lunes, 14 de abril de 2008

Autocrítica

El otro día alguien me preguntaba qué tipo de cosas cuelgo en este blog. Le respondí lo que ya sabéis: reseñas, apuntes, notas de viaje, artículos, adelantos editoriales, poemas sueltos, etc. Cuando dije "adelantos editoriales" (aunque en realidad se ha publicado solamente uno) sentí una sensación rara, aunque no entendí por qué en ese momento. Pensándolo después, una vez que me quedé a solas, llegué a la conclusión de que antes, en la misma conversación y a la misma persona, le había dicho que uno de mis objetivos era crear un espacio literario al margen del mercado. No porque el mercado sea malo en sí -sólo lo es el mercado ultracapitalista sin limitación alguna-, sino porque tampoco hace falta que el mercado entre en todos sitios. Creo que es saludable que, en algún momento, existan espacios habitables al margen del mismo, donde su omnipresencia exterior no afecte al debate de ideas.

Pero me di cuenta de que había incurrido en una grave contradicción en mis planteamientos al incluir la publicación de un adelanto editorial. Obviamente, y como es sabido, no tengo ninguna relación profesional ni literaria con Alfaguara, ni siquiera conozco personalmente a sus editores (de hecho creo, aunque no estoy seguro, que Nocilla Experience ha sido la primera obra de la editoral comentada en el blog), y por tanto es obvio también que mi única intención era ayudar a la difusión de una obra que me parece importante, amén de intentar reconocer -y eso pesó más que nada- la especial vinculación de Agustín con este blog casi desde sus inicios. Pero, aunque mi intención no fuera espuria ni mercantilista, cometí un error al reproducir, siquiera inconscientemente, esquemas de mercado, técnicas ligadas a la mercantilización de los productos literarios. No los juzgo. Los editores y sus familias, así como sus trabajadores, viven de ello, y gracias a su esfuerzo se hacen traducciones y se publican libros a los que de otro modo no tendríamos acceso. Sus actividades e iniciativas para vender son, pues, legítimas. Supongo que también es legítimo que yo decida no mimetizar esos comportamientos, puesto que no vivo de esto, ni mi familia tampoco. De modo que nunca más aparecerá en este blog un adelanto editorial, a menos que su edición se haga por una fundación u otra entidad sin ánimo de lucro, como universidades o instituciones afines. O que se trate de una edición con fines benéficos. Por supuesto, esto no quiere decir que no puedan aparecer por aquí textos inéditos, lo que quiero romper es la relación directa e inmediata con un producto de consumo dirigido a la venta masiva. Sé que entendéis por dónde voy.

Imagino que muchos de vosotros habéis advertido mi error y, por generosidad o prudencia, habéis preferido callar, porque nadie me ha dicho nada, escribo esto de motu propio. Quiero pediros disculpas de nuevo y animaros a que, si detectáis en este blog algún comportamiento impropio, me lo critiquéis sin problemas y con toda confianza. El mercado es tan omnisciente y sus poderes de convicción tan variados y precisos, que logra que clonemos su respiración mecánica sin advertirlo siquiera. Perdón de nuevo y gracias por vuestra paciencia.




46 comentarios:

Jorge Barco dijo...

Hubiera sido extraño un "adelanto editorial" en tu blog si se tratara de un adelanto que favorece a una editorial, es decir, que no se hiciese publicidad de un autor concreto sino de un "producto" de una editorial determinada.

En el caso de Nocilla Experience pudiste adelantarnos unos fragmentos de un autor concreto, y creo que todos entendimos que la editorial en la que se publicaba el libro es lo de menos, sino la obra en sí.

Así que adelantos como ése, centrados en escritores, puedes darnos los que quieras.

Abrazos

Anónimo dijo...

En verdad, hay situaciones en que el tiempo "logra que clonemos su respiración".
Hombre, Vicente, que tampoco es para tanto, ¿no? Sin ir muy lejos, propones justo al lado un "canon", digno de aplauso por la frecuencia de buenos títulos que entre todas esas editoriales van sacando. Eso podría verse más contradictorio a priori, cuando en realidad -casi seguro- es una decisión personal por el contenido intelectual ahí presente. Hace unos meses hablabas de las novedades editoriales, del imposible ritmo no ya semanal, si no diario, que requeriría la lectura de un porcentaje mínimo de ellas. Si una microeditorial te enviase un archivo Word de segura publicación de un autor ignoto, y a continuación decidieras publicar un breve texto sobre este "adelanto", ¿sería lo mismo que has reflexionado a raíz del adelanto de "...Experience"? Pues, no lo creo del todo, pero además, no me parece tan importante. Supongo que aquí, y en otros blogs, se cuelga aquello que a uno le importa, venga de donde venga. Un blog como un libro digital de la almohada; (y algo del mercado se colará sin duda respirando, aunque tengas mosquiteras)Nada grave, o estoy muy equivocado, que también es muy posible. Un saludo entre pasillos.

c.m.
--


un extracto de un libro sacado de Bookforum

http://www.press.uchicago.edu/Misc/Chicago/071633.html

Anónimo dijo...

