viernes, 26 de febrero de 2010

Consulta

.

.

Como decía en el post anterior, desde hace meses estoy haciendo un estudio de los blogs de crítica literaria, desde distintos puntos de vista. He pensado que unos datos concretos sobre su influencia real, ofrecidos por una consulta limitada y con todas sus limitaciones, podrían arrojar quizá alguna luz (orientativa) sobre la cuestión. Por eso hago al margen derecho del blog tres preguntas. Una habla de influencia lectora y las otras de influencia de compra. La tercera, referida a este blog, tiene sentido porque después de las preguntas generales hay que trabajar con una bitácora concreta, y ya que está el internauta aquí, no tiene mucho sentido referirse a otro blog que a lo mejor no visita. En todo caso las más preguntas importantes son las dos primeras.

Soy consciente, como he dicho, de las limitaciones de toda consulta hecha desde un medio tan concreto: los defensores de los suplementos me dirán que estas preguntas las van a contestar lectores habituales de blog, y que centenares de miles de lectores de suplemento ni siquiera tendrán conocimiento de la consulta y no podrán votar en ella. Soy consciente de eso, haré lo posible por difundirla por otros canales que no sean blog (Facebook, correo electrónico) aunque también siempre anda Internet por medio. En todo caso, tampoco es interesante la opinión de quien nunca accede a Internet porque carece de elementos de juicio suficientes para votar, al no haber leído nunca un blog. Los lectores de blog suelen leer también crítica en otros medios, y confío en vuestra independencia y sinceridad a la hora de responder.

Insisto, la consulta no tiene más que un ligero valor orientativo: pero creo que los datos pueden resultar interesantes.

Saludos y gracias por la atención y por vuestra posible participación.

.

.

34 comentarios:

marsupilamima dijo...

aqui tendra une lista de mas de 600 blogs literarios en francès...sin analisis, es une recopilacion, sin mas.
Estoy poniendo uno nuevo sobre ficcion para mas de 11 años (colegio en Francia). No sé nada del tema y lo hago por eso, tengo mas curiosidad ( y un nieto). La idea es pocas criticas, sino descubrir un mundo diferente, autores, editoriales,librerias especialisadas, habitudines de lectura, analisis por parte de sociologos, bibliotecarios etc... si le interesa me pondré en contacto mas tarde cuando habré mas

abbascontadas dijo...

¿Por qué la encuesta se refiere a compras, y no, simplemente, a lecturas?

Vicente Luis Mora dijo...

Hay una pregunta sobre lecturas, pero la cuestión sobre compras es fundamental: es lo que determina que un lector confíe de verdad en un crítico o no. Leer un libro comprado a partir de la recomendación de alguien es conferirle auténtica confianza a su opinión. Si lo prefieres, contesta sólo a la pregunta sobre blogs y suplementos.

Merci, Martine.

Sergi Bellver dijo...

Hace tiempo hice una consulta similar, enfocada a la influencia de las opiniones de "prescriptores" tradicionales o alternativos en la decisión final de los lectores, y el resultado fue bastante significativo. Los lectores más asiduos de bitácoras también leen suplementos, hacen una gran criba entre unos y otros y le otorgan mayor credibilidad a ciertos blogs porque los suponen independientes.

RW dijo...

Ya he votado, Vicente, pero como en alguna otra ocasión las opciones de respuesta me parecen insuficientes o incompletas.
Saludos fourman!

Vicente Luis Mora dijo...

Interesante, Sergi, ¿puedes dejarme aquí el enlace?

Vicente Luis Mora dijo...

es que no es fácil, RW, si se ponen demasiadas opciones se corre el riesgo de atomizar demasiado la respuesta o de que no se entienda bien la diferencia entre una y otra respuesta. Insisto en que esto es a título orientativo, y si alguien además de votar quiere dejar su reflexión será más que bienvenida. Saludos y gracia.

Anónimo dijo...

Hola, me parece interesante la votación para afirmar lo que imaginamos todos. Eso sí, la cuestión es quiénes leen estos blogs y quiénes no. Porque si todos leyesen estos blogs y estuviesen todos más a favor de esta crítica literaria que la de los suplementos las editoriales que subvencionan esos suplementos deberían ir tomando nota. A mi me encantaría que ofrecieras a título personal tus preferencias, es decir, que dijeses que blogs literarios te gustan más o ves más fiables, que pueden ser cosas diferentes. Gracias,
Alberto

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias, Alberto. En principio, son los que están en la lista de enlaces en el margen derecho de la bitácora, pero hace bastante que no la actualizo, y lo cierto es que hay bastantes blogs que no aparecen ahí y que me parecen muy interesantes. A ver si tengo tiempo y la completo. Saludos.

