jueves, 5 de febrero de 2009

Decira Nómalo responde al Rengo Wrongo de Riechmann

Esto no es, evidentemente, una reseña de Rengo Wrongo (DVD, Barcelona, 2008), el último poemario de Jorge Riechmann. La reseña verá la luz en Quimera uno de estos meses. Lo que sigue es la respuesta a ese poemario que un comentarista de este blog, bajo el seudónimo de Decira Nómalo, me ha enviado.

Me comenta "Decira" en el mail que sus fragmentos son una “respuesta bienhumorada”, no tanto al poemario de Riechmann, como a ciertas opiniones de Rengo Wrongo, el protagonista del libro, “a quien –añade Nómalo– no debería confundirse del todo con el propio Riechmann”. Confieso que no entiendo muy bien a qué se refiere Decira Nómalo con eso, pero en todo caso aquí están sus reflexiones, escritas en un tono jocoso e imitando el estilo de Wrongo.

Como todo el interesado en la poesía de Riechmann sabe de mi confesa admiración por la obra de Jorge, y de mi afecto por su persona; y ya que en este poemario el autor se permite ciertas dosis de humor y de crítica digamos “generacional”, incluyendo a otros comentaristas o lectores habituales de este blog (citado expresamente en el libro), creo que no es irrespetuoso por mi parte ceder mi espacio al señor o señora Nómalo, como firma digital invitada, para que exprese su opinión al efecto. Al final de su mail, el señor o señora Nómalo me ruega mediante postdata: “Dígale a Riechmann que mis imposturas son fruto de una mala educación posmoderna y mis incorrecciones trasuntos de la admiración, pedestre y brutal, pero sincera, que le profeso”.



ESQUIRLAS PARA RENGO WRONGO

Por Decira Nómalo


Jorge, tú dejaste de ser Jorge
para ser Wrongo, yo dejo
de estar wrongado para ser
Nómalo.

Decira Nómalo.

*

Nómalo dice:
esto me ha gustado:

“A los poetas
Que de verdad empuñaron un revolver
-Wrongo piensa en René Char
o en Roque Dalton-
no se les ocurriría fantasear
con que la poesía fuese
ningún arma cargada de futuro”

La poesía, en efecto,
no es ningún arma,
ni un alma,
ni una ama.

Y sólo está cargada
-si es buena-
de dudas.

*

Dice Wrongo que quienes atacan
la poesía panfletaria
“¿se paran a pensar que en general
redactar un buen panfleto es tan difícil
como escribir un buen poema?”

El paria Nómalo dice:
¿Se paran los panfletarios
a pensar si es un poema
el lugar de un buen panfleto?


*

Luego Nómalo se responde:
Riechmann suele hacer
las dos cosas a la vez
y le salen bien
las dos cosas.
En los demás supuestos,
habrá que ir -como dicen
en Derecho Penal-,
caso por caso.

*

Nómalo saca a pasear
al Vikram Babu de Jesús Aguado:

“Como hormigas en fila:
un yo que se disgrega
necesita encontrar un agujero,
una envoltura,
un nombre,
eso que ufanos denominamos mundo.

Vikram Babu pregunta:
¿tú también?”


Wrongo responde:
pues sí, qué pasa.

*


Nómalo escribe postales
desde los aeródromos al poeta
Agustín Fernández Mallo,
sonoro octosílabo
y poeta sonoro.
En ellas le dice:
¡manda jamón,
que aquí es delito!

*

Díselo a las ambulancias,
piensa Nómalo
al leer:
“el automóvil asesino
es arbitrario innecesario necio”


*

Nómalo se pregunta
si la poesía es respuesta,
y al no tener respuesta
atisba que es sólo
hacer preguntas
para nadie.

*

¿Un buen poeta es raro?

*

No raro, a Nómalo
le parece extraño.

*

Nómalo ha construido
una jaula
de un solo barrote.

Ha introducido en la jaula
a una cucaracha
y -sin demasiada
sorpresa por su parte-
ha comprobado
cómo la cucaracha
se ha quedado
a vivir
en el barrote.

*

Escribe Wrongo:

“La poesía que
-como dice don Pablo
García Baena- es
misterio y precisión”

Delicious, enough
responde Whitman.

*

Nómalo pasa
frente a una cámara
de seguridad.

Se santigua
y canta una saeta.

*

Critica Riechmann
la posmodernidad
y luego inventa
a un Wrongo
como personaje,
en posmoderno juego.

¿A la cervantina?

Hum.

¿Y la parodia?

*

El libro abierto
en un descuido
incendia la cortina.

Nómalo se queda
-cubeta de agua en mano-
admirando el fuego.

*

Una lección ética
con visos de superioridad moral
es oblicuo reconocimiento
de la falta
de ética propia.

