martes, 20 de enero de 2009

Blumenberg y La legitimación de la Edad Moderna

39 comentarios:

Vicente Luis Mora dijo...

Bueno, me ha parecido interesante aprovechar un reciente viaje para comenzar una serie de reseñas o comentarios visuales de libros.

Los dos primeros que he grabado son un poco bochornosos, la verdad. Está todo improvisado: improvisé sobre la marcha lo que decía, se hizo con cámara sin trípode, sin micrófono, con ruidos de fondo y pasando gente por los alrededores. En fin, un desastre (y eso que este ha quedado mejor que el otro que grabé, y que apenas se oye sin cascos). En próximas entregas intentaré mejorar los resultados, ensayando un poco antes lo que voy a decir (o simplemente pensándolo un poco, en vez de lanzarme a improvisar), y ayudándome de algún complemento técnico que mejore la transmisión. Saludos a todos.

Hautor dijo...

Enhorabuena, Vicente. Me has dejado sin habla. Hablando de Hans Blumenberg en medio de ese paisaje. Lo leí hace muchos años y siempre he pensado que debería volver a él. Interpretaré tu vídeo como una señal.

Vicente Luis Mora dijo...

Conviene que lo hagas -volver al libro- porque en la entradilla dice: "2º edición corregida y aumentada", por si te sirve de estímulo para la relectura.

Respecto a la idea, quizá estemos ante los comienzos de la Mutant United Trash Anti-National Television (M.U.T.A-N.T.)... (aquí carcajadas tipo Dr. Maligno).

Hautor dijo...

Me he explicado mal. Cuando decía volver a él, me refería al autor. No he tenido la suerte de leer este libro.

Estoy deseando ver el segundo capítulo de la serie. No me pasaba algo así desde 24 horas.

Vicente Luis Mora dijo...

ja ja saludos, Hautor.

Nacho Montoto dijo...

Muy buena idea Vicente. Me parece estupendo que dinamices y lleves hasta este punto audiovisual la crítica literaria. Felicidades por ello.

Saludos.

Vicente Luis Mora dijo...

Hay que aprovechar las nuevas posibilidades, Nacho. Gracias y un abrazo.

Esther dijo...

Creí que hacia mitad de su grabación, en ese desértico Alburquerque (¿), terminaría levitando...

me encantó conocer ¡su voz! su deje cordobés... se le ve muy cómodo frente a la cámara.

más libros, más libros... :-)

Juan Carlos Márquez dijo...

La idea es buena, pero los medios, por lo que se ve, muy limitados. La grabación, pese al paisaje, tiene un aire de video doméstico de viaje de novios. Te lo comento antes de que, tras los piropos, abandones tu carrera literaria y te lances a filmar a los caminos. Pero con los medios técnicos y humanos adecuados sería una alternativa a la crítica tradicional, una renovación que ya comienza a darse en Página 2, por ejemplo, aunque la selección de libros comentados suela ser bastante bochornosa. Pues eso, que se te ve a gusto con el desierto a la espalda y el vaso de café familiar sobre la mesa. Gracias por compartir tu experiencia.

Anónimo dijo...

Hola Vicente:
¿Pero tú no estabas acabando la tesis? Eso sí que es procrastrinar, viajar a Monument Valley… con un todo un Blumemberg (te habrá servido para la tesis, seguro que no como doorstopper, o también) Ciertamente esto sí que se acerca a “una crítica (…) en tiempo real”. Ya lo dice José Luis Brea: "El artista es un productor de directo" Por eso me parece muy divertido que lo cuelgues, es como decir “¡sin manos!” cuando apenas vas en bici, pero probar, a pesar de todo. Deberías colgar el otro, aunque no se escuche nada en absoluto. Ahora ya sabes que el viento es uno de los peores enemigos de las palabras, al menos las que son grabadas. Y el libro parece que vale mucho la pena.

Supongo que la biografía de las disoluciones ya se encontrará en sus estadios finales de revisión de erratas, por lo que no me extenderé más sobre la sociedad como tecnología –ya leerías el comentario, claro-, pero si te interesa algo en particular, se puede escudriñar por diversión un rato.Un saludo.
--
c.m.

Anónimo dijo...