Arcadio dijo...

Yo hice un curso de postgrado en la Pompeu Fabra de Barcelona, La crítica literaria en la prensa, se llambaba. Acudieron editores y responsables de algún suplemento literario importante, y acabé ciertemante asqueado de los intereses creados, del amiguismo, completamente transversal, de los autores para con los medios, y de los medios para con los autores. En ese sentido, los blogs de crítica literaria, como este mismo, son un espacio democrático no supeditado a presión alguna muy necesarios para combatir esa suerte de glosa dogmática que una semana tras otras aparece por sistema en los medios especializados: los mismos autores, los mismos títulos, similar pleitesía o parecida animadversión contra los mismos.

Anónimo dijo...

Tú mismo comentas las limitaciones de una encuesta como esta, Vicente. Creo que para que el estudio tuviese alguna objetividad, habría que convencer a los distintos suplementos de que promovieran desde sus páginas un cuestionario semejante.
De lo contrario, no es que esta encuesta tenga un sesgo, sigo que estás haciendo una encuesta al sesgo.

Antonio

PD. Encarguemos un estudio al INE.

solita dijo...

Ya he votado. Y como he dicho antes, de momento me he guíado siempre más por los periódicos, porque no usaba mucho Internet, pero ahora que entro en el tuyo sí que me guiaré más porque es de mucha calidad.

solita dijo...

Lo que he leído de Arcadio me parece muy interesante porque a pesar de que soy todavía de prensa de papel, siempre he pensado como él,¿por qué salen casi siempre los mismos escritores/as?.
A nivel local, en ciudades pequeñas como la mía, cuando hay actos culturales siempre están copados por las mismas "figuras" y ya empieza el mosqueo..¿qué raro que después de 20 años siempre se vea a la misma gente, envejecida, pero siempre los mismos y si aparece algún/a joven es hijo, primo, o de la camarilla....Hay poca gente independiente. Lástima. Por eso empiezo a confíar en los blogs.

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias, Solita.

Estimado anónimo, es que esto no es una "encuesta", sino una "consulta", algo muy diferente. ya me explicó una socióloga amiga que visita estas páginas la diferencia (ventajas del blog que no tienen los suplementos: se pueden corregir errores). Y lo de que anime a los suplementos a hacer algo parecido me ha hecho reír de lo lindo, la verdad, me imagino la cara de los responsables ofreciendo la invitación...

No pretendo tener más que unos datos orientativos; toda pregunta es sesgada porque la hace una persona. Como soy sujeto, soy subjetivo. Siempre puedes organizar tú tu propia consulta en otro lugar, o pedirle al INE que haga una encuesta en regla, con sus universos, sus criterios, sus cientos de voluntarios para recoger respuestas, etc. Saludos.

Germán dijo...

Hola Vicente,

Me parece una consulta muy interesante.
Como tú mismo admites, estás haciendo preguntas demasiado generales, ya que no se trata de elegir entre blogs y suplementos sino de acuerdo al criterio del autor y a la calidad del artículo que escribe, independientemente del medio que lo publique.

Las versiones electrónicas de los suplementos culturales en español (en inglés ya hace tiempo que esto sucede) están incluyendo cada vez más blogs (véase, por ejemplo, el del Babelia y los otros blogs asociados a la sección cultural de El País), y muchos críticos que escriben en prensa impresa y digital cuentan además con un blog propio. El problema es que, en muchos casos, estos blogs no son sino una extensión de las preferencias o los prejuícios habitualmente expresados en los medios que los promocionan.

La independencia editorial de algunos críticos/bloggers es, por supuesto, un factor a tener en cuenta, pero no hay que ser ingenuo y pensar que los bloggers no tienen otros intereses más allá de expresar su opinión (ya se ha hablado aquí varias veces de los blogs como instrumentos de poder). En otros ámbitos (económicamente más competitivos que la literatura) donde los bloggers poseen una fuerte influencia a la hora de recomendar productos de consumo existe una durísima competencia entre blogs y revistas. Los blogs demasiado generalistas (hay muchísimos) que se dedican a amplificar productos y opiniones mainstream y buscan audiencias masivas suelen tener poco valor. La ventaja de los medios electrónicos radica en la posibilidad de competir con nuevos contenidos, sacando a la luz cosas verdaderamente interesantes que no están suficientemente representadas en los medios comerciales de difusión.