No es una denuncia
contra nadie.
Sólo un recordatorio.

*

Haiku mutante


La luciérnaga
se lanza contra el faro.
Ojos cerrados.


*

Wrongo, no luches contra el pop:
la foto de la Pangea primitiva
antes del derrote continental
es
igual
que el monstruo de Alien.

Los huevos de rana
imitan a las cúpulas de Utzon.

Y los fractales
parecen decorados
de películas camp
de los sesenta.

Esos extraños
retornos naturales del coma
profundo que a veces pasan
y las sobrevivencias al infarto
son el márketing de la vida
para mostrarse como bien valioso.

La Naturaleza
es afterpop, Wrongo.

Respira, consúmela.

*

Saber si la fisura en el Dasein
deja o no hueco
para la trascendencia,
manque inmanente:
eso es lo único
que cuenta,
pensaba Nómalo
camino del strip-club.

*

Wrongo aconsejaba:

“(…) sólo
cuando estés más allá de tedio y diversión
echa mano del lápiz
y anota entonces
sólo una palabra”.


Riechmann, 47 libros,
no estaba ese día
oyendo a Rengo.

*

Nómalo no quiere ir a Marte,
a no ser
que tenga aparcamiento
con su nombre.

*

Nómalo ha colgado
La “Guía de bolsillo
para la crítica de poesía
contemporánea

de la página setenta y dos
junto a su foto preferida
de Paris Hilton
y su átomo de uranio radiactivo
de la suerte.

*

Nómalo piensa:
la poesía debe escribirse
como se conduce
por una autopista
atestada.
Con los ojos al frente,
pero todos los sentidos
detectando
inconscientemente
cualquier leve
movimiento
de los demás.

*

El cojo Rengo
es la lesión
que hay en nosotros.

*

Un Quevedo posmoderno.

*

Nómalo confiesa
que una vez su mente
le dijo

la relación más larga
que has tenido
fue contigo mismo


y que escucharlo
le dejó
hecho cachos.

*

Nómalo lee:

“Wrongo piensa / en las suyas oficinas: / trenes lentos, cafés con puerta giratoria”

Y piensa: qué coñazo,
con lo bueno que está
el expreso del AVE.

Luego sigue leyendo: “sobresaltos sin disfraz, hospitalarios paréntesis, / un zumbido de mosca insumisa, / sépalos verde esmeralda”.

Y dice: a eso sí.

A eso sí me apunto.

*

Mientras ella duerme,
Nómalo escribe un aforismo
en la espalda de su mujer.
Todas las noches
debe rescribirlo
a oscuras,
y en ello
cree ver
una especie
de metáfora.

*

Nómalo se lanza al ruego
-al ruego, no al ruedo,
aunque quizá también-
y dice muy bajito,
para que nadie le oiga:
a ver si en vez de jugar
a ver quién es más
de una bandera concreta,
alguien aporta de una vez
una idea, una sola
y puñetera idea
que ayude a mejorar
las cosas

Alrededor, silencio
y vacas soportando el cielo.

*

Le pregunto a Nómalo
A qué ha venido eso.

Me mira y me pregunta:
¿cuál es tu idea?

Después, silencio
y vacas contemplando
el horizonte.

*

En la dialéctica de Wrongo
entre el vino y la coca-cola,
Nómalo está (como Wrongo)
a favor del vino.

En la dialéctica de Wrongo
entre Eagleton y Baudrillard
Nómalo está, también,
a favor del vino.

*

Todo lo mutante es monstruoso,
vivo, anómalo.

*

Wrongo dice que las novelas
se acaban, pero que los poemas no:
que los termina el lector
mientras que los novelistas
dan sus mundos por terminados
con un punto final,
y otro punto de suficiencia.

Nómalo dice
desde su mundo errante
y su prosística duda:
las novelas, Wrongo,
sólo se acaban cuando los mundos
descritos en ellas se habitan.
Hasta entonces son caligrafía.
Y, desde entonces, casas.

*

Nómalo,
en el sueño,
abre una puerta
y hay tras ella
otra, cerrada.
La abre y hay
otra, cerrada.
Detrás hay
otra, cerrada,
y sigue abriendo
hasta que una
está abierta,
y sale, por ella,
a la vigilia.

*

Nómalo pone
un mail a Satanás:

Cuando llegue Wrongo,
que no entre
hasta que yo llegue.


*

Comprendo de pronto
la enorme distancia que hay
entre pensar y aportar,
entre actuar y aportar,
entre criticar y aportar,
entre escribir y aportar.

Me pregunto cuál es
mi idea.

Alrededor,
silencio,
prados sin vacas.


.

.






71 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues vale.

Anónimo dijo...

Wrongo y Nómalo,
Epi y Blas.

Firmado: La cucaracha del barrote, hecha cachos.

