sábado, 26 de septiembre de 2009

El porvenir es parte del presente

"El porvenir es parte del presente. La narrativa española como especies de espacios". Este artículo fue publicado en Hofstra Hispanic Review, nº 8/9, Summer-Fall 2008, pp. 48ss, y ahora está disponible aquí.

.
.

8 comentarios:

Bel M. dijo...

Hace tiempo que te sigo en silencio, pero hoy no quería pasar sin decirte cuánto me ha interesado tu artículo. Excelente.
Gracias por ponerlo a nuestro alcance.
Saludos.

Juan Carlos Márquez dijo...

Muy bueno el artículo, Vicente, me ha encantado. Baricco inaugurará este jueves el Máster de Escuela de Escritores, donde soy profe y hago lo que puedo, pero supongo que será complicado ese día hablar de estas cuestiones con él.

Jordi Roldán dijo...

Una cosilla. Supongo que es una errata, en el apartado 2. "Espacialidad y Páramo en Agustín Fernández Mallo", cuando haces referencia al poemario Yo siempre regreso... (pasa en un hotel de Menorca) quieres hacer referencia a Creta Lateral Travelling (creo que esta parte la tiene enlazada AFM en su blog, ahora no recuerdo si está todo el artículo).

Muy bueno este estado de la cuestión.
Saludos y espero que lo pasaras bien en Literanta.

Jonás dijo...

Muy buen artículo. Lamento, no obstante, que vaya encabezado por una foto de Juan Manuel de Prada.

Sergi Bellver dijo...

Excelente artículo, Vicente, pero demasiadas trincheras para mí, como para concentrar el fuego en un solo punto (elegiría la vía Carrión, si me decidiera por uno, que me interesa por muchas cosas, además de mi relación con la literatura de viajes). Eso sí, discrepo en algunos detalles, pero me voy a quedar con dos listas que haces, donde a mí al menos hay "jugadores" que me parece que llevan la camiseta cambiada:

Dices:

Otros narradores, como Rodrigo Fresán, Flavia Company, Javier Calvo, Mario Cuenca, Javier Fernández, Gabi Martínez, Doménico Chiappe, Mercedes Díaz Villarías, Javier Montero, Javier Moreno, Milo Krmpotic, Jordi Costa, Lolita Bosch, Óscar Gual, Manuel Vilas, Antonio Pomet, Javier Pastor, Robert Juan-Cantavella, Mercedes Cebrián, Braulio Ortiz Poole, Inma Turbau, Ricardo Menéndez Salmón, Elia Barceló, Diego Doncel, o Isaac Rosa participan de una concepción de la narrativa que supera ampliamente los márgenes discursivos habituales en los años noventa del pasado siglo.

Y de ahí desde luego cambiaría a Flavia Company (quizás a Javier Calvo, no lo tengo claro), Gabi Martínez, Robert Juan-Cantavella, Ricardo Menéndez Salmón y Elia Barceló, que me parecen todos escritores solventes (y destaco entre ellos a Salmón), pero cuyos modos no veo tan alejados en puridad de lo que dices.

Luego escribes en una nota:

Con esta expresión ["la mutación de una especie agonizante"] me refiero a quienes hacen literatura retromoderna, anacrónica; afortunadamente, en la narrativa española actual última hay excelentes autores tardomodernos, que hacen narrativa basada en modelos tradicionales (sean estos modernos o posmodernos) con un rigor y calidad encomiables: Eloy Tizón, Belén Gopegui, Juan Bonilla, Ángel Zapata, Andrés Neuman, Juan Carlos Méndez, Salvador Gutiérrez Solís, Javier Cercas, Álvaro Colomer, Luis Magrinyá, Félix Romeo, Ismael Grasa, Andrés Ibáñez, etc.

Y desde luego de ahí yo quitaría echando leches, por lo menos, a Eloy Tizón (por mucho más que Velocidad en los jardines), a Belén Gopegui (porque cosas como Lo real van en contra de la inercia del modelo tradicional, apolítico ya) y a Ángel Zapata (no se sostiene, si uno lee La vida ausente fuera de la obvia clave surrealista del s. XX, "Mientras dicen adiós" es una obra maestra que no cierra el surrealismo, sino que, cuando alguien se dé cuenta y esté a la altura para recoger el testigo, inaugura la literatura breve que vendrá).

Joder, qué insomnio me ha pillado hoy... me he explicado fatal pero seguro que se me entiende.

Un abrazo, Vicente.

Anónimo dijo...

Sin insomnio Sergi, espero. Estoy básicamente de acuerdo con tu puntualización sobre la literatura retromoderna y anacrónica, porque además, puede tratarse de una opción personal constante o un modo susceptible de cambio de rumbo. En el fondo, me resulta más divertido que otra cosa, dudo que alguien diga de sí mismo ser retromoderno o anacrónico (no con esas palabras)pero las capas de los actos son cuantiosas, y casi todo ocurre casi a la vez. Mientras el esfuerzo sea encomiable,no hay que preocuparse por la fecha de caducidad de la vigencia, en este tiempo expandido. Un saludo y hasta otra.
--
c.m.

Miguel Ángel Maya dijo...

(Comentario compartido con el blog de "Últimas 2 horas y 58 minutos")
Vicente, estoy haciendo, poco a poco (quizás demasiado poco a poco), una especie de "making off" de "Últimas 2 horas y 58 minutos" (http://ultimas2horasy58minutos.blogspot.com/), que surgió de la idea (algo tardía) de poner en algún lugar del ciberespacio, en primer lugar, las músicas que "sonaban" en la novela (principalmente recurriendo a Youtube); y en segundo lugar, los emails que algunos lectores le escribieron a Laura (no sé si te acuerdas que al final de la Segunda o Primera parte del libro, el narrador da una dirección email de Laura: la protagonista -algo diluída- en que confluyen las dos historias a través de la llamada telefónica con la que empiezan las dos partes) y en los que continuó una historia bastante interesante, sobre todo por la interacción entre el lector y el personaje de la novela, directamente, sin intermediarios, sin autor. Personaje y lector frente a frente. Me pareció que era una experiencia interesante que no podía quedar en ese mano a mano entre lector y personaje, sino que por honestidad hacia esos lectores que se decidieron a escribirle a Laura y hacia la propia Laura tenía que darlo a conocer de algún modo.
La idea, además, era establecer un diálogo con el trabajo crítico que más me había estimulado, y ahí estaría tanto la severa crítica del libro que publicaste en este blog, agridulce pero a la vez muy interesante, y este texto que ahora has enlazado aquí.
Hace tiempo me mandaron este texto en pdf y también recuerdo que Agustín Fernández Mallo lo enlazó en su blog, pero lo andaba buscando para ponerlo en el de "Últimas 2 horas y 58 minutos" y lo había perdido. Ahora he colgado tu artículo completo, aunque te escribo para comunicártelo por si acaso te molesta o no me das permiso...
En fin, por cuestiones de trabajo y tiempo, no puedo dedicarle a este "making off" todo el tiempo que necesitaría, pero poco a poco voy colgando cosas. Material hay.
Un saludo y muchas gracias.
Miguel Ángel Maya

Vicente Luis Mora dijo...

No hay problema, Miguel Ángel, dice mucho y muy bueno de ti que consideres una crítica parcialmente desfavorable como un elemento apropiado de trabajo. Me alegro. No hay problema, por supuesto, en que copies el artículo; para eso está, para que circule. Saludos.

Sergi, entiendo tus puntualizaciones pero creo que la condición singular de cada uno está más que salvada; no sólo los que apuntas, también todos los demás son distintos y reseñables por algo en concreto. Saludos y gracias.