martes, 29 de diciembre de 2009

Perlas sobre poesía y poetas

.

.

.

El literato inglés Porson, al escuchar a alguien que decía que ciertos poetas modernos serían leídos y admirados cuando Homero y Virgilio estuvieran olvidados, contestó: “Y no hasta entonces”.

*

¿En qué momento la poesía se convirtió en una repostería deliciosa, en un manjar? ¿Se han vuelto las lecturas de poesía la forma canónica de la animación de fiestitas infantiles? ¿Será ése su nuevo lugar? ¿Será que la suerte del poeta ya no se juega en el texto, sino en integrar elemento estable de la festividad? ¿Acaso se equivocan los diarios cuando cada seis meses publican una nota llamada “La movida de la poesía”? Que cada semana haya en Buenos Aires decenas de lecturas de poesía, ¿es estimulante o simplemente una desgracia? ¿No tiene el poeta joven que va de lectura en lectura algo en común con el visitador médico que va de consultorio en consultorio? Al menos al visitador le cabe la figura del explotado, en cambio el aspirante a poeta del momento parece adherir al discurso de la servidumbre voluntaria.

Damián Tabarovsky, Autobiografía médica (2007)

*

¿Dante?, aventuró Plotzbach sin demasiada ilusión de haber disimulado su ignorancia. No, D’Annunzio, dijo el capitán. Y añadió: Créame, amigo Plotzbach, nunca confíe en un pueblo capaz de dar al mundo tan buenos poetas.

Ignacio Padilla, La Gruta del Toscano (2006)

*

(…) y me encaminé hacia la literatura inglesa, a la que tantos poetas frustrados acababan dedicándose como profesores vestidos de tweed con la pipa en los labios.

Vladimir Nabokov, Lolita (1955)

*

Debe ser horrible ser un poeta aceptado por la sociedad.

Augusto Monterroso, La letra e (1987)

*

Nicolás Faret (1596-1646), a pesar de dedicar sus días a la escritura, ha pasado a la historia por otro motivo mucho más peculiar: su apellido. En su obra El hombre honesto confiesa su desagrado por la jocosa broma del destino: “No sé cómo ha ocurrido que mi nombre por desgracia rime con Cabaret tan adecuadamente, de manera que buenos y malos poetas, amigos y desconocidos, se han valido de esta rima que encuentran tan cómoda”.

*

Los escritores mediocres y los malos poetas son felices, porque carecen de sentido crítico y siempre tienen algún pariente, alguna tía tuerta en la vecindad o algún abuelo bondadoso que los adora como seres geniales.

Ramón J. Sender, entrevista en Cuadernos para el diálogo (1976)

*

Las palomas andan un poco confundidas porque no distinguen a los poetas pobres de los heroinómanos.

Ismael Grasa, De Madrid al cielo (1994)

*

Esto es lo que ocurre en los versos de Dehmel: por más que el poeta quiere meter en ellos a Dios y al mundo, ellos se niegan a entrar.

Franz Blei, El gran bestiario (1924)

.

.

.

17 comentarios:

luna dijo...

El poeta, en cambio, no comulga con las abstracciones. Y si lo hace suele ser mal poeta. Aquel que para transmitir algo necesite acudir a recursos retóricos tan evidentes como el de las palabras últimas (la Muerte, Dios, el Amor, etcétera) es porqueno es capaz de hacerlo de otro modo. Un recurso fácil, palabras grandilocuentes que le abren, al oyente-lector, un territorio demasiado amplio en el que todo y nada es posible.

-Chantal Maillard-




(Es una cita que no me gusta del todo pero que viene a cuento. Me la descubrió Ibrah hace mucho tiempo)

luna dijo...

o bien
"La poesía es la pederastia de la literatura"
de Alberto Olmos, en su blog.

José Antonio dijo...

Muy interesante este Blog, para los que nos gusta la crítica literaria y la literatura en general. Me alegra haberlo encontrado pues veo que tengo entretenimiento para rato.
Un afectuoso saludo.

Rubén Darío Fernández dijo...

Vaya, y yo que andaba ilusionado con participar en una lectura poética... y justo voy y leo eso de Damián Tabarovsky jeje

Pero no desistiré ;-)

Muy grata la colección de perlas...

Un abrazo y, felices fiestas.
Rubén

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias Luna, José Antonio, Rubén. Ay, qué haríamos sin las lecturas...

El viejo dijo...

Pues yo entiendo que los pone a todos a parir, jajaja, pero tú no eras poeta? de todos modos leí un libro estos días que no hay que perderse: Contra los poetas de Witold Gombrowicz.

Buen año!

Alejandro Díaz del Pino dijo...

Yo creo que a un poeta feliz sólo lo puede querer su tía tuerta.