Probablemente en el ámbito literario español el reconocimiento de la influencia de los blogs es algo novedoso, y entiendo la consulta en este sentido. Desde este punto de vista, sí creo que hay ciertos blogs como el tuyo que son más influyentes que los suplementos, no por el tamaño de su audiencia, sino por su criterio y su honestidad. Puede que no lleguen a más gente, pero sí llegan con fuerza a los lectores más interesados.

Personalmente recurro tanto a los blogs –como a cualquier otro tipo de publicación impresa o electrónica– sobre todo en busca de autores que desconozco. Siempre es un placer leer una crítica inteligente sobre un autor de cuya obra ya tengo una opinión formada, pero a la hora de comprar el libro (que es a lo que te refieres), confío más en mi intuición que en cualquier recomendación a favor o en contra.

Un abrazo,
Germán

logiciel dijo...

No creo que sea cuestión de medios, Vicente, sino de credibilidad y de concordancia de criterios con el crítico.
En cuanto a lo de comprar, yo me guío más por recomendaciones personales de amigos o conocidos que sé que se ajustan a mis preferencias. Por supuesto, si veo reseñado favorablemente algún libro del que ya me han hablado, o al revés, o en medios o publicaciones que no guarden ninguna conexión entre ellos me acaba de decidir. El mundo blogger en general tampoco es ninguna garantía de independencia.
Saludos

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias, Germán, por tu reflexión. Logiciel, por supuesto que ningún formato asegura la independencia, es una cuestión que al final depende de cada uno. pero hay formatos, como los suplementos, que estructuralmente vienen contaminados por elementos que impiden la independencia, por ejemplo la inserción de publicidad. Eso no lo tienen los blogs, libres hasta ahora, al menos en España, de una publicidad de editoriales que les haga pensarse a los blogueros criticar negativamente un libro de las mismas manos que les dan de comer... Saludos.

Ángel Cerviño dijo...

En efecto, ningún formato garantiza la independencia: el gestor de un blog, a pesar de no cargar con publicidad, también tiene sus propios intereses editoriales, sobre todo si es escritor, además de las amistades y fratrías de diversa índole. Al final lo único que debería ofrecer credibilidad es la solidez de los argumentos.

José dijo...

La encuesta es matemáticamente incorrecta. Se pregunta si se siguen las recomendaciones del blog a los que lo leen (los que no lo leen nunca contestarán a esta pregunta porque no llegan ni a leerla).

Por tanto, los resultados son sesgados (estadísticamente hablando)ya que la muestra es incorrecta. Es como preguntar a los votantes del partido XX si votan al partido XX, en vez de preguntarlo a una muestra universal.

Saludos

Vicente Luis Mora dijo...

José, no es exacto: he invitado por correo electrónico a 300 personas, que además son distintas de mis más de 500 amigos en Facebook, a quienes también invité a participar. Me consta que mucha gente que no lee blogs (ni este ni ninguno) ha entrado sólo para contestar. Saludos.

Vicente Luis Mora dijo...

De todas formas, y repitiendo el argumento que acabo de dar en Facebook: ¿cómo conseguir que los lectores exclusivos de suplemento entren a internet o respondan a una consulta en la que los suplementos no participarían ni locos? No les conviene no ya perder una consulta, sino simplemente hacer ver a sus lectores que hay espacios críticos alternativos. con lo cual, hacer una consulta en este marco y que no sea sesgada es imposible. Los suplementos jamás van a hacerla, y si se hace sólo en los blogs, entonces es sesgada. Ok, pues vale, es una consulta parcial. De todas formas los resultados darán resultados interesantes: los lectores de blogs no tienen por qué ser enemigos de los suplementos, de modo que votan con libertad sobre lo que creen que es más interesante. Saludos.

logiciel dijo...

Al final, Vicente, las personas somos las mismas en suplementos en papel, revistas especializadas o internet. El mundo - the world, no el periódico - lo hacemos las personas, aquí i allí. Los 'buenos' lo son en todas partes, y los 'malos' también. Tampoco olvides que en un blog existe la moderación de comentarios, con lo cual el sesgo se perpetúa cuando no interesa que salga a la luz según qué.
Y que quede claro que no lo digo por ti, ni mucho menos, y que una de las cosas que me incita a leerte es, precisamente, tu afán de objetividad, además de agradecerte el trabajo que haces de forma altruista.

