunca he usado twitter, pero ese pedantwitter (si son reales los ejemplos que pones) es la monda, me he partido la caja a reir.

no creo que haya buscarle los tres pies al gato, pero resulta que los departamentos de las universidades de medio mundo están llenos de personajes que se dedican a buscar esos tres pies cuando ni hay gato ni na. Ese estudio sobre twitter qu remarca lo obvio es un ejemplo.

Lo ideal sería crear un haijintwitter donde sólo se pudiera contestar con pequeños e incisivos jaikus.

un saludo.

Ana dijo...

Muy divertidas las conversaciones de Pedantwitter.

Anónimo dijo...

Supongo que el problema radicará en el tiempo que uno le dedique a ese tipo de comunicación al parecer insustancial.También sería un drama que uno se tirara todo el santo día hablando sobre el tiempo que hace o sobre el mejor Barça. ¿No será que la crítica a este tipo de redes se debe a que el lenguaje utilizado en ellas es el escrito, lenguaje que durante cientos de años se ha asociado a la creación literaria y filosófica, y a que este lenguaje se ha democratizado y se ha hecho público?

P.D: quiero pensar que @picarona está además @buenorra.

Un saludo

Oche.

Sergi Bellver dijo...

Nada en el básico Twitter que no suceda en los estados (lo mismo, el "¿Qué estás pensando?") del algo más "complejo" Facebook: la pedantería extrema, la "normalidad", el buen humor, la utilidad, la inteligencia y la estupidez se dan en las mismas proporciones que en TODAS partes. Con una salvedad: a menudo, si es un amigo tuyo el que suelta la pedantería o la gilipollez, no sólo no se lo dices sino que hasta le jaleas en público. Cosas del animal gregario a veces que somos.

Anónimo dijo...

a ver si me aclaro: el señor mora ve que su blog ha perdido fuerza en verano y decide hablar de algo que está de moda. la excusa para ello no es nada literaria y se refugia en un estudio que ha visto en la edición digital de algún periódico español. en el fondo el artículo del señor mora dice que twitter es una tontería y los lumbreras que han hecho ese estudio no han hecho nada más que aclarar lo evidente. y llega el primer comentario y le argumenta de forma clara el funcionamiento de la herramienta web. y mora en lugar de entablar un diálogo para intentar llegar a la antítesis se refugia en el tono con el que está escrito el comentario. ?acaso importa la forma cuando el fondo merece la pena? qué pena.

Vicente Luis Mora dijo...

Ay, qué cruz. En primer lugar, el Sr. Mora habla de tecnología desde los inicios mismos de este blog, en realidad desde bastante antes. En segundo lugar, el Sr. Mora no dice que Twitter es ninguna tontería (aprenda a leer, se lo ruego), sino que es una red social y una herramienta útil de comunicación. Y en tercer lugar, el Sr. Mora no se refugia nunca, sino que da siempre la cara, con su nombre y apellidos, no como otros.

Y ahora, si tiene algo inteligente que aportar al tema, estamos esperándole. Ardientemente. Saludos.

Naxos dijo...

Hola!!

No criticaré el hecho de que no sepas ni tengas ninguna experiencia en twitter, ni mucho menos que no tengas ni la práctica ni el know-how de aquello que se puede lograr activamente con él. Aún así te anticipo que no saberlo no es disculpa ni te da razón ni pretexto. Yo tengo casi tres años tuiteando y te puedo asegurar que puede ser un intensificador filosófico en muchos sentidos, sobre todo si usas los lentes ontológicos adecuados para entender el componente virtualque se pone en juego en estos entornos.

No sé si ello implique una gran preocupación para los gobiernos o el Estado, etc, eso vale poco. A mi juicio no estás planteando bien la cuestión tampoco: twitter es todo social y tiene qué ver con la creación de territorios existenciales compartidos. Ahora bien no es tanto de preocupar qué se tuitea (ahí tanto tú como el estudio del que no das referencia se equivocan): lo que puede llegar a ser inquietante tiene que más bien qué ver con la pregunta ¿quién?