Verte en ese paisaje me ha recordado a Ansel Adams.

Anónimo dijo...

Qué buena idea. Ya tenemos a VLM en el Youtube.

Conocí a ese autor en la facultad, en el contexto del debate sobre la secularización que mantuvo con Löwith. Rcuerdo su defensa de que la ésta aportaba "un novum" frente a la idea de Löwith de que la dinámica de la secularización respondía al mismo esquema de redención que la religión tradicional. Habrá que echarle un ojo. Gracias por recordarlo.

(Oche)

Anónimo dijo...

Muy interesante, todo. Para mí especialmente el comentario sobre la noción misma de saber, y el paso del saber como "infusión divina" a la "pulsión de conocimiento". Así da gusto.
Eloy

Miki dijo...

Me ha encantado. El sitio increible y una buena oportunidad de oirte en vivo para los que hemos podido verte poco en conferencias y charlas. Ojalá en el futuro nos regales más video-reseñas como esta. Eso sí, si haces síntesis tan útiles y digeribles de libros tan exigentes, no me extrañaría que pronto te hicieras famoso entre los chavales que estudian filosofía (Ei, tío, ¿te has leído el que nos mandaron de Blumenberg? No, pero está en el blog de Mora ¿Qué Mora ha hecho un video de ese libro? ¡De puta madre!) No me extrañaría que algún trolecillo te acuse de torpedear el fomento a la lectura:-D. Un saludo.

Vicente Luis Mora dijo...

Juan Carlos, soy el primero en reconocer que la técnica es bochornosa y los medios limitados. Prometo mejorar.

C.M.: este viaje ha sido una pausa médica porque si no la tesis acababa conmigo. Ya queda poco... Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Hola Vicente. El vídeo es total. Los bajos medios técnicos es lo que para mí le da más interés, como un glamour de la precariedad, en el fondo muy punk, el "hágaselo usted mismo". Mi máxima es: toda carencia de medios técnicos se suple con imaginación y algo de talento.
Sobre el libro, muy interesante, son cosas que hemos comentado muchas veces, que aparecen dispersas en otras publicaciones, y que ahí, por lo que dices, están en píldora.

Gracias.

Agustín

logiciel dijo...

Me sobra el vaso de plástico y el libro de pie. Me quedo con el wild desert. ¡Así cualquiera!

Vicente Luis Mora dijo...

Lo del punk me ha molado, Agustín. Aquí se hace todo gratis, by the patilla, pero se intenta dar la mayor calidad de la que somos capaces, sin cobrar a nadie por ello. Cada vez me interesan más los modelos de cultura gratuita, abierta, para todos. Por eso intentaremos hacerlo mejor, no la próxima vez -que ya dije que el vídeo es aún peor que este, sólo se oye con auriculares-, pero sí la siguiente... Abrazos.

P.D.: aclaro lo que he dicho antes, para que nadie se llame a engaño ni me achaque en el futuro que yo defendía "solamente" la cultura gratuita. Creo que hay una cultura por la que se puede cobrar, incluso por la que se DEBE cobrar (nadie discute el precio cuando paga la entrada por ver a Nacho Vegas, a Bob Dylan, a Plácido Domingo o al grupo punk del barrio, ¿verdad?), y defiendo en consecuencia que yo pueda cobrar de vez en cuando por lo que hago.

Pero también, a la vez, y sin contradicción ninguna de principios, creo que los creadores podemos también (y quizá debamos) contribuir de vez en cuando gratuitamente, sea con un fin benéfico (por ejemplo, cuando Neil Young o Sting tocan gratis en conciertos a favor de las víctimas de las hambrunas o de los efectos de los huracanes), o sea por la creación de cultura per se, o por el mantenimiento de un estado cultural de cosas. En este último sentido, por ejemplo, desarrollo, sin beneficio alguno y con muchísimo gasto personal -de tiempo y de esfuerzo, que valen para mí más que el dinero- este blog. Le dedico más tiempo -mis editores lo saben, mis amigos escritores pueden atestiguarlo- que a mi propia obra literaria. Mucho más tiempo. Infinitamente más tiempo. Eso no quiere decir que lo considere más importante que mi obra; simplemente son sectores diferenciados de mi actividad cultural. Que no cobre nada por esto no quiere decir que no pueda cobrar nada por aquél; creo que es mi derecho decidir eso. Lo que se hace constar a los -futuros- efectos oportunos. Saludos a todos.