Vicente Luis Mora dijo...

Por supuesto, Logiciel; al principio y al final, lo que importa es el crítico que hace la reseña, con una salvedad: hay medios neutros, que sólo se vuelven nefastos cuando se usan mal, y medios no neutros, donde la imparcialidad está en cuestión por el sistema de intereses creados. Que conste que hay críticos que, pese a esas limitaciones, consiguen hacer críticas solventes y valiosas en suplementos, como Masoliver Ródenas, por ejemplo (pongo el mismo ejemplo desde hace años, pero es que hace años que Masoliver reseña con libertad y sujeto sólo a su juicio). Es decir, que el sistema también puede subvertirse o matizarse si el crítico ha sabido ganarse su espacio e independencia con el tiempo. En poesía suele ser más fácil que en narrativa mantener cierto criterio de independencia, porque la industria de la edición poética, aunque la hay, no invierte en publicidad en prensa (creo, y si hay alguna excepción será escasísima). Con lo cual, hay excepciones, sí, pero -y por desgracia-, hay poquísimos casos en que eso haya ocurrido, sobre todo al comentar narrativa actual. En los blogs, el camino es el contrario: el crítico de blog tiene que hacer un esfuerzo para ser inmoral: debe censurar los comentarios desfavorables, debe querer utilizar el blog para fines oscuros, debe empeñarse en lograr publicidad para su blog. Esa es la diferencia -de momento-. Saludos.

logiciel dijo...

Bueno, tampoco estamos jugando a casitas de muñecas. Un blog tiene una cierta influencia mediática - de momento no todavía comparable a un mass media, pero todo se andará - y su propietario, o administrador según situaciones, lo gestiona como 'mejor le parece', y eso lo engloba todo, lo bueno y lo malo. Es su propio manager, promotor y publicista, con el dinero que eso ahorra a infinidad de editoriales, y hace su trabajo lo mejor que puede.
No me parece mal. Simplemente lo destaco. La decisión final, por supuesto, siempre es particular. O debería serlo. Y cuantas más voces hablen, pues mejor para todos, ¿no?

Vicente Luis Mora dijo...

Querido y desconocido Logiciel, tengo que darte las gracias por tus comentarios, siempre tan pertinentes y que me obligan a pensar, lo que nunca te agradezco bastante. Fíjate en sus propias palabras: "Un blog tiene una cierta influencia mediática". ¿Cómo es eso? No lo estoy negando, estoy de acuerdo contigo, sólo me estoy preguntando en voz alta: ¿cómo es eso, cómo ha llegado a ocurrir eso? Si un blog ha llegado a tener cierta trascendencia mediática (y me refiero a blogs no mediáticos, no debidos a medios ya de por sí periodísticos, como los de El Boomerang o los de The Guardian), es porque ese blog ha llegado a suscitar un interés similar al de los medios. Eso quiere decir que ese blog ha construido con su quehacer constante un espacio de recepción similar al de los medios. ¿Te das cuenta la importancia que eso tiene? ¿Te das cuenta de que eso, antes de 2004 ó 2005, era impensable?

Que existan blogs que lo hayan logrado, a base de trabajo y amparados en mantener su criterio, me parece un logro tremendo, todos suspirábamos hacia 2002 porque existiera un espacio alternativo al por entonces reinante, porque ese espacio -con las pertinentes excepciones- era difícil de reformar y democratizar, era impermeable y estaba conquistado -y lo sigue estando-, tanto en narrativa como en poesía por críticos de baja intensidad, en su mayoría defensores de la poesía normalizada y de la narrativa de escaso voltaje y próxima a la lectura fácil o directamente al best-seller. Salvo algunas excepciones, insisto. Que algunos blogs hayan podido alcanzar una repercusión similar (en poesía, desde luego, mucho mayor, por la simple razón de que los suplementos han ido restringiendo e incluso eliminado su panorama crítico de poesía no extranjera), es un avance mayúsculo para la democratización y la apertura de la crítica nacional. ¿Que ese hecho no significa que todo el monte bloguero no sea orégano? Por descontado. ¿Que algunas bitácoras reproducen las estructuras suplementarias y normalizadas? Pues claro que sí. ¿Que algunos blogueros son unos sinvergüenzas? Algunos no: muchos, porque muchos son los blogueros y poca la voluntad de lectura consistente. Pero queda un resto. Un elenco nutrido, variado, escaso, de blogs que intentan, modesta y desinteresadamente, hablar de literatura y no de mundo literario, comentar libros y no estatus, analizar textos y no personas.