¿Quién tuitea? ¿a quien sigue? ¿quienes lo siguen? etc. Twittear, replicar, reTwittear, dar #FollowFriday, así como la posibilidad de bloquear, desbloquear, mandar mensajes directos, y privatizar la cuenta son factores que con un uso inteligente pueden movilizar conexiones bastante activas que pueden por demás vincular el nido con una muchedumbre indiferenciada, o una multitud diferencia de personas singulares que tienen mucho qué decir.

La creación de nichos existenciales y de territorios subjetivos es la clave. Pero todo esto implica un uso immersivo del entorno y de sus estratificaciones sociales: twitter no es la ñoñeria de superficie que se encuentra en el FB, ni la cajita egolométrica y confesionaria que se da en los blogs, como la que acá se escucha. Si quieres date una vuelta por mi blog y estudia mi caso. En fin. Saludos.

Vicente Luis Mora dijo...

¿Lo ven? ¿Ven la diferencia entre un rebuzno y una disensión razonada? Así da gusto. Mientras que el anónimo de las 8.43 -que creo saber quién es por el estilo de escritura- suelta su bazofia sin haber ni siquiera entendido el texto, Naxos lanza una objeción de peso, razonada, que agrega ideas al debate, en vez de majadería.

Naxos, gracias por tu aportación, de verdad. He estado mirando esa extraña fiesta deleuziana que sosteneis en http://moleculartwitterparty.blogspot.com/, y parece que para algunos, en efecto, Twitter sí ha funcionado como intensificador filosófico. Pero, querido amigo, que algunos le hayáis sacado punta al invento no significa que Twitter naciese para hacer experimentos a partir de Rizoma o Mil mesetas, que es lo que yo estaba diciendo. Su destino original no era filosófico, aunque es estupendo que pueda serlo. Lo mejor es escuchar siempre al creador de las ideas, en este caso Jack Dorsey, el fundador de Twitter, que creo que algo tiene que decir sobre lo que es Twitter. A la pregunta de "¿Qué es Twitter", su creador contesta: "Un servicio que te conecta con tu gente, que responde a preguntas de lo que estás haciendo en ese momento mediante el teléfono móvil, la web, la mensajería instantánea y a través del correo electrónico. Te permite estar en contacto con tu gente en tiempo real" (http://www.elpais.com/articulo/portada/Mister/Twitter/elpeputeccib/20080117elpcibpor_1/Tes) Nada de filosofía, por tanto, en los orígenes. Aunque me alegro infinitamente que haya acabado apareciendo con el tiempo, repito.

El uso que se le da a una herramienta digital la dignifica o la empobrece. Quien usa Twitter como vosotros lo hacéis, Naxos, lo hace mayor y mejor, lo hace crecer, lo desarrolla. El que entra en Twitter y dice, al estilo de los trols que vienen por aquí de vez en cuando: "el mundo es una mierda y tu blog también", empequeñece Twitter y lo banaliza. Creo que estarás de acuerdo conmigo en esto.

Por lo demás, nada que objetar: has demostrado algo que yo nunca negué, ni para Twitter ni para ninguna otra herramienta de Internet: que cuando las cosas se usan bien, de forma creativa y con inteligencia, se convierten en instrumentos de conocimiento y de difusión de ese conocimiento. Gracias por tu aportación, Naxos, y me comprometo a ahondar en vuestro mundo molecular y experimental. Saludos y gracias.

Blumm dijo...

Tengo mi propia y simple teoría que a mí, me interesa: twitter y Facebook, son los ejemplos, sólo son sumideros donde se pierde el tiempo.

Ya está. No tengo nada más que decir.

Saludos.

Buen post!

Vicente Luis Mora dijo...

Blumm, respeto tu opinión, aunque a mí Facebook me ha hecho tener contacto con mucha gente a la que aprecio y a la que no puedo ver, ni tampoco llamar, por la distancia. Cada uno tiene que ver qué necesita, y actuar en consecuencia: yo sé que quiero y necesito tener contacto con los míos y saber de ellos. Saludos.

Naxos dijo...

Gracias a ti. No me queda más que recomendarte que abras tu propio twitter -si es que así lo deseas-, y que veas si te funciona. saludos

Vicente Luis Mora dijo...

No, gracias a ti. Y te confieso que si no me la he abierto, es por pura y simple falta de tiempo. Ya no puedo llevar más cosas para delante.

Si alguna vez paso por el DF, voy a México a menudo, intentaré localizarte para que me cuentes más sobre estos interesantes proyectos de comunicología que desarrollas. Un cordial saludo.