Lupui dijo...

Con lo serio que pareces, Mora. Original el dialogo. ¿reponderá Wrongo?

Anónimo dijo...

Sr Riechmann, ha perdido a un buen lector de su poesía. ¿Cómo se le ocurre publicar esos ripios?.

Sólo serían ridículos si vinieran de otra persona, pero viniendo de alguien que se postula a sí mismo como príncipe de la ética correcta y contemporizadora, son además decepcionantes. Muy decepcionantes.

Recuerde que nada hay peor que dar una imagen y desvelar más tarde que era mentira, eso, y no otra cosa, es el puro capitalismo que usted constantemente denuncia. Es traicionar la confianza.
La mía, como lector, la ha traicionado.
Créame que lo siento.


José Luis (Málaga)

Vicente Luis Mora dijo...

Hombre, José Luis, no creo que sea para ponerse así. No entiendo por qué dices que los poemas de Rengo son contrarios a la ética de Riechmann, más bien son una continuación de la misma con todas las consecuencias. De hecho, hay una sección del poemario que se titula "Rengo pelmazo", donde se aborda de nuevo la ecología, y cuyo autocrítico título hace precisamente referencia -entiendo- a que Wrongo sigue defendiendo la postura que Riechmann ha mantenido durante años. Si no te importa, me gustaría, por curiosidad, saber a qué te refieres cuando dices que el autor se / te ha traicionado. Yo lo veo muy fiel a sí mismo. Saludos.

Juan Carlos Márquez dijo...

A mí me es indiferente si se traiciona o se viste de lagarterana, pero el poema o lo que sea es soporífero.

Raul G dijo...

Yo, igual, prefiero el vino.

Anónimo dijo...

Qué poco me gustan los comentarios de Juan Carlos Márquez.

Vicente Luis Mora dijo...

Venga, hombre, haya paz. Todo el mundo tiene derecho a opinar. Lo mejor sería aportar, en vez de destruir. Si crees que lo que hace Márquez es destruir, no caigas en el mismo error; aporta, para diferenciarte de él. Y si crees que Márquez aporta, pero en un sentido distinto al que tú defiendes, sostnén entonces tu opinión. Bueno, es sólo un consejo, pero lo cierto es que es la actitud que prefiero y a la que me gusta encomendarme, obligándome a mí mismo a cumplirla. Creo que a nuestro panorama intelectual le sobre agresividad y le falta discurso (hablo en general, no de nadie en concreto), le sobra violencia y le falta pasión, le sobran palabras y le faltan ideas. Se soluciona pensando, cada uno en la medida que pueda (yo no puedo una mierda, pero intento mejorar). Saludos a ambos y tranquilidad, please.

Alvy Singer dijo...

En la dialéctica de Wrongo
entre Eagleton y Baudrillard
Nómalo está, también,
a favor del vino. "

Estos son los versos clave de este excelente poemario: la cata de vinos como corolario a una vida ínfima y tal vez imperceptible de verdaderas experiencias, pero la experiencia para Eagleton es, de un modo no exactamente ateo, una sobriebedad, del inglés (esorbity), intraducible. ¿Quién no ha pensado en un cosecha vigo leyendo Simulacra and Simulation? La disposición de las frases de Baudrillard revela un interés apasionado en la evocación de imágenes densas y poderosas.

Lo que está claro es que este poema es largo como un discurso y discursivo como un virus contagioso lírico.

Anónimo dijo...

¿Y de verdad que ustedes lo han entendido? Como me digan que sí, abandono la literatura para siempre y mis poemarios dejarán de estar, irremediablemente, en las grandes superficies. Con lo bien que huele el queso Philadelphia.

Benjy, el poeta memo

Oche Zamora dijo...

Si yo fuera Riechmann y alguien, cualquiera, se tomara la molestia de escribir esto, sí que me sentiría satisfecho. Aunque fuera en contra de mi naturaleza de poeta.

Todavía tengo novelas en la cabeza, en la cabeza como poco, que no tienen pinta de acabarse nunca.

A mí sí me gustó el libro de Riechmann, esto lo complementa. Ambos poemas son como dos llamadas de atención complementarias. Esto creo que es necesario.

Y ahora hay que rascarse donde pica. Diga Rorty lo que diga.

Saludos.

Juan Carlos Márquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

riech mannn

rich man

rima

ri

r

.

Vicente Luis Mora dijo...

Ay, Juan Carlos, qué poco te hubiera costado poner un poco de grandeza y no responder con insultos. En fin, es tu derecho. Saludos.

Juan Carlos Márquez dijo...

Razón llevas, Vicente. Borrado queda. Me reservaré los insultos para la gente con nombre y apellidos.

Vicente Luis Mora dijo...

Te lo agradezco. Saludos.