También procedente de Bookforum, una meditación sobre la crítica en estos tiempos de "tiempo real":

http://www.latimes.com/entertainment/la-et-goldstein8apr08,1,3248359.story

c.m.

bydiox dijo...

Suscribo lo que dice Jorge, en ningún momento creí viendo "publicidad" de X producto de una editorial Y (como sí que se pudo ver en otros medios, por ejemplo), sino anunciar la publicación de algo que se iba a publicar y que el editor de este blog consideraba relevante.

Yo no creo que tal autocrítica deba hacerse, siempre que los adelantos dados sean de esta magnitud, claro.

Anónimo dijo...

Motu proprio:
Documento de la Iglesia Católica emanado por el Romano Pontífice por su propia iniciativa y con su propia autoridad.

Utilizado como expresión para indicar que se hace algo espontáneamente sin responder a petición previa. Es frecuente que se utilice de forma incorrecta como: motu propio (con una erre) o de motu propio (con de y una sola erre).

Con independencia de su sentido primordial como "documento emanado" del Romano Pontífice, es de uso muy frecuente en español (en conversaciones, charlas, términos jurídicos, conferencias, etc.). Por ello se oye, también muy frecuentemente, el "de motu propio" obviando el auténtico sentido y construcción latinas que en ningún caso deben obviarse.

La redundancia que implica el decir "de" acompañando al ablativo (de motus=movimiento, que ya lo lleva implícito) obliga a decir "propio" como indicativo de una cuestión propia, aunque realmente el "proprius" (su ablativo "proprio") lo que quiere indicar es que "pro prius motus" (por primer motivo, por primera razón, por primer impulso, por primera reacción...) se realiza la acción "motu proprio" como siendo lo primero que se te ocurre hacer.

La expresión latina es lo que se conoce como "ablativo absoluto" que nos lleva a traducirlo como "siendo realizado por su iniciativa", es decir, sin que nadie más intervenga en la resolución.

De Wikipedia

Alvy Singer dijo...

Este es un post muy necesario, como lo puede ser toda autocrítica pero le llevaré la contraria, precisamente porque no había nada de adelanto editorial en su reseña-entrevista. Cosas que sí había: un género, el citado en la anterior oración, que me gustó y un intento de tener herramientas (o materiales) para abordar la obra una vez saliera. Me parece que ha sido usted injusto consigo mismo de una forma inocente porque el mercado no tiene nada que ver con un preestreno, un festival de cine o un adelanto editorial. Sí de una forma lateral, se trata de la distribución pero su bitácora nunca ha tratado de rendir culto instantáneo a la novedad ni ha vendido promesas de grandes novelas, ni ha negado la lectura de Tolstoi, ni la de los clásicos, ni ha esquivado la recuperación de clásicos ocultos. No, precisamente libertad también puede ser que yo, en mi caso particular, haga una reseña de los Cronocrímenes, con la higiene intelectual de no revelar nada claro, al verla en Sitges. No creo que forme parte de una conspiración industrial ¡aún reafirma este post a los que parecieron que sí! ¿Cambiaría demasiado la crítica (publicada, además, escasamente antes de la publicación del libro) después de su publicación? No lo creo, necesitaremos esas décadas para revisitar cualquier obra.
Libertad es también, a mi juicio, no vivir sujeto a la dictadura de la novedad ¡pero sin que eso se convierta en un impedimento para hablar de las novedades que merezcan la pena! No me malinterprete ni crea que no respeto su opinión pero un blog con tanta coherencia no necesita cuestionarse en ese aspecto cuando usted si por algo se caracteriza es por su actitud insobornable que no duda en mirar al costado además de proponer continuamente muchas discusiones alternativas, inquebrantables y nunca sujetas a ningún tipo de estrategia conspirativa.

b dijo...

Sigo leyendo.Me parece una acertada reflexión.

Vicente Luis Mora dijo...

Gracias a todos por vuestra opinión. De todas formas, prefiero pasarme que quedarme corto. Y no por lo que puedan decir, sino por una cuestión de seriedad y de respeto a los lectores.

Y lo de motu proprio es cierto, pido disculpas. Gracias por la corrección.

jkmarkez@yahoo.es dijo...

Siempre me parecen admirables e higiénicos los ejercicios de autocrítica, incluso cuando no sé exactamente su razón de ser. Yo no veo problema en hacer un adelanto editorial de un autor tuyo de referencia y con quien parecen unirte lazos literarios y, quizá, hasta personales de empatía o amistad. No es tan malo que uno se "traicione" un poquillo por la gente que le merece la pena ¿no?

Ibrahím Berlín dijo...