Vicente Luis Mora dijo...

Por cierto, un curioso artículo sobre "twittergrafía"

http://www.nytimes.com/2009/08/03/opinion/03schott.html?_r=4&partner=rss&emc=rss

Amaia dijo...

Jajaja,Vicente,así es la vida.Desde luego reírse un poco de este tinglado que supone la vida es cuando menos necesario,ya que estamos colgando y gravitando sin más,habrá que quitarle hierro al asunto,para no enfermar más que nada.Lo superficial es no entender que como bien dices,no se puede estar ahondando día sí y día también en lo que se supone trascendental e importante,que no es precisamente lo que ayuda a vivir sino a todo lo contrario.Y respecto al conocimiento por sí mismo,cuando van a arriesgarse a invertir un poquito más de dinero para que funcione mejor:la educación,la investigación,etc...son nuestros talones de Aquiles.
Así que no queda otra:me voy a vestir,hoy toca pantalones,llueve¿cojo o no cojo el paraguas,ser o no ser?jajaja.
Un placer reírse bien de buena mañana,gracias Vicente!

Francisco Javier Torres dijo...

Yo propongo ya para el Ignobel a estos estudiosos del Twitter. A ver si cuaja desde aquí su candidatura. Saludos.

Juan Carlos Márquez dijo...

¿Qué hay de malo en perder el tiempo? ¿No es perder el tiempo la forma más sutil y eterna de ocio?
A mí facebook me ha servido para "charlar" con amigos de una manera más directa (yo quedo con amigos a través de facebook, por ejemplo(algunos andan por aquí)y obtengo primeras explicaciones o contestaciones sobre determinados asuntos, pero también me sirve para conocer muchas iniciativas culturales y mucha gente, escritores con los que voy intimando, editores, lectores, letraheridos, etc. Además tiene una ventaja frente a los blog: es posible eliminar a los "amigos" indeseables con un sólo clic.

Vicente Luis Mora dijo...

Por cierto, hoy publica El Periódico de Catalunya una entrevista con Jimmy Wales, el fundador de Wikipedia, quien dice asistir preocupado al crecimiento de Twitter, porque a su juicio se está haciendo sin consciencia ni análisis por parte de sus creadores: "Creo que Twitter puede estar extremadamente equivocado sin un grado de reflexión meditada que lo acompañe", dice Wales. Puede que sean celos o puede que sea una opinión razonable. El tiempo lo dirá.

Anónimo dijo...

Twitter es una perdida de tiempo.

Sergi Bellver dijo...

Para Naxos (y tertulianos, claro):

Dices "twitter no es la ñoñeria de superficie que se encuentra en el FB, ni la cajita egolométrica y confesionaria que se da en los blogs".

Hombre, me parece reducir de manera casi tiránica las posibilidades de cada herramienta, ya que casi le das carta de naturaleza a cada una, cuando la deriva final está en los usuarios y no en las aplicaciones. Y es que sólo estamos hablando de eso, de herramientas. Personalmente, y si me equivoco, recomiéndame lo contrario, Naxos, no me he abierto una cuenta en Twitter porque ya tengo bastante con atender Facebook y Blogger. Cuestión de disponibilidad.

En general tu razonamiento y exposición es respetable, pero te comento esto porque me parece, no ya injusto (que me daría igual, no cobro comisión de Facebook ni de Blogger) sino incierto lo que dices en ese punto concreto.

He visto y sufrido bitácoras (o "blogs") de la más absoluta vacuidad intelectual. Y me parece bien, cada uno pierde el tiempo como quiere. En Facebook hay una aplicación muy útil, que empleo bastante, que te permite ocultar a usuarios o, sobre todo, algunas de sus actividades, si te incordian con alguna tontería, cancioncilla o post-it, pero la sangre no llega al río y no deseas borrarles (de momento).

Pero en Blogger y en Facebook he encontrado y encuentro cada día cosas, personas e iniciativas que están muy lejos de cualquier "ñoñería de superficie" o "cajita egolométrica": páginas de crítica literaria como la de Vicente y muchas otras, de creación, de debate, técnicas, de diseño, de divulgación, etcétera. En Facebook mantengo contacto con amigos "del mundo real" y hago contactos tanto personales como profesionales, gracias a los cuales a veces he conseguido libros descatalogados, montar un taller de escritura en otra ciudad o hablar directamente con escritores, editores y libreros acerca de su trabajo, entre otras mil cosas.