Alvy Singer dijo...

Oiga, haga videoposts sobre arquitectura. El paisaje que le rodea en esta estupenda entrada es abrumador, terrible. Si algún día se anima con la arquitectura y la abstracción desértica, que sea en este formato.

El resto, tomamos nota, fielmente.

Juan Carlos Márquez dijo...

Que le dedicas muchísimo tiempo a este blog, Vicente, es indudable, pero tu esfuerzo tiene su recompensa: en sus campos del saber es el mejor, al menos es el mejor de los que yo conozco, que no son pocos.

Libertariano dijo...

Vicente, emocionante el vídeo. En primer lugar, para un fordiano de estricta observancia. En segundo lugar, por esta maravillosa recuperación de la oralidad que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Espero que no te moleste la compañía, pero desde que Carlos Pumares ejerce de crítico audiovisual me está costando leer textos de otros críticos, tan monocordes...

También emocionado por oir hablar, tan bien, de Blumenberg, uno de los grandes "reaccionarios" alemanes. No pensaba echar mano de él para inspirarme en las lecciones que voy a empezar sobre la Ilustración y Kant, pero después de escuchar tu recensión (¿habra audio-libro, video-libro? me pregunto) voy a volver a esa cita con la que lo iniciaba. Espera que busque... Sí:

C’est curieux comme le point de vue
diffère, suivant qu’on est le fruit du crime ou de la légitimité.

Y es un libro siempre tendría que empezar con una brizna de humor.

Respecto a la realización, se escucha bastante bien pero sugeriría no mover el plano mientras hablas, más allá de algún ligero y suave zoom, porque distrae un tanto. Hay que ser austero. El modelo de los Straub-Huillet, tan espartanos.

Un abrazo

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias por el piropo, Juan Carlos.

Santiago, te agradezco los consejos (sobre cine y cámaras sabes infinitamente más que yo), aunque la comparación con Pumares me ha puesto la piel de gallina ;) Un abrazo.

cgamez dijo...

No he leído a Blumenberg pero parece muy interesante. Tenía entendido que la relación entre secularización y revolución científica se debía a una lucha por la autoridad del conocimiento. Me explico: los filósofos naturales, apoyados en cierta medida por el nuevo poder económico emergente de la burguesía, se ven capacitados para independizar su actividad del yugo teológico propiciado desde Roma y trabajar sin necesidad del visto bueno de la Iglesia. Ahí se produce la ruptura (empezando por Copérnico, que era religioso y astrónomo a la vez) que conllevará la separación de la filosofía natural de la teología (como predicó Bacon). A fin de cuentas, los astrónomos musulmanes habían obtenido resultados parecidos a los de Copérnico y habían postulado un modelo geocéntrico, sólo que éste iba dirigido a la pequeña comunidad de astrónomos árabes, sin pretender enfrentamiento alguno con el poder religioso-político, a diferencia del caso europeo.

Meto este rollo para preguntar si Blumenberg va por aquí o sus tesis se dirigen en otra dirección (sería interesante ver el contraste).

En todo caso, felicidades por el formato. Si lo hubieras escrito lo hubiera leído igual pero así se me ha hecho más ameno (también me gustaban el punk y lo cutre de joven). De hecho, me ha parecido que estaba en directo en una tertulia en la que nos comentabas la lectura (estaré envejeciendo muy rápido, que ya vivo mis propias alucinaciones?).

Un saludo.

Manuel G. dijo...

Interesante el nuevo método. Todos los blogs deberían tomar nota. Da para mucho...comentarios, diálogos, charlas, paseos, performances...

A ver si un día nos sorprendes con un comentario en el Cañón del Colorado, o en una reserva Apache... (están los Mescaleros y los Jicarillas ¿no?).

Libertariano dijo...

Naturalmente era una broma :-) Por cierto, se puede consultar por Internet el índice y un poco más

http://www.elboomeran.com/upload/ficheros/obras/la_legitimizacion_de_la_edad_moderna.pdf

Lástima que la Casa de citas que le dedicó Gual en Claves no esté asimismo disponible...