Confrontar ópticas y hallar nuevos puntos de vista, como lo que tú haces en este post (de hecho, creo que todos estamos más o menos sorprendidos, alucinando incluso, ante la idea que subyace), está muy bien; favorece el diálogo y todo esa plasta. No obstante, hay puntos de vista en los que mejor es no incurrir. Visto así, Vicente, también podríamos pensar que todo tu blog incita al consumo, desde una superficial recomendación de Clarín hasta la crítica-entrevista de Nocilla Experiencie pasando por tus propios libros; y que en realidad tus críticas no son más que cortes publicitarios para un target más sesudo —y en este sentido, la mayoría de tus lectores se jactarían de ser inmunes a la publicidad común, pero sin embargo compraría cada nueva entrada que publicases, reafirmando así sus “intereses de clase”—, y que el capitalismo todo lo fagocita y… [bostezo]. Es un planteamiento que resulta histriónico, al menos para mis ojos. Creo que nadie ha pensado hasta el momento que este Diario de lecturas sea una conspiración de la maquinaría imperialista yanqui para la que trabajas. (Es broma, hombre.) Y en cualquier caso, si en verdad tu blog es una herramienta más al servicio de los intereses editoriales, te aseguro que lo disimulas muy bien: desde luego yo no he advertido intenciones deshonestas por tu parte. Eres el publicista más eficiente que conozco entonces. ¡Hagan el favor de llevar a este hombre a Cannes!

No te autoflageles así, Vicente; no al menos delante de tus lectores.

Un abrazo.

Ibrahím Berlín dijo...

Acabo de acordarme. ¿El problema auténtico de todo esto cuál es?, ¿el que se deduce de la siguiente introducción, de simpático y rimbombante corte como presentación circense?: “Por gentileza de Agustín Fernández Mallo y de la Editorial Alfaguara, Diario de Lecturas presenta en exclusiva estos extractos de Nocilla Experience, que estará a la venta el próximo 5 de marzo.” Es decir, ¿el problema viene de lo contentos que se pusieron los chicos de Alfaguara, una editorial de mainstream, por llamarlo de algún modo —tú mismo has dicho no estar demasiado interesado en sus publicaciones antes de Mallo—, al conocer que estabas interesado en promocionar el libro de éste? Pues bueno, sigo con lo del post anterior —y os prometo no volver a mentar la idea del capitalismo como devorador de todo aquello que sea susceptible de ser comercializado, aunque quizá sería también recomendable hablar de L. McCaffery y dar otra vuelta de tuerca al asunto—: deduzco que con el número de visitas que tiene este blog (por cierto, y ya que cuentas con Analytics, ¿podrías desvelarnos la media diaria?), y con el target del mismo —seamos francos, hablemos en términos comerciales—, cualquier editorial/ autor/ publicación debería estar mínimamente interesado en aparecer en este lugar con una lectura favorable. La gente no es estúpida, mucho me temo. Sea como fuere, Vicente, desde mi particular punto de vista te animo a que tu moral siga siendo “literaria” y “creativa” antes que “política”, que para eso ya tenemos a gente como Gopegui. Si los chicos de Alfaguara han engrosado sus cuentas con Nocilla Experience —y ya de paso, con el tirón mediático en el que Prisa ha participado gustosamente—, me parece bien. Yo aún no me he hecho con el libro. ¿Qué debo hacer?

Anónimo dijo...

Vicente, creo no eres ni nunca has sido nada sospechoso de tratos de favor con editorial alguna.
Mi opinión es que sería una pena que no hicieras más adelantos editoriales. Yo, y supongo de otra gente, gracias a ti he sabido de libros que lo contrario se me hubieran escapado. La autocrítica está muy bien, y habla excelencias de ti, pero cuando la autocrítica es muy severa puede caer en otro extremo aún peor. Centrémonos.

Yo te animo a que flexibilices tu planteamiento, a estas alturas ya todo el mundo sabe quién es quién. Ya no tienes que demostrar nada ya que lo has demostrado en multitud de ocasiones.
Piénsalo.
Un abrazo

Agustín

Anónimo dijo...

Hola a todos, me gustaría llamarle la atención a un anónimo que ha corregido el "motu propio", que escribió Vicente. Ya sabemos todos cómo es en realidad la expresión,y aunque no lo supiéramos, me parece un acto de mal gusto y de vacua pedantería sacarlo ahora, en un contexto en el que el administrador del blog está pidiendo disculpas por algo.
Sólo eso. Un saludo a todos.

PD: estoy con el resto de blogers, no dejes de hacer lo adelantos editoriales que veas pertinentes, please, es una de la buenas funciones de todo blog literario, y en particular de éste.

Miguel Espigado dijo...

Agradezco mucho la matización de Vicente aunque es cierto que cuando leí el “adelanto editorial” no me pareció mal en lo absoluto. Creo que resulta comprensible la disculpa si entendemos a a VLM no le deben faltar, a estas alturas, ofertas tentadoras para pasarse al reverso tenebroso (imagino) de la crítica. Y por lo mismo supongo que es especialmente celoso para cuidar cada detalle de su independencia frente a la tendencia mayoritaria y la sinergia mediática, que siempre deriva en una sinergia de praxis y pensamiento único ante el fenómeno literario. Creo además que resulta coherente que VLM matice, pues es el análisis diacrónico y minucioso de la literatura lo que encuentra en este blog su remanso (y su reducto), frente al pensamiento generalista de los media y su política de titulares gordos y tierra quemada. La búsqueda de la coherencia, el afán de concreción, el rigor de planteamiento, son algunas de las virtudes del escritor que muchos admiramos en VLM, y como sus lectores, le exigimos. Aunque esta vez no hacía falta, desde luego es muy de agradecer.