Daltónica dijo...

¿Alguien dijo Dalton?

Cuando estoy a solas, que es casi todo el tiempo, retumba: "El corazón sin tus manos es mi enemigo en el pecho"

Esther dijo...

¿Por qué la gente se enfada tanto? no entiendo nada ¿es esto lo que provoca la literatura?

Vicente Luis Mora dijo...

Es la crisis, Esther, que nos pone a todos atómicos. Saludos.

Anónimo dijo...

Sí! Aportar. Aún a riesgo de desconcertar.
Saludos.
Jesús Andrés.

Antonio Jiménez Paz dijo...

Hola Vicente & company:

He saltado de la silla delante del ordenador al leerme una y otra vez este último post. Y te explico: en principio (entiéndase, porfa, lo que quiero decir con lo siguiente)no me interesa tanto el libro de Riechmann como lo que dice Decira Nómalo. Y me vuelvo a explicar: el libro que me ha parecido perfecto es el que contuviera exactamente lo que tú has colgado (y si hubiera más, sería de putamadre). Eso sí que sería para mí, por utilizar un símil, el gran canción del verano, es decir, el libro de poesía del año. Me ha parecido fantástico ese trenzamiento. Y por eso he pegado un respingo en mi silla. Sencillamente, porque me ha dejado flipando de encantado.
Y ya aparte, no entiendo la incomprensión y las naderías que han respondido el resto de bloguistas tuyos, donde consideraba hay tanta gente refinada Francamente (uy, qué adverbio más recalcitrante), me ha parecido fantástico, genial, casi divino.

Ana dijo...

Yo creo que el enfado no lo provoca exclusivamente la literatura ni la crisis como dice Vicente, sino más bien la costumbre generalizada en muchos ámbitos de buscar no el intercambio de puntos de vista diferentes, el diálogo.. sino encontrar a alguien que te confirme y reafirme en lo que tu piensas. Todo esto acompañado de un considerable aumento del tono de voz en algunos casos.

Yo creo que la causa principal es el miedo que se tiene a reconocer los errores (que como decía Vicente en un post anterior son el eje fundamental de la educación intelectual). Este miedo a reconocer que podemos equivocarnos nos bloquea en el reconocimiento de puntos de vista distintos al nuestro.
Por ejemplo, me gustó bastante que en "últimos comentarios especialmente relevantes" pusieras lo de "Ibrahim sin contemplaciones". Me gustó el hecho de resaltarlo pero también me gustó la ironía del título que le pusiste.

Saludos,

pd: ¿No hay cita del mes de febrero?

Vicente Luis Mora dijo...

Ana, ahora que lo dices, es curioso que prácticamente solo el administrador del blog reconozca que se equivoca de vez en cuando, y los comentaristas (casi) nunca. Interesante apreciación. Colgaré en breve la cita de febrero, gracias.

Antonio, se va a notar que he hecho el prólogo a tu último libro, "Casi todo es mío" (Baile del Sol, 2008). Más información en el blog de Daniel Bellón:
http://www.islasenlared.net/casi-todo-es-mio. Disimula un poco ;))) Un abrazo.

Antonio Jiménez dijo...

Qué va, Vicente. No, no, no.
Si en realidad desde el comienzo casi siempre te he atacado. Pero yo ataco en el sentido que no estoy de acuerdo, lo que pasa que quien no me conoce parece que muerdo, pero qué va al final soy yo el que pago las copas a todos mis "enemigos".

Pero apartado eso de que hayas el prólogo a ese mmi librito ( que te agradezco tu riesgo) lo que he dicho en mi anterior comentario. Para que se me entienda: es la primera vez que en todo tu blog (en la medida que he podido abarcarlo que me ha alucinado el resultado. Fíjate si soy ingenuo: todavía no caigo si el Decira Nómalo eres tú, alguien que te envió eso o podría incluso ser el mismo Riechmann. Yo he leído todo eso tras tu introducción de arriba abajo y me he quedado de piedra, pero piedra conmovida -lo que ya es difícil para una piedra.Nada verlo me dieron ganas de ser el autor de ese trenzado (y digo trenzado porque no sé qué demonios es esto). Pero estoy fascinado, no sé si seré tonto o qué, o incluso un advenedizo escritor a mi cuarenta y tantos. He descubierto algo que siempre he deseado, pero -créeme, créanme- hoy ser´ñia mi ideal literario como autor. Yo no entiendo, aunque leí tu introducción bien el asunto, pero digo voy a leer "esto" y me he quedado fascinado. Así de simple, como un niño. Cambio mis 6 libros por este (igual que en una película 6 caballos por una yegua). De verdad.

No es adulación, porque es que ni siquiera sé quién es el otro Riechmann, el que "contrapone el discurso.