Vicente Luis Mora dijo...

Manolo, el otro vídeo, que pondré una de estas semanas, está rodado no en el Gran Cañón, pero sí en el Glen Canyon, próximo a éste, aunque ya en Utah y no en Arizona, si no recuerdo mal (en 4 días hemos conducido por 4 Estados, y necesitaría mirar el mapa para estar seguro). Estuve en el Gran Cañón, pero el panorama no me dejaba ni hablar, sólo podía quedarme de pie, paralizado, callado y mirando en silencio. Suena un poco cursi, pero cualquiera que haya estado allí sabe perfectamente lo que digo.

Carlos G., Blumenberg va por ahí... y por veinte sitios más. Ya te digo que el libro tiene no un propósito, pero sí un resultado, casi exhaustivo. Pero el lugar de preeminencia, como además creo que corresponde, no se lo da a Copérnico, sino a Bacon, que es el fundador del método científico moderno. Ya hablé de esto un poco en la ponencia que colgué aquí, expuesta durante el congreso "Mutaciones" en junio del pasado año. De todas formas un profesor de una universidad norteamnericana me mandó el otro día un interesante artículo -de 46 páginas- que creo aborda también estas cuestiones, y que -si puedo- me gustaría comentar o resumir más adelante, en este hilo de comentarios o en un post aparte. Pero tendrá que ser dentro de un tiempo, ahora mismo no doy más de mí (he visto por ahí que algunos escriben "no doy más de sí", pero algo me suena raro en esa expresión). En todo caso, Carlos, creo que te interesaría el libro mucho. Saludos.

Revertiano dijo...

Bueno, pues me uno a la sincera claque: la idea de comentar en esta forma es magnífica, interesante, motivadora.
Una duda me asalta. ¿Cómo un jersey bien gordo de cuello alto en pleno desierto? En cierta ocasión, una amiga que vive en San Francisco me explicó que en California nunca sobra en pleno desierto (hasta la primavera) una cazadora, ya que las temperaturas son suaves. Es que en las películas siempre se ve a los vaqueros (antes) o a los automovilistas (ahora) en manga larga por esos lares.
¿Procede una explicación al respecto por tu parte?

Vicente Luis Mora dijo...

La explicación es simple: hacía un frío de dos pares de jerséis. No me puse el anorak para grabar, pero tampoco me hubiera sobrado. Esa zona de Utah está bastante alta sobre el nivel del mar (como Albuquerque, 1700 m), y por tanto las temperaturas no son tan ardientes como en un desierto sahariano. Eso sí, en estas zonas -Albuquerque incluido- en verano te tuestas a base de bien. En Arizona en verano la temperatura puede llegar a 50º a la sombra con facilidad. Saludos.

Revertiano dijo...

Por último, sólo recordaré que en Utah se desarrolla buena parte de la trama del "Estudio en rojo" de Arthur Conan Doyle (Holmes, o'course). Un paisaje sugestivo, un marco aterrador con unos personajes abocados a la violencia y la represión. Un encanto.

Manuel G. dijo...

No me lo perderé.

Hay otro sitio, los "Bad Lands".... he visto fotos increibles. Aunque en Guadix hay zonas casi iguales, pero no sé porqué, la gente no lo vemos con los mismos ojos; quizás por el cine.

Más que la imagineria de los colonizadores, siempre me atrajo aquello por las culturas indias, muy bien estudiadas en norteamerica.

Por otro lado, me parece que sería algo insuperable si hicieras una de esas "defensas de la modernidad" en una reserva Apache. Eso no te lo iba a poder igualar nadie. Y ya, si le sacas alguna palabra, o entrevista, a un Apache, tu blog iba a pasar a la historia...jejeje...Eso todavía no lo ha hecho ningún blog ni escritor español moderno o postmoderno. Aprovecha que puedes allí en las varias reservas Apache que tienes al lado.

En fin, una idea.

Vicente Luis Mora dijo...