Vicente Luis Mora dijo...

Tranquilidad, tranquilidad. Ayer me escribió una amiga, preguntándome si me había vuelto paranoico. Le contesté que (creo que) no es el caso; simplemente estamos ante un supuesto, quizá, de "exceso de celo". También le respondí que, debido a cómo funciona el tema de la crítica literaria en España, más vale pasarse de escrúpulos y de respeto hacia los lectores que quedarse corto. ¿Recordáis el aforismo de Marco Aurelio? "Si no quieres ser como ellos, no hagas lo que ellos hacen". Es uno de mis pocos lemas vitales, lo llevo a rajatabla.

Me gustan los razonamientos mediante reducción al absurdo de Ibrahim, que reflexiona tan bien como rapea. Si llevamos al extremo, en efecto, las cosas, toda reseña de todo crítico sería "propaganda comercial", incluso las malas reseñas. Pero sabemos que hay diferencias. Una reseña se publica cuando el libro ya ha aparecido y las mías, salvo excepciones y por mi ritmo de trabajo, aparecen semanas o incluso meses después de la publicación, con lo que la fase comercial de publicidad ha terminado cuando la crítica aparece. Pero un adelanto editorial tiene como función "crear expectación"; sus leyes no son las del análisis desapasionado del texto (entendiendo por pasión cualquiera no literaria), sino las de la simple publicidad del contenido. No hay nada "crítico", ni siquiera "literario", en un adelanto editorial.

Tenéis razón en una cosa. No todos los casos son iguales. Vamos a poner un ejemplo hipotético, para pensar con libertad. Pensemos en la próxima novela de Thomas Pynchon. En sí misma, saliera en una editorial sin ánimo de lucro o en la más rastrera del mundo, sería un acontecimiento literario en sí mismo, algo importante para la literatura occidental. Poner un fragmento en manos del lector, e incluso generar expectativa, lograr que ese libro se lea cuanto más mejor, es un deber cultural. A lo mejor alguien piensa que exagero, pero creo que este país (hablo del nuestro) sería mejor si en vez de diez mil Pynchon tuviera cien mil lectores; hablaría de un mayor grado de civilización y de cultura literaria. Por eso, admito que se puede matizar y que, como alguien decía, todo extremo es malo. Mediré los casos concretos pero, eso sí, por si acaso y como medida preventiva de respeto a los lectores, la publicación de los adelantos será muy restrictiva.

Por supuesto, una nota advirtiendo de la salida de un libro que me parece importante no es un adelanto, es sólo poner sobre la mesa la aparición de algún libro que es relevante por quien lo escribe. Por ejemplo: acaba de llegarme La potencia del pensamiento, del filósofo italiano Giorgio Agamben, publicado por Anagrama. Antes de abrirlo, sé que éste es un libro que "deberíamos" leer todos, como cualquiera de los anteriores de Agamben publicados en Pre-Textos.

Gracias a todos por vuestras opiniones y vuestro apoyo y sinceridad. Sólo intento estar alerta. No sólo porque sea un paranoico, que quizá lo sea, sino porque os merecéis lo mejor.

Germán dijo...

Hola Vicente,

Entiendo tus escrúpulos aunque, como otros que han han escrito antes que yo, los considero, por una parte, completamente innecesarios, y por otra, un signo de que la influencia de este blog está creciendo cada vez más y su propia evolución implica ciertos dilemas a los que es imposible sustraerse. Aún sin ceder ni un ápice en el propósito de mantener una reflexión seria sobre literatura, el éxito ha transformado el blog en un espacio de referencia donde tu criterio personal al seleccionar y comentar una obra, sobradamente demostrado a lo largo del tiempo, posee un valor en sí mismo, y por lo tanto un valor tangible en el mercado. El hecho de que no cobres por ello no hace sino aumentar aún más este valor.
Creo que importa poco "crear expectación" antes o después de que un libro sea publicado (siempre se "crea expectación" en aquellos que todavía no lo han leído), y tampoco creo que sea demasiado relevante el nombre o el tamaño de la editorial responsable de su publicación. Lo único que importa es que el criterio de calidad literaria que has demostrado hasta ahora se mantenga —y creo que eso sigue estando muy claro.

Que te hayas visto en la situación de plantearte esta reflexión significa dos cosas: que tu blog es un éxito, y que algunos buenos libros también pueden serlo. (Ya sabes, la paranoia es la enfermedad de éxito: se pasa de "¿por qué no me mira nadie?" a "¿por qué todos me están mirando?")