Y te advierto, Vicente: si vuelves a hablar de ciertos personajes y defenderlos como hacías unos años para atrás te caigo encima de nuevo con todaas las de la ley. Te hayas dignado escribir mi prologuillo y me hayas compuesto todo un CD en mi honor. Yo no sé jugar a esto.

Pero repito, no entiendo, como la mayoría de la gente no tiene/no sabe nada qué decir ante esto.

Y una idea: ¿por qué no se ponen de acuerdo y publican un libro que esta historia trenzada y de contestaciones mutuas.... Para mí es maravilloso,... Es que no tengo más palabras.

¿Es que estos comentaristas-blogueros son los fuertes de tu espacio? Si esto fuera así y aquí nadie dijera nada más que esto les digo de antemano que me han desilusionado, y sin yoísmos pero con amor propio, que se pongan a la cola de mí, yo tan humilde.

ES MAGNÍFICO
¿Pero es que nadie se da cuenta?

Ya está.
Abrazos

Juan Carlos Márquez dijo...

Bueno, bueno, tampoco hay que exagerar, que este nunca ha sido el blog ¡hola!¡holita!.com de Net Flanders. Yo ni me enfado ni me dejo de enfadar, pero si algo no me entusiasma lo digo, exactamente igual que cuando me gusta.

Juan Carlos Márquez dijo...

Sorry, quise escribir Ned, no Net.

logiciel dijo...

Divino, no sé, pero gracioso ha estado un rato. A mí me ha gustado.

Saludos

Jesus Andres dijo...

Antonio, para mí, sería aún mejor, no leerlo como si Riechmann no existiese, sino que fuese también un invento.

(Seguro que sale alguno con el chiste fácil).

Vicente, si piensas alguna vez editar algo como McSweeney's, avísame, por favor, que te envío algo, atacando la escritura desde otro punto de vista.

Oche Zamora dijo...

Es muy estimulante leer este post con el libro de Riechmann al lado, que también contiene perlas a mi modesto modo de ver. Si la poesía está cargada de dudas y no es un arma descargada creo que la experiencia de asistir a éste diálogo es una verdadera experiencia poética. Y no se trata de poner de manifiesto hacia donde se nivela la balanza si hacia uno o hacia otro lado en un hipotético "Nómalo versus Wrongo". A mí me ha removido, me ha hecho pensar en asuntos que tenía aparcados. Y me ha hecho gracia.
Yo tampoco tengo ni idea de la identidad de Decira Nómalo, lo que es posible que me haya permitido entrar de lleno en el orden de razones.
Saludos

Antonio Jiménez Paz dijo...

Bueno, ante todo perdón por mi apasionamiento, vaya por dios. No sse preocupen que al contrario me pongo tan triste, tan triste, cuando me topo algo que no me gusta. Pero no es cuestión de ser bipolar como ha creido alguien jeje, más extremoso -como dirían mis queridos ticos-, o bueno, pues eso, bipolar, no importa. A ver, al fin y al cabo todo el mundo es bipolar: la alegría y la tristeza ya es de por sí una bipolaridad. La conjucación de ambas no producen más que vértigo, de ahí la literatura, por ejemplo. Igual que creo que el estilo viene dado por la personalidad del autor (digan lo que digan), sumándole trabajo artístico (bueno, es un término que no me hace feliz, pero nos entendemos), que no es más que una estrategia y que nos es necesaria para modular lo más propio y personal (sobre todo de poesía hablo): ese modo instransferible de mirar hacia dentro y hacia fuera, y por supuesto alrededor... Y más cosas, cuántas, y cuántos condicionamientos... Uy que me fui por los cerros de úbeda (o una escalada al Teide)