He tenido la suerte de ser invitado por dos Presidentes (ya no se llaman Jefes, como en las pelis) de sendas reservas de indios Pueblo a sus celebraciones anuales. No están abiertas a extranjeros, ni siquiera a norteamericanos. Sólo se puede ir invitado. El Presidente, después de los bailes, te sienta a comer a su propia mesa, con su familia. Hay que comer de todo, incluida una carne con chile rojo, deliciosa... pero que es lo más salvajemente picante que he probado en mi vida. Si no tomas algo pueden considerarlo una ofensa, de modo que se me saltaron hasta las lágrimas. Antes no tomaba picante, pero en Nuevo México el chile es, por ley (en serio, hay una ley estatal expresa) la comida nacional. Así que donde fueres, come lo que te pongan por delante. Volviendo a los indios, las dos experiencias allí -más la visita a otras dos tribus, los Pueblo de Santo Domingo y los Ácoma- han sido de lo más interesante que he tenido por aquí. Algún día escribiré sobre esto. Hacerles una entrevista lo veo difícil; en varias reservas está prohibido el uso de cualquier tipo de cámara, ya sea de fotos o digital. Tienen sus propias leyes -y su propia policía- y no conviene contravenirlas. Ya veremos. De momento, les tengo demasiado respeto y admiración para pensar en "sacarles" algo. Aprendí mucho en esas visitas. Nunca he visto tanta serenidad en nadie como vi en aquellos rostros. Me dio mucho que pensar sobre el concepto real de sabiduría. Puedo hacer algo más interesante que grabarles: traducir alguno de los poemas de uno de sus escritores más representativos, a ver si puedo uno de estos meses. Saludos, Manuel.

cgamez dijo...

Pues nada, lo leeremos para ampliar perspectiva y esperaremos el artículo (sin estrés) y los nuevos vídeos.

Un abrazo.

Jesus Andres dijo...

El comentario estupendo. Gracias.

El libro a la lista de tareas pendientes.

Ese lugar, espectacular, no lo conozco.

El Grand Canyon, coincido, sin palabras. Estuve en Bright Angel, desde Flagstaff.

(Colocar el libro en vertical establece un paralelismo con las formaciones rocosas también verticales y un recorrido visual triangular entre la roca central y el libro pasando por la cabeza. Ese triángulo es un hallazgo! En nuestra mente el libro se carga de la solidez de la roca. El vaso de usar y tirar, no solo no aporta, sino que va en contra del recorrido visual y del trasvase de significado. Un breve espacio entre la cabeza y la roca habría mejorado la imagen. Una estupenda foto fija, contundente como un haiku).

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias por los comentarios, Jesús, porque tú sabes de esas cosas. Mejor triangulación la próxima vez, I promise. Saludos.

Manuel G. dijo...

Llevas razón, era un decir. Pero podrías hacer una entrevista p.e a un escritor indio que quisiera...

Veo que has tomado contacto de lleno con esa realidad. Que no sé porqué, a pesar de parecer tan importante dentro de la realidad de cada estado (en algunos más que otros), con muchas reservas indias y de gran extensión), luego en lo que proyecta USA hacia afuera no existe, ni en el cine, ni en la literatura... la última palabra la dijeron las películas del oeste: los indios fueron exterminados por el séptimo de caballeria. No se ha actualizado esa visión. A ver si alguien lo arregla.

El otro tema es la gran variedad de tribus. Yo reconozco que me dejo llevar por la mitificación de los Apaches. Pero es que realmente un pueblo tan pequeñito ha grabado a fuego una figura mítica tremenda en todo el globo, por algunos hechos contados en las películas. ¿Por qué no tanto los bereberes, los Mapuches, o los afridis...?... y sin embargo el Apache es hasta el nombre de un helicóptero temido que precede por antonomasia a la destrucción. ¿No es curioso?. Pobres Apaches. O por lo menos, han dejado huella.

logiciel dijo...

Puede que Hollywood haya tenido algo que ver, Manolo.

A mí personalmente los berbers es un pueblo que me apasiona.

Saludos

Isabel dijo...

Hola, aunque me gusta más leer que ver vídeos, este lo he visto, no conocía a este autor y es interesante lo que dices. Y ya que la imagen suscita tantos comentarios, me gustaría opinar que tu exposición tiene la frescura de lo no demasiado preparado y yo lo prefiero.
Gracias por informarnos.

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias por tu opinión, Isabel. Saludos.

luna dijo...

es una crónica marciana.