El argumento de que las editoriales comerciales ya disponen de mecanismos publicitarios para sus libros no es muy sólido, ya que esos mecanismos no aportan lo mismo que una crítica tuya ni van dirigidos al mismo tipo de público (En este mercado sobresaturado de spam, una buena novela publicada por una gran editorial comercial puede pasar más desapercibida para quienes serían sus "lectores naturales" que otra publicada en una editorial minoritaria, aunque la primera vendiese 100 veces más ejemplares que la segunda)

En fin, ya sabes todas estas cosas...

Un fuerte abrazo

Recaredo Veredas dijo...

Hola. Aun respetando plenamente el fondo del artículo y su coherencia, creo que no hay nada perverso en publicar un adelanto de una novela, aunque ello suponga un incentivo a las ventas. Es, simplemente, un regalo que ofreces a los lectores de tu blog, regalo cuyo valor se incrementa en este caso, ya que la novela en cuestión posee un indiscutible interés para tus lectores. Tampoco creo que el nombre de la editorial en cuestión tenga mayor importancia. Al fin y al cabo, es una de las mejores editoriales españolas, que trata de actualizar un catálogo que, aun siendo en tiempos brillante, había quedado un tanto obsoleto.

sergisonic dijo...

Se ha dado relevancia en este espacio a poetas de New Mexico, al Gran Pez de Lynch o a Nocilla Experience, por mencionar recientes casos. Y aquí, todo es lo mismo. Con editoriales o sin ellas. Se ha hecho incluso crítica literaria de un himno que se quedó en casi himno.
Y todo sigue siendolo mismo: tú crees que hay algo reseñable, noticiable, y lo compartes con anónimos o no tan anónimos, con nosotros, aquí.
No es un error. Es otra cosa mejor, a la que muchos ya estamos convencidos.
El filtro del contenido de este espacio es un seguro de vida para el lector. Y el responsable del filtro, el filtro del potencial interés, es usted.
Y de momento, parece que la cosa interesa. Y mucho. Incluso a aquellos que no predican los mismos gustos.
Así que no se fustigue tanto, que no lo merece.
Y claro, muchas gracias por compartir "todo esto".

Un saludo

Wilco dijo...

Me parece ver publicidad. Las recomendaciones/adelantos/reseñas son como pasadizos. Enfocan a Pasadizos.

El pasadizo pasa a ser uno de los brazos del parchís. A cada extremo del brazo, un nodo igual de saludable: centros de 2 tableros.

Excepto la línea de fuga hacia "Pasadizos" no he visto publicidad clara.

No me parece del tipo inútil ni la evidente -Pasadizos- ni la otra.
Pasadizos necesarios.



PS:
La firma "De Wikipedia" (¿Leonardo de Wikipedia?)

Miguel Espigado dijo...

Desde luego da mucho que pensar este asunto, porque lo que es evidente es que Fernández Mallo, aunque suela negarlo con una humildad que le honra, es hoy uno de los escritores con más proyección de la literatura en español, y además apoyado por una super campaña de marketing editorial. Un campaña en la que Alfaguara ha demostrado un importante conocimiento de la dinámica de los blogs independientes, utilizándolo en beneficio de su lanzamiento. Es evidente que las grandes editoriales van perdiendo la inocencia respecto al potencial de la red social de los blogs literarios, lo cual es una maravillosa noticia, porque quizás ayude a la emergencia de más autores como F.Mallo. Solo un anti-sistema se negaría a cooperar con una práctica capitalista que considera beneficiosa para el bien común, por lo que el “adelanto editorial” de VLM queda plenamente justificado desde un punto de vista moral (palabra que ya ha sonado por ahí). Pero lo cierto es que a mí, personalmente, no me sobra cierto radicalismo cuando de lo que se trata es de marcar distancia con la praxis del marketing editorial, sobre todo cuando el marketing editorial (y esto lo he aprendido en este blog) se disfraza de crítica literaria en los suplementos de cultura de los lobbys. Mi sensación es la de que ninguno de los habituales de este blog puede malinterpretar las buenas intenciones de este “adelanto editorial”. ¿Pero qué ocurre si entras en un blog, completamente desconocido, que habla de autores completamente desconocidos, y lo que te encuentras como post es un adelanto editorial? Quizás sean esa clase de detalles los que marcan la diferencia, creo yo.

Vicente Luis Mora dijo...

Miguel, perfectamente verbalizado, gracias. Eso de que alguien que no sabe nada de mí ni del blog entre aquí, vea "adelanto editorial" y piense "hum..." antes de salir huyendo es justo lo que intento evitar. Gracias.

Anónimo dijo...