Sería grande poder coincidir por Córdoba, -¿en una lectura?-

un saludo!

Lola Torres Bañuls dijo...

Interesante.
No soy demasiado asidua a las lecturas poéticas.
Siempre es un placer escuchar algunos poetas recitar, por ejemplo Chantal Maillard.(Suelo escucharlos desde Internet.)
Hay de todo es como los blogs.
Depende del grado de compromiso que uno tenga con la poesía. A medida que uno va escribiendo es cada vez más responsable y tira más papel a la basura, escribe menos y lee más.
Por eso ir de lectura en lectura a mi no me aporta mucho. Prefiero leer y escribir en soledad.
La escritura es siempre un acto solitario, así es como yo lo entiendo.
Pero bienvenidas las lecturas poéticas incluso para niños, por lo menos se sale de lo que es siempre lo mismo (la tele, el futbol, la play ect).

Un saludo

Este blog siempre aporta cosas interesantes. Gracias Vicente.

Rubén Darío Fernández dijo...

Sobre lecturas poéticas.

Esto puede dar que hablar, se me ocurre, primero, poner este poema de Alejandra Pizarnik, que viene al caso de la lectura de un poema, o se puede aplicar:

http://www.contranatura.org/literat/biblioteca/Pizarnik-Sala_de_psicopatologia.htm

Pongo el enlace porque no me dejaba pegarlo entero por exceder en número de carateres! Cuando lo leáis, volver por aquí ;-)

¿Os lo imagináis leído? ¿Y para el caso, sobre todo estos versos:

"no se asustan por la tenebrosa
ambigüedad del lenguaje
(no es lo mismo decir Buenas noches que decir Buenas noches)"?

A mí este poema, ya de por sí, escrito, me pone los pelos de punta, pero si pudiera haberlo escuchado salir de entre sus labios, creo que el escalofrío me duraría bastantes noches.

Un poema leído puede transformarse en otro poema totalmente diferente del escrito, precisamente por esa tenebrosa ambigüedad del lenguaje.

No es que sea asíduo de las lecturas poéticas. La verdad que a las que he asistido, no acabaron de convencerme, unas debido al nerviosismo de los oradores, otras a la demasiada ornamenta que usaban para recitarlos, y otras porque no me caló el contenido del poema. Pero otras, algunas, las menos, por desgracia, me erizaron el vello.

Se me antoja que puede verse en la lectura poética y en el poema un parecido con la letra de una canción y la canción: Hay que ser buen cantante. Hay que ser buen orador, sentirlo, supongo, para transformar la palabra escrita en palabra recitada, aportándole a las dos dimensiones del lenguaje la misma fuerza, la misma pasión.

O mismamente, una videocrítica versus una crítica escrita. La experiencia que vi aquí me gustó, claro, aunque además ahí se sumaba a la narración el entorno algo hostil jeje

Lo dicho: Buenas noches y, buenas noches ;-)

Manolo Arana dijo...

quizás no venga a cuento, pero después de leer las perlas, me he acordado de esta:

"Cada vez que acudes a ese concurso te emborrachas como un poeta que ha cobrado."

Marge Simpson


felices fiestas, vicente!

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias a todos, feliz año, Manolo.

Adolfo González dijo...

Hola.

Decirte que había tomado la determinación de no leer más blogs, debido a las tonterías que se ven en la gran mayoría de ellos, pero he rectificado, haciendo una selección de cuatro blogs -cuatro, contados- y entre ellos está el tuyo.

Estaré callado casi siempre, pero ten en cuenta que siempre agradeceré que pongas como estas, tan de mi interés.

Y eso, feliz año.

logiciel dijo...

"La poesía es más bella cuanto más cuesta desvelar su misterio"

Petrarca

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias, Adolfo, gracias Logiciel. Un atento saludo.

Manuel G. dijo...

"La poesía también ha servido para enaltecer la guerra y a los guerreros desde el principio de los tiempos. En cierta manera la guerra no sería posible sin algún tipo de poesía épica, laudatoria, funeraria etc..."

Anónimo dijo...

Yo aporto para este post reflexivo sobre la poesía este "poema-feto" de Antidio Cabal, tal como él mismo considera los poemas contenidos en su libro "Campo nublo":

"La poesía es un trueno que ninguno oye, o si se le oye no es reconocido. Y si no es útil, es pporque nosotros no somos útiles".

Antonio Jiménez Paz

chema dijo...

"La mayoría de los poetas, hoy en día, son como un centro de mesa:sólo sirven de adorno para el banquete de ministros, afamados actores, empresarios, Cajas de Ahorros. Ni siquiera llegan al rango de poetas a sueldo. Son sólo flores artificiales, centro de mesa en un banquete donde la poesía en realidad ya no interesa a nadie."