Por esos, por ésos pocos, que son a los que yo me refiero cuando hablo de crítica-blog como alternativa a la crítica convencional, todo lo demás merece la pena. Saludos y gracias, Logiciel.

Germán dijo...

Hola de nuevo. Un pequeño apunte sobre la publicidad en los blogs que, aunque no es exactamente de lo que va este post, creo que aporta algo:

Si los blogs literarios españoles no tienen todavía publicidad de las editoriales es porque los departamentos de márketing de las editoriales españolas van muy por detrás de la realidad. En otros sectores más competitivos (tecnología, moda, etc...) ya existen muchísimos blogs en español con publicidad.

La presencia de publicidad determina los contenidos de aquella prensa que no es verdaderamente influyente, carece de criterios propios o cuenta con una audiencia muy poco crítica que le sigue siendo fiel por motivos espúrios, pero eso no tiene por qué ser así. Si un medio, impreso o electrónico, cuenta con una audiencia interesada o es capaz de generarla debido a su calidad e independencia, a las empresas serias les interesa pagar publicidad en él sin presionar en absoluto para que cambie sus criterios —al contrario. Apple no retira la publicidad de los medios cuyos colaboradores han criticado duramente determinados aspectos del iPad, ni Dior deja de anunciarse en el Vogue USA porque a Anna Wintour no le haya gustado la última colección de Galliano.

Soy consciente de que en el mundillo literario impera la desconfianza hacia todo lo que huela a negocio, pero creo sinceramente que plegarse a esa desconfianza no es siempre lo mejor. Y ojalá muy pronto se pueda vivir decentemente de escribir un buen blog literario independiente en español. Sería un síntoma de madurez.

logiciel dijo...

Creo que hasta me he sonrojado... No comento habitualmente ningún blog salvo el tuyo y el del profesor Molinuevo.
Será porque me incitan a la reflexión.
Saludos

Vicente Luis Mora dijo...

hay un fondo de razón en lo que dices, Germán, pero hay diferencias también: Dior o Apple se pueden permitir, por su tamaño, pequeñas resistencias. Un blog o incluso una revista no suponen para esas multinacionales un impacto decisivo, aunque la revista sea Elle o Wired. Por el contrario, para una editorial española, los suplementos nacionales sí pueden suponer un impacto significativo (más los anuncios que las reseñas, porque hay más hojeo y ojeo de suplementos que lectura real), y quizá hablo de forma no parcial, al conocer de primera mano el efecto que algunas presiones editoriales han tenido a la hora de encargar reseñas, porque ciertos críticos me las han contado. Este es un tema que afecta más a la narrativa que al ensayo o la poesía, por supuesto, pero afecta, no lo dudes. El espectro es menos amplio y las presiones existen.

En lo que respecta a que vivir de un blog de crítica literaria podría ser un síntoma de madurez de nuestro sistema literario: totalmente de acuerdo. Y sería un milagro, también ;). Saludos, Germán.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Puede pasar, tal es mi caso, que el lector de bitácoras, interesado en la literatura y por extensión, en la crítica literaria, busca en la red a los críticos que previamente ha leído en la prensa. A partir de ahí, puede que siga a ese crítico virtualmente, pero sigue siendo referente indiscutible el suplemento semanal. Creo que no se trata tanto del formato donde se ubique la crítica, sino del interés hacia el propio crítico, pues entre crítico y lector se crea un vínculo (¿unilateral?) difícil de romper, casi complicidad. En casos así, papel y web se complementan.

Anónimo dijo...

desconfío bastante de las críticas que se realizan en los suplementos no locales, en especial de Babelia, El Cultural del Mundo y el cultural de la La Vanguardia, tengo la sensación de que solo reseñan a los grandes grupos, en cambio me parece un gran suplemento el ABCD.
Muy bueno el suplemento de La Opinión de Málaga y el de La Voz de Galicia, modestos pero honrados.

Arcadio dijo...

Quizá el único inconveniente a los blogs de crítica sea que les resulta imposible abarcar la gran oferta disponible en el mercado. Mientras los medios más conocidos disponen en sus filas de numerosos críticos que reseñan semanalmente diversas obras, un blog, por sus propias y lógicas limitaciones temporales y de dedicación, apenas podrá alcanzar a reseñar un par de obras.
Algún que otro blog, quizá para solventar semejante limitación, ya ha nacido con voluntad de reunir a diversos críticos que publican las reseñas con cierta asiduidad.