Estando de acuerdo con todo lo que se ha dicho hasta ahora, me gustaría pensar en lo siguiente, en el marco literario que nos lleva a tener este tipo de conversaciones o dudas que en otras áreas de la creación no existen.
Creo que todo ese celo, que honra a Vicente, aunque yo no lo comparta, viene de una (para mí) ética que se da en el mundo de la literatura y que yo a veces no llego a entender.
Por ejemplo, es casi inconcebible que un autor que sea parte de una editorial publique en esa editorial. Parece que sería mal visto porque “lo tiene fácil” para sacar su obra. Pero es que los libros, si son buenos, se defienden por sí mismos, los saques en tu editorial, en otra o los autoedites. Es más, la propia filosofía blog casi exige que cada cual se autopromocione y se autopublique como medio alternativo a otras grandes vías, y que se den espacios de reflexión serios como este blog. Por eso, precisamente, creo que lo verdaderamente contemporáneo es publicar en blog lo que uno cree digno de mención, sea un comentario de un libro o un adelanto, o que sea, sin pensar en si eso pertenece a un grupo editorial o a otro.

Eso el mundo de la música lo tiene muy claro. La mayoría de los sellos que crean son, en un principio, para sacar los discos de los amigos o los propios (¡faltaría más!), es la única manera de hacerlo, así nacieron compañías hoy respetadísimas como DRO, GASA o Acuarela. ¿Por qué en la literatura tenemos tantos prejuicios?

Unos amigos y yo montamos hace años la revista Casatomada, entre otras cosas para publicar trabajos propios que no tendrían salida en otro lugar, además de obras de gente que no estaba ligada a la revista. Y sin ningún problema.
No sé, es que no termino de entenderlo. Quizá, siguiendo el razonamiento de Germán, todo venga de que este blog se ha convertido en una potencia literaria de primera categoría, y eso termina por establecer presiones éticas al administrador, y eso tiene como otra cara de la moneda la lectura de que se vuelve rígido y, precisamente, se vuelve lo contrario a lo que este blog creo que quiere ser y es. Bien, Vicente, yo te digo que pases de todo, como has hecho siempre, que reseñes, adelantes, o cuelgues lo que te de la gana, piénsalo como una manera de, precisamente, exhibir tu libertad absoluta.

Agustín

Wilco dijo...

Algo parecido sale en un libro. Parece una predicción. Aquí se adelantó.

Proyecta algo sólo para ser feliz, pero van a decir, "hmmm". Seguro lo dirán.
Para ser feliz no, explicará se encontró en el buzón unos poemas etc.

consciencia de los "hmmms" en dos centros (des)equilibrados.

Edgar Quinet dijo...

por mí puedes adelantar lo que te plazca, de hecho, ya había leído la nocilla antes de que publicaras el adelanto, y juro que mientras la leí tomaba rebanadas de pan de molde con Nocilla para merendar.

¿Por qué leo tu blog? para estar al tanto de lo que se cuece al margen de campañas, marketing y reseñas vendidas o compradas. Me gusta saber que va a salir tal libro que puede resultar interesante, que lo digas antes o después de que haya sido publicado da un poco igual. Tampoco me lanzo de cabeza a comprar todo lo que recomiendas, pero al menos le echo un vistazo.

Pues nada, vaya desde aquí mi comentario para animarte a que hagas lo que te de la gana en tu blog, que para eso es tuyo (y de google).

Anónimo dijo...

Una reflexión aparecida en una entrada del blog The Transgenic Writer. ¿Y si no es para tanto,después de todo?, a lo peor esto se cae dentro de nada...

http://www.franontanaya.com/blog/

(originalmente en inglés, it´s a bilingual blog)

"The blogosphere is dead, long live the blogosphere

03.04.08 |

No, really, I’m just anticipating the events. Someday, somewhere, a big blog will suddenly crash, and some ‘smart’ dude will say: “this day the blogosphere died”. Though blogs will still continue to exist, whatever one meant for “blogsphere” won’t be there anymore.

But then, what if it had happened already? Three years ago, when I thought “blogosphere” I thought, because it was that way, about a decentralized heavily interlinked community of self-aware individuals —and sorry for the IT slang. Did something change radically either on concept or scale in these last three years?

Yes. Advertising. And blogs as low quality-high spread commercial platforms.

Advertising networks, and therefore the Search Engine Circus competition, has moved the network from the blog-to-blog sphere to the blog-to-ads-network sphere, and replaced the core of the interlinking from the «lets form a super-cool bloggers microsphere» to «lets form a cartel to powergame the Google-slot machine». But the worst part of the link-rush fever, as always, is being paid by the small mimicking guys lured by the big promises. The once natural and balanced ecosystem of blog links is now spammed to death by the massive creation of artificial relations between blogs. You don’t know anymore if something is being referred because it’s worth it, or because the blogger wants to place some keywords, or is being paid for linking —which is not evil by itself—, and pretending that it is his sincere personal tastes —which is blatantly shameless. And we cannot forget, too, that the bulk of the chatty-sociable people has moved away of regular blogs to the meat-market of look-at-me web profiles, so they are not greasing anymore the interstices of the read-what-I-think sphere.

So, is the blogosphere of the old good days dead already? Do we bloggers live in tiny islands in the after global-web-warming apocalypse? Or is that still waiting to happen?"
--

En fin, no hay que ponerse demasiado crimentales por adelantarse a un clon pulmonar. A ver cuál es el libro que viene, ya no doy abasto! Un saludo.
--

c.m.