Retorno. Juan Carlos (perdona que no se pa a quien me dirijo ni tú sepaas quién se dirige a ti, pero por ahora da igual)... Claro que tienes que derecho a decir lo que te dé la gana, igual que yo, ok, pero tu punto de partida es que dices: "a mí me es indiferente si se traiciona o se viste de lagarterana"... ¿A quién te refieres? Te pregunto: ¿te daría igual que Hamlet saliera en una representación teatral y acabe la obra y tú no has visto a Hamlet en el escenario? Pues siguiendo tu expresión a ti te daría igual que se vistiera en consonancia con su siglo, su calavera en la mano: y no lo viste. ¿Dónde estaba Hamlet entonces? Pues siguiendo tu argumentación era el foco que estaba colgado s un lado del escenario guindado del techo... Es que a ti te da igual que salga una lagarterana. Buno, en este caso (siguiendo el ejmplo extremo que he puesto) era el foco ese colgado, y como un foco no habla no oíste aquello de "ser o no ser" con su cabeza ósea en la mano, pero el foco lo dijo con su luz, con el diseño que Édison, su inventor, le proporcionó. Pero ese era Hamlet. Pero resulta que luego te vas decepcionado. Por eso luego manifiestas: "el poema o lo que sea es soporífero". Y yo te digo: y Hamlet también es soporífero... O no... Y si el Hamlet (esa posibilidad que tú ya admitías indiferentemente de entrada,), que si el Hamlet resultara ser el foco mientras tú esperabas al menos una lagarterana, vamos que si es soporífero... Es que a mí me da que están poniendo a los autores por delante, porque se conocen, porque se reconocen en grupúsculos (en el buen sentido si es posible, vaya), pero yo no. Yo leo el texto en sí mismo, ese trenzamiento como he definido desde el principio. Yo veo otra cosa, o he procurado currarme una capacidad natural por ser isleño y estar al margen del "ustedes". Yo tengo una mirada extraña. Y leo, leo al margen de muchas cosas, y me centro en el centramiento de lo expuesto (llámase poema o lo que se quiera), voy bajando (versos o renglones), acabo y me maravilla. Me puedo sonreír, encuentro hallazgos por el camino, "cosas"... En suma, no me lo paso bien en el sentido de "gracioso" como apunta Logiciel: aunque me sonría, me divierto estoy en una estratoferia, en otra dimensión, una forma de decir "trascendencia", como extra, por encima de, sustancioso, ingenioso, un hallazgo, y me da pena que tenga hasta fin... Y ahí me quedo babando, en serio.
Pro eso propongo que "ambos dos" trabajaran en "armonía poética" ese trabajo, ese cruce, ese choque, pero choque necesario para "comprender"... La verdad es que no sé explicarles mi sensación. Lo tengo difícil para explicarme, siento no ser más útil explicándome. Pero prongo ese hermanamiento de trabajo literario, con una fórmula queno les permitan herirse (entendámonos). Es como aquello de que la verdad está allí o está aquí, maniqueísmo que aún no hemos superado en el fondo, segumos entendiendo "la verdad" como " lo mejor" o al contrario. Yo a eso, ni caso. "La verdad está aquí", lo mejor está aquí" no en Jorge o anónimo, que así lo presenta Vicente; tampoco Wrongo o Nómalo; tampoco en Epi y Blas, entre cosas, porque Epi y Blas es una serie, tiene un guión, son dos personajes "dialécticos" y tienen una puesta en escena. Lo interesante está en entender por una vez por todas que ni siquiera Epi Y Blas existen, porque tanto Epi y Blas es ese entorno y sus imaginadores.
Yo creo que debería concordarse "ambos dos" y atreverse con una cosa y otra, con alusiones personales liadas con alusiones ficticias. Ese resultado que aparece a mí es "para mí verdad mientras lo leo", es "lo mejor de lo que estoy y he leído durante mucho tiempo", me deslumbla su resultado, tal vez azaroso, incluso tal vez con ganas de fastidiar por uno de los dos, pero yo, lector, doy gracias por lo ocurrido.
¿Qué es "mutante"? A mí eso me importa rábano. ¿Que no es "mutante" sino un simple cadáver exquisito? Pues otro rábano. Pero leo y me fascina.
He expresado algo de lo que quería expresar.

No sé si he dicho algo que valga la pena o no más que chorradas. Entonces pido perdón... pero hablemos, que esto es gratis.

A mí me ha entusiasmado.

Vicente Luis Mora dijo...

Para fundar una revista estoy yo, Jesús... ;) Bastante tengo en lo alto. Gracias a todos por vuestros comentarios. De momento mantendremos un tupido velo sobre la personalidad de Nómalo, hasta que él/ella quiera. Saludos.

Anónimo dijo...

Acabo de ir al Registro a registrar el texto de Decira Nomalo. Lo he registrado con el nombre de "Decir A, No malo. Decir B, Sí bala.". Pensé también en "Decir a No, malo", pero me llevaba a James Bond y eso no es after-pop.
Los derechos de autor, pa' mí.
¿De verdad existe Antonio Jiménez Paz? Joder, aquí Paz y después gloria.
Vicente, eres un cachondo. Contigo habría que inventar el síndrome de la calandria (el pájaro que sabe-puede imitar el canto de otros muchos cantos).
Mi más sincera admiración.
Vasco Pratolini

logiciel dijo...

Gracioso en el sentido de gracia, decía.

Antonio Jiménez Paz dijo...

¿Por dónde va el tiro de tu pregunta sobre mí, estimado Vasco?

Moco de pavo dijo...

Antonio Jiménez Paz existe, mal que nos pese.

Decira Nómalo = Decir Anómalo

Decir Anómalo = Mora Dice

Es VLM quien escribe eso. Lo de la jugada del email es como la crítica severísima que publicó hace unos meses del autor que lo quería matar.

Salud a todos.

Ana dijo...