Red social y útil, si empleamos bien la herramienta. Y en ese sentido, no dudo que Twitter también pueda serlo, en manos de gente con ganas de aportar y compartir algo.

Entre abrir una maldita galletita de la Fortuna en Facebook o mantener un animado intercambio de correos con un escritor con el que te terminas tomando una caña, que cada uno elija, pero yo encuentro las dos cosas en los mismos sitios.

En todas partes. Y en las mismas proporciones, como ya dije.

Saludos a todos.

pd: Vicente, yo también me huelo al anónimo ese, que he tenido que sufrir alguna vez y que no es en absoluto anónimo en su Blogger, en su Facebook y en su Twitter. Tal vez me equivoque, pero como dices, su estilo "garbancero" le delata. Creo que además de la posibilidad de filtrar comentarios o de permitir sólo los de firmas reconocibles, debería implementarse una aplicación en cualquier página (Blogger, Facebook, Twiter, Wordpress, etcétera) que permitiera reconocer la IP de quien interviene. No por ningún afán "orwelliano" a lo 1984. Simplemente por un elemental sentido de justicia: nosotros firmamos y nos exponemos en cada página.

Vicente Luis Mora dijo...

Sergi, gracias por tu comentario. Respecto al anónimo, creo que no hablamos del mismo, en todo caso da igual. Se anulan solos, no te preocupes. Saludos.

Benjy, el poeta memo dijo...

A mi me gusta twitter porque puedo decirle a mi novia que la quiero ¿lo he dicho ya?

Y justo da para un verso. La medida es perfecta.

Dama, dama, bella dama, dame canela en rama.

muy lorquiano, no?

Manuel G. dijo...

Llevas bastante razón, hay un gran puritanismo entre muchos intelectuales con esto de internet que me recuerda a posturas religiosas puritanas; son grandes virtuosos de no sé qué, despreciadores y censores.

Pero por seguir con la comparación religiosa, también hay otra postura contraria, que podría ser la misionera o proselitista de internet y otras tecnologías, que me parece la otra cara del mismo fenómeno. Hechas la una para la otra.

La tecnología no te hace ni más ni menos virtuoso; yo creo que sería algo neutral. La usas y ya está; a mi me deja frío.

logiciel dijo...

Yo creo que cada cosa tiene su utilidad o su aplicación en su momento y su circunstancia, o en quién las utilice y para qué.

Hablo por mí, claro, pero bastante trabajo tengo en encontrar momentos o fines de semana libres para quedar con la gente que quiero ver como para arañar horas extras delante de una pantalla. Y lo que tengo muy claro es que no me interesa nada recuperar amistades infantiles. Si dejamos de vernos, por algo sería. Sigo viéndomes con algunos amigos de la infancia. Pero no por eso me voy a cargar las relaciones virtuales. Por supuesto que no, ya sean filosóficas o absolutamente banales.
saludos

logiciel dijo...

Ah! Se me olvidaba! El messenger sí que lo utilizo para hablar con amigos que viven fuera (suena retro,pero a mí ya me vale)

Ana dijo...

Hola,

No he utilizado twitter y puede que lo que pregunte sea una tontería pero esta frase de Benjy me ha hecho pensar:

"A mi me gusta twitter porque puedo decirle a mi novia que la quiero".

Mi pregunta es: ¿es esto normal en twitter?¿Lo realiza la gente habitualmnte? He entendido por novia no el inicio de una relación sino el desarrollo, consolidación de la misma.

Me ha parecido interesante y me ha recordado el libro de A. Giddens "La transformación de la intimidad. Sexualidad, amor y erotismo en las sociedades modernas".

Juan Murillo dijo...

Este diagrama de Venn define a Twitter perfectamente, creo que concordarán:

http://kk.org/ct2/2009/08/social-media-venn.php

Juan Murillo dijo...

Me pregunto si ese video que pusiste será tal vez un anuncio pagado por los inversionistas de Twitter, y si debo confiar en los datos que ofrece.

Vicente Luis Mora dijo...