Clifor dijo...

Como dicen por ahí, es imposible abarcar toda la oferta que se conoce en los blogs. Eso sí, es la herramienta más fiable porque no suele responder a criterior comerciales y es la parte que más me interesa. La recomendación sin interés mayor que el literario.

Además, en cuanto a este blog, es una referencia en la red. Compro y leo varios libros de los que se critican en este espacio. Considero esta crítica interesante y da a conocer propuestas diferentes que en suplementos tradicionales jamás aparecerían.

Enhorabuena y que no decaiga.

Anónimo dijo...

Hola, consultor.

Las preguntas son componentes de una reflexión que busca mejorar sus presupuesto actuales, y superarse, como mínimo, aprender de sus afueras. Demasiado pocas, las diferencias, las opciones. Ya me gustaría comprar uno al mes. Supongo que tengo que repartir, así que, en mi caso es un cómic, un libro y un cd o similar cada tres meses. Sale a un ítem por mes. Me falta la posibilidad “menos de...al mes” , o la de reseñas no ya de suplementos, sino de revistas independientes de la prensa, con las que me parece los blogs comparten más características de las que a priori se llega a pensar. ¿Y qué hacemos con el “depende”? ;)

Me hace reflexionar sobre todo en los márgenes elásticos sobre los que se mueve el gusto del lector en la red. No creo que leamos tantas bitácoras -puede ser tu caso, dado que estás realizando un estudio, por lo que no estaría mal saber algo más cuando lo acabes; nos llevaríamos sorpresas- como para tener un conocimiento exhaustivo de aquellas que se dice o nos parecen “objetivamente” mejores (estas pueden existir sin que sepamos nada sobre ellas). Nos fiamos, cómo no, de los consejos, del propio gusto y de aquello sobre lo que existe cierto consenso, al menos para una visita fugaz pueda repetirse. Los blogs de crítica individuales para algunos son un desfogue ocasional, un archivador, o un trabajo bien arduo y esforzado, que da algo diferente al administrador o a sus lectores, que intercambian o no información valiosa. Pero, ¿para qué sirven?¿existen en su encarnación virtual por descrédito de la prensa en papel, han de cumplir un tipo de tarea que no suponga una suplantación? La crítica puede ejercerse de muchas maneras, y la libertad relativa que suponen las redes sociales no hacen sino aumentar las posibilidades de mayor o menor calado con que se arma el empleo del tiempo, en el ocio cotidiano o la investigación seria o diletante. Un blog no es un usurpador, las bitácoras colectivas a veces se reestructuran como espacios de crítica apartadas del vil metal (aquí se parecen a los equipos de los cortos de cine), ¿pero, no siempre por principios, más bien porque no hay dinero invertido en ello?. Con todo, la influencia digital es muy escasa en las ventas, diría. Se trata de consumidores diferentes, que consultan muchas fuentes distintas, pero no su totalidad.

Conocí este blog en su primera dirección por un comentario, si no recuerdo mal, en el de Félix de Azúa, en un artículo sobre esquizofrenia y donde un comentarista dejaba un enlace, y así llegué a las pantallas verde oliva o casi de bitácoras.com. Podría haber sucedido con otros, pero lo que importa es habituarse. Da un poco igual si es visitado por dos o dos mil personas (relativo, claro, pero me refiero a la costumbre de entrar a la hora del desayuno, no a la extensión de las conversaciones en los comentarios, ni a la importancia que se le da a la influencia de un blog o de lo que se opina en él) en principio.

Disculpa las parrafadas. Un saludo y hasta otra.
--
c.m.

Juan Carlos Márquez dijo...

Vicente, cómo lo vas a hacer: ¿Vas a separar los blogs de crítica literaria, como el tuyo, de los blogs de mamporrería literaria (aquellos basados en la crítica generosísima de libros de las editoriales en las que a los mamporreros les gustaría publicar)?
Es que en los últimos tiempos, seguramente porque se están reproduciendo y asentando en los blogs los parámetros de la crítica de los suplementos literarios, este tipo de blogs son una epidemia. De hecho, en conversaciones informales, algunos editores me han confirmado lo que ya intuía: que les han llegado manuscritos de los administradores de esos blogs que ensalzan sus novedades editoriales, y que además los manuscritos son horrendos.