Coincido con Logiciel ha sido divertido, gracioso. Yo, el jueves tuve un día de esos de qué he hecho yo para merecer esto. Por la tarde leí lo de Nómalo y me reí mucho.

Pensé qué locos están (estamos) algunos de los que frecuentan este blog. Me preguntaba si sería un trasunto, un heterónimo de alguien, si todavía le gustará jugar con el tente.

Sólo sé que me gustaría ir a un recital de poesía donde recite Nómalo.

Saludos,

Vicente Luis Mora dijo...

Tiene pinta de que le guste el tente, Ana. Ese constructivismo de fondo en sus convicciones dice mucho sobre las perversiones teóricas de Decira. Creo. Saludos.

Ana dijo...

Entendido, Vicente

Moco de Pavo ¿de qué crítica severísima hablas? ¿dónde ..?

Vicente Luis Mora dijo...

Se refiere a una que publiqué en http://vaciologia.wordpress.com/, aunque ahora ese blog tiene el acceso restringido.

Ana dijo...

¡Qué pena! Me hubiese gustado leerla.

Manuel G. dijo...

Esto es como el Kalevala. Vainamoinen contra Joukahainen. Luchas de chamanes.

Antonio Jiménez Paz dijo...

Yo ya me quedo calladito para no fastidiarles la fiesta ni ustedes la mía.

Sigan.

Vicente Luis Mora dijo...

Ana, un anónimo me ha enviado este enlace. Por lo visto alguien copió en su momento la reseña del blog que te comenté, y acaba de colgarla en el suyo:
http://reporteroramirez.wordpress.com/

Saludos.

Xtro dijo...

Vicente, salió ya en la web del Círculo:

http://www.circulobellasartes.com/ag_ediciones-minerva-LeerMinerva.php?ele=14

Son las entradas "Poesía y pensamiento" y "Tejer el grito: una teoría del conocimiento". Te interesarán, creo.

Abrazos

Anónimo dijo...

¡Click! Una lamparita.

Ana dijo...

¡Gracias, Vicente! Ya la tengo.

Jorge Riechmann dijo...

Advertí a Wrongo más de una vez: --Algún día vas a encontrarte con la horma de tu zapato. (Y sobre la significación política del zapato qué añadir ya, en estos días post-zapatazo a Bush jr.). Wrongo, no todo el mundo aprecia esa manera tuya tan directa de participar en la polémica.

Achaquémoslo, si es menester, a la disfuncionalidad social de este personaje. Pero quiero señalar que me consta que él se siente emocionado por la interlocución crítica de Decira Nómalo, y que no se toma a la ligera los comentarios, amonestaciones, insinuaciones, efusiones y divergencias que Vicente Luis Mora ha tenido la amabilidad de publicar.

Jorge Riechmann

Vicente Luis Mora dijo...

Jorge, te transcribo el mail que acabo de recibir de Decira:

"Señor Mora, ruégole transmita a don Jorge Riechmann testimonio de mi emoción y agradecimiento, ya que, como él bien sabe, su Rengo Wrongo podría ser, incluso de forma literal, la causa de mi existencia. De modo que dígale que tenía razón cuando en "Desandar lo andado" (2001) escribía don Jorge que toda trascendencia debe sostenerse desde la inmanencia de lo próximo, y que su Rengo es el inmanente de mi trascendente".

No entiendo muy bien a qué se refiere, Jorge, supongo que es una broma privada entre vosotros dos. La postdata dice:

"Un abrazo grande para ambos"

Creo que se refiere a ti y a Wrongo, a mí el señor Nómalo o la señora Decira me utiliza como un mero instrumento.

Lo cual, de vez en cuando, tiene su punto, no lo niego.

Saludos, Jorge.

Xtro dijo...

Qué bueno que se pase Jorgue Riechmann por el blog. Como buen conocedor que creo que es de la obra de Chantal Maillard, sin duda a él también le interesará este enlace (artículos "poesía y pensamiento" y "Tejer el grito: una teoría del conocimiento"):

http://www.circulobellasartes.com/ag_ediciones-minerva-LeerMinerva.php?ele=14

Saludos

Anónimo dijo...

Xtro, pareces el agente de Chantal Maillard. Ya dejaste el enlace en otro post.

Antonio Jiménez Paz dijo...

Me parece que en todo este post hay bastante de "pessoanismo"... Ya era hora de que resucitará, aunque hayan pasado tantos años y no al tercer día, tan rápido como otros.

Xtro dijo...

La cosa no va contigo, anónimo.

Vive y deja vivir

Vicente Luis Mora dijo...

Xtro, me ha sorprendido un poco tu comentario. Si "esto" no va con el anónimo, ¿con quién o por quién va?

Xtro dijo...