La mayoría de los datos citados en ese vídeo son ciertos; hay otros que no he contrastado, pero los índices de penetración de las redes sociales, por ejemplo, son reales. Gusten o no -a mí me gustan-, las redes sociales han llegado con fuerza y están aquí para quedarse, al menos unos años.

Respecto a Kevin Kelly, es un buen principio para entrar en el ciberespacio pero después hay que seguir... Saludos, Juan.

bydiox dijo...

Ya veo que la discusión ha dado mucho de sí, aunque mi fiebre (¿gripe A?) no me permite ahora hacer un comentario demasiado interesante, únicamente entraba para contestar dos cosas y a ver si después tengo tiempo de comentar un par de cosillas más.

@Vicente: Creo que es la segunda vez que dejo un comentario que se interpreta con un "mal tono" y desde luego que no lo es. Simplemente me sorprende que años después se repitan las mismas cosas sobre twitter (porque sí, hay comentarios tipo "Estoy escribiendo en twitter") y claro, el valor de esos comentarios no vale nada.

@Juan Carlos: Sobre Facebook / Twitter: No es lo mismo el estado de FB que lo que uno pone en twitter. Sí se pueden conectar las dos cuentas pero al menos la mayoría de la gente que conozco no lo usan igual. La mayor diferencia es que si tienes tu perfil público cualquiera puede ver tus últimos tweets o insertarlos en tu blog, etc. mientras que en Facebook tienes que estar registrado (bueno, supongo que depende de las opciones de configuración).

La "gracia" de twitter es poder usarlo no únicamente frente al ordenador, sino también paseando por la calle (desde tu móvil) o ahora desde tu consola (al menos la Xbox 360 en su última actualización lo incluye, creo que la PS3 también, pero ahora no estoy seguro), etc.

La conversación en twitter es lo más fluido que existe y yo recomiendo a todos mis amigos que se hagan una cuenta y que lo prueben un tiempo a ver si les gusta... y la mayoría lo ha acabado usando.

Anónimo dijo...

Malinowski, a principios del siglo pasado, escribió un artículo muy interesante ("El problema del significado en las lenguas primitivas") sobre eso que algunos llaman "cháchara inútil" (un artículo que podría considerarse como el origen de los trabajos posteriores de Firth y la gramática sistémico-funcional de Halliday). Según Malinowski, esa "cháchara inútil" es la función primitiva del lenguaje (tejer y reforzar las redes sociales). Pero bueno, lo que quería decir es que si Malinowski estuviese haciendo su estudio hoy en día, en lugar de haber estudiado la "cháchara inútil" en las islas de Oceanía lo estaría haciendo seguramente en Twitter, Facebook, etc. Lo que pasa es que a la Academia le asusta meterse en estas historias.

Vicente Luis Mora dijo...

Alguien comentaba lo de la veracidad de datos del vídeo: en el último Muy Interesante hay un reportaje sobre Twitter, en el que se cita el dato de que el número de usuarios ha crecido en el último año ¡un 1.300%! Saludos.

aquiyahora dijo...

el problema de las herramientas de internet(hablo de sus caracteristicas,no de sus usos,que seran siempre relativos),es la posibilidad de un "clic",a la migracion otra plataforma mas adecuada(generando una aceleracion sustancial con el correr del tiempo de redes que quedan en el retraso(ejem: hi5));otra caracteristica a resaltar es lo efimero y volatil de este sistema(este tema es mas general y no solo se aplica a redes sociales),eso a mi personalmente me pasa con ciertos temas en los cuales hay "superabundancia de informacion" o simplemente es inexistente,ademas de lecciones pasadas con respecto al hecho que internet(como elemento),tambien migrara a algo mejor(internet 3.0.1 u otro nombre como lo que paso con arpanet en los 90),y eso si sería mas dificil de sobrellevar.....lo dejo a debate de todos los lectores presentes en este tema.
Saludos

P.D:El twiter al igual que cualquier elemento de internet u objeto tecnologico de estos tiempos "envejecera" rapidamente...lamentablemente para los que lo usan(me baso en la historia del internet hasta hoy)

Anónimo dijo...

Twitter y politica en Letras Libres: http://www.letraslibres.com/blog/blogs/index.php?title=la_generacion_twitter&more=1&c=1&tb=1&pb=1&blog=5