Vicente Luis Mora dijo...

Bueno, ese artículo me parece tremendista, exagerado y contaminado de aquello mismo que denuncia: critica la intromisión de lo mercantil en los blogs cuando es, en su esencia, un claro ejemplo del periodismo de "infotainment", caracterizado por introducir en la actividad informativa lo peor del espectáculo publicitario, para vender más. Es un ejemplo divertido de oxímoron. A la blogosfera le queda mucho camino por delante, pero coincido con él en que, cuanto menos publicidad, menos sospechosa parecerá la información. Lástima que no se haya aplicado el ejemplo.

Juan Carlos Márquez dijo...

"Es evidente que las grandes editoriales van perdiendo la inocencia respecto al potencial de la red social de los blogs literarios, lo cual es una maravillosa noticia".

A mí no me parece una maravillosa noticia, Miguel, y no creo que se trate de una pérdida de inocencia sino de un tufo a ventas, a "dinero". Mucho me temo que el capitalismo va a meter (ya ha metido y está metiendo) sus tentáculos en los blogs: las grandes editoriales pertenecen a grupos de poder que tarde o temprano intentarán imponer o vender sus mercancías e ideologías. Sacar autores nuevos les importa muy poco o nada. El sistema se renueva, se apropia de los nuevos soportes publicitarios, pero sigue siendo el mismo. No quiero parecer catastrofista, pero a muchos intentarán comprarnos. Y muchos nos venderemos. Sólo si mantenemos virgen nuestro espacio en los blogs seremos una "resistencia", por eso entiendo perfectamente la autocrítica de Vicente, aunque hoy por hoy no le veo razón de ser.

José R. Zamora dijo...

En un comentario a la reseña-entrevista, cuando caminábamos por las equívocas lindes de literatura-publicidad-mercado, escribí:

"No estoy hablando del cero retórica de Platón y de Nordic, pero creo que sería higiénico, para la cabeza del personal, construir espacios libres de muestreo comercial, espacios no propicios para ponerse a vender motos, grietas en las que el campo de batalla del ultracapitalismo no se reproduzca, o se reproduzca con menos facilidad que en el resto, zonas de mínima resistencia en los que uno no tenga que exponerse como producto (exponerse menos que en el mercado laboral, que en la discoteca) o situarse como consumidor.

¿No estamos ahora en un espacio así?

Por ejemplo, cuando leo aquí una reseña positiva sobre tal o cual libro no me da por pensar que lo que V.L.M. nos cuenta forme parte de una determinada campaña publicitaria sino que se trata de un juicio autónomo que nada tiene que ver con los motivos del mercado. Es otro rollo. Y estoy seguro de que no me equivoco."
Cuando paso por aquí me quito las gafas de detectar conspiraciones, y creo que esa es la actitud general.

Un saludo.

¿Ibrahin Berlin rapea? ¿Hay maqueta? ¿se puede conseguir? Ganas tengo de escuchar hip-hop que supere la triada egocéntrica que cantara De la Soul. Información, please.

Anika Ciberanika.com dijo...

Si el autor lo merece ¿por qué fustigarse?

Creo que hiciste bien, fuera cual fuese la editorial. Lo importante es el ESCRITOR.

Vicente Luis Mora dijo...

Para José R. Zamora: teclea en google "Ibrahim Berlin really good shit" y abre tu mente a una experiencia sin límites...

Eleazar dijo...

Pues sí esa es tu opinión, que a mi me parece legítima en cuanto que es tu blog, pero que me parece completamente injustificada, habrás de borrar también los enlaces a las editoriales que están a la derecha. Vamos, que resulta raro que digas que no quieras entrar dento del mercantilismo o capitalismo y después favorezcas las entradas de editoriales.
Si te digo la verdad me parece absurdo ese complejo que se respira en tantos sitios pretendidamente independientes o alternativos respecto a la economía de mercado. Que se sepa es, hasta ahora, la que mejor ha funcionado. Pero bueno, cada cuál verá...

Un saludo

Vicente Luis Mora dijo...

Eleazor, la remisión de las editoriales de la izquierda tiene dos sentidos. Primero, apoyar la edición independiente. Segundo, apuntar al tipo de literatura que me gusta o que más me gusta, por eso pone "Canon" en lo alto, y no "Compren libros de estas editoriales" aunque eso, por supuesto, es lo que se está diciendo. Si lees un comentario mío que está más arriba, verás que yo también valoro al mercado que nos permite tener tantos libros necesarios en las manos. No es una cuestión tan sencilla como tú la ves. En todo caso gracias por dejar tu opinión.

Juan Carlos Márquez dijo...

"Si te digo la verdad me parece absurdo ese complejo que se respira en tantos sitios pretendidamente independientes o alternativos respecto a la economía de mercado."

Tienes razón, no sé el porqué de ese complejo ante una economía de mercado que mes tras mes se toma la molestia de bucear las zonas más abisales de la literatura en busca de tesoros: novelones históricos, de autoayuda, códigos, templarios, etcétera. Deberíamos besar por donde pisa la economía de mercado, claro que sí. Desagradecidos, si es que somos unos desagradecidos.