Vicente:

el enlace que te envío va dirigido principalmente a ti. Si al anónimo no le gusta, que no lo lea, pero por favor que no me diga lo que tengo o no tengo que escribir y se ahorre comentarios insultantes y ridículos como que soy el agente de alguien. Esta mezquindad sobraba.

Si repito o no un mensaje es cosa mía. Lo cierto es que lo he repetido y luego no he encontrado la manera de borrarlo.

Salud

Vicente Luis Mora dijo...

Caramba, pues podrías haberle respondido de esa forma, en vez de haber sido tan agresivo. Tal y como lo escribiste, parecía que estabas diciendo: "cállate, que no está hecha la miel para la boca del burro". Por eso te lo preguntaba, no me gusta que nadie subestime a quienes dejan aquí sus comentarios. Para mí ellos son lo más importante y valioso del blog.

Juan Carlos Márquez dijo...

Una cita de "Amanece que no es poco", ahora que se han cumplido veinte años de su estreno, para relativizar un poco el debate:

"Yo he pensado que también me interesaría ser intelectual, como no tengo nada que perder."

Vicente Luis Mora dijo...

Impresionante película, Juan Carlos. De hecho, y por esos 20 años, la proyectamos aquí en el Instituto pasado mañana. Estoy deseando ver la cara de los nuevo-mexicanos cuando escuchen frases como "un hombre en la cama es un hombre en la cama" o una de mis frases preferidas: "Yo podría haber sido una leyenda. O una epopeya, si nos hubiéramos juntado unos pocos". Saludos.

Vicente Luis Mora dijo...

Por cierto, aviso a los interesados que Jorge Riechmann acaba de entregarme un nuevo conjunto de poemas inéditos de Rengo Wrongo. Se los voy a pasar a Mr./Miss Nómalo, que supongo querrá a su vez responder, y en breve aparecerá en el blog el diálogo entre ambos. Saludos a todos.

DLG dijo...

¿Y a Nabokov, se lo lee mucho por acá? Es que ¡he vuelto a escribir! y me está saliendo 'Ada o el ardor'...

Juan Carlos Márquez dijo...

Yo le he hecho a la peli mi homenaje particular hoy, tras leer la noticia del aniversario en el blog de Miguel Barrero, y he seleccionado algunos fragmentos y frases, que es el mejor homenaje que, en ausencia de imágenes, puedo hacer:

http://juancarlosmarquez.blogspot.com/2009/02/veinte-anos-de-amanece-que-no-es-poco.html

Seguro que a los nuevomexicanos les encanta. El buen humor es universal. Hace poco estuve viendo a Faemino y Cansado con un amigo venezolano y se partía de la risa.

Anónimo dijo...

"Hey, me cambias el papel"

Oche

Xtro dijo...

Vicente:

tu celo te ha hecho resignarte al móvil más simple, cosa por otra parte comprensible. Nada más lejos de mi intención que ese elitismo zafio.

salud

Anónimo dijo...

¿Y qué decir de "Total"? casi tiene más importancia para mí que "Amanece.."
Recordaréis, caray, ese principio de "Londres (London)..."

Por si acaso:

http://www.blogdecine.com/criticas/total-inicia-la-trilogia-de-amanece-que-no-es-poco-y-el-bosque-animado-de-cuerda
--
c.m.

Ana dijo...

Vicente,

Yo esperaré impaciente ese diálogo entre Wrongo y Nómalo que lo imagino entre divertido y divinamente loco.

louis ferdinand dijo...

Tengo metralla alojada en el cerebro y entiendo mal las cosas, incluida la poesía. Me gustaría hacerle una pregunta a Jorge Riechmann, por si se anima a contestar. Sólo es curiosidad.

En Rengo Wrongo hay un poema de cuatro versos en el que se menciona al escritor Agustín Fernández Mallo (página 21). No lo reproduzco por pereza. Obviamente. Riechmann sabe cuál es.

¿colleja? ¿escupitajo? ¿palmada amistosa? ¿abrazo del oso? Ya digo que lo de la metralla me inhabilitó para la hermenéutica.

Gracias y saludos.

Hautor dijo...

Pues sí, esto es estupendo. Lo mejor que uno puede hacer es quedarse parado y admirar. En otra época se le llamaría tensó. Una tensó donde lo que se disputa no es un amor sino nuestra condición (post)posmoderna, que a lo mejor -wrongoneando- busca ser un poco ilustrada.

M.G dijo...

Lo postmoderno al final es chamanismo

Antonio Jiménez Paz dijo...

Como el chamanismo en su principio una campeonato paraolímpico.

Manuel G. dijo...

campeonato de palabras mágicas

Antonio Jiménez Paz dijo...

Prefiero dejarlo sólo "en palabras". Las palabras son como la plastilina: depende de las manos en las que caigan.