Anónimo dijo...

Para J.R. Zamora. Este es realmente un buen tema a tratar, si a alguien le apetece hablar del asunto.

En el Myspace de Casius Tonen, un adelanto -sí, un adelanto, ¿porqué no?; porque la maqueta tiene más de diez temas a punto de caer. Algo de egotrip con buena actitud. Ojo, que el egotrip existe desde Ultramagnetic Mc´s por lo menos. De momento es lo único disponible:

XLE Llueve "entre cables"

http://www.myspace.com/djcasiustonen

http://www.myspace.com/djtaktel

...

--

c.m.

Anónimo dijo...

(Sound and Vision)

Furry Hip Hop:

Dj Format con Jurassic 5 saben algo que no sabes

http://es.youtube.com/watch?v=qytut6pI5r4

A 3 pies de profundidad recreativa

http://es.youtube.com/watch?v=s20W2FAuHlg&feature=related


Dub, with love

http://www.myspace.com/therealjahdivision

Una de las canciones del momento, a juego con Kala

http://www.myspace.com/santogold

NYC Ghosts

www.myspace.com/freeblood

A ver qué os parece. Un saludo.

c.m.

Nacho Montoto dijo...

Valorando positivamente tu capacidad autocrítica, sinceramente, no creo necesario que tengas que justificar ni pedir perdón por el adelanto. Es más, como bien apuntas en el encabezado del blog: En este blog se intenta una lectura crítica de literatura -y otras cosas- alternativa a la común: buscamos una crítica para el siglo 21 en tiempo real. - "El artista es un productor de directo" (José Luis Brea). Por lo tanto si quitas dichos adelantos estás quitando frescura y vida al blog. Si por algo caracteriza Diario de lecturas es por su crítica en tiempo real, lo que conlleva, además de la posibilidad de postear ipso facto cualquier comentario, el tener esa capacidad de sorprender y enriquecer su contenido con ese tipo de adelantos. Bajo mi punto de vista, no son más que una de tantas aportaciones que hacen de esta bitácora uno de los grandes referentes crítico-literarios en la actualidad. Dicho esto, no creo que debas de privarnos de los mismos. Al contrario. Se agradecen.

Saludos

Anónimo dijo...

Saliendo completamente de las (auto)críticas: ¿nadie ha tenido una sensación extraña con la noticia de esa película (comprada para no salir de la oscuridad, dicen) de Marilyn Monroe? Me ha recordado a Running Dog un montón.

c.m.

Jesús Aparicio González dijo...

Llevo poco tiempo en este blog y me parece bastante interesante. Alguna vez (si aún no lo has hecho) podrías incluir la reseña de algún buen poemario de autor desconocido y editado por editoriales de muy baja difusión, si consideras que la poesía es buena. ( Perdona, no sé si ya lo has hecho en alguna ocasión o es que no hay libros de poemas verdaderamente buenos fuera de la élite del mercado poético - Visor, Hiperión, Tusquets, Pre-textos, Renacimiento, DVD, Lumen..). Gracias por estar ahí.

Anónimo dijo...

Acabo de escuchar una ciudad dentro de una ciudad, Carlos, gracias por la refencia, el último mc que aparece patina que no veas, un cuatro por cuatro dentro de un cuatro por cuaatro, sí, pero en general deja su pozo de hielo. Será quizás por eso, por ser tan viejo el egotrip y tan manido que "vamos a cantar otra canción porque ésta se ha vuelto vieja, erronea y amarga". Luego está la sensación a nivel del estómago que tengo de que gran parte del rap que se ha realizado en este país, y ahora hablo sobre todo de discurso, tiene la forma de un inmenso p´rologo, o una inacabable introducción referida al qué se va a decir y al cómo se va a decir, pero al fin y al cabo sin objeto. No sé, de todos modos, la cosa está en seguir buscando, ¿no?

Un saludo.

j.r.Zamora.

Anónimo dijo...

un ejemplo de polifonia discursiva rapera latyrx, the album, el primer tema Latyrx.

bydiox dijo...

c.m.: Hacía años que ya rulaba por la red... no obstante es fake (al menos había "algo raro" cuando yo la vi).

logiciel dijo...

El único problema que yo le veo es que a lo mejor a AFM no le apetece ir a firmar ejemplares en alguna fecha señalada tradicional o algún estabecimiento comercial (por no desmerecer a nadie). Fuera de eso...

Saludos

Alvy Singer dijo...

Por cierto, ya que se ha sacado el tema.... ¿La novela de Pynchon.... saldrá algún día?

Wilco dijo...

Alvy, también espero salga algún día.

Alvy Singer dijo...

O contra algún día, Wilco. Jajajajajajaja. Es el chiste del mes.

Wilco dijo...

creo que ese es justamente el argumento, Alvy.
Va de algo contra un día - ¿el de su salida? ¿salida para renovarse la foto carné?