lunes, 29 de septiembre de 2008

Estropicios

Una vez al año, más o menos, me sale una reseña durísima y demoledora. Ignoro de qué terrible parte interna viene esa mala leche que gasto a veces -muy, muy pocas veces, que conste-, pero tampoco pasa por hacer algo de canon negativo de vez en cuando. La de este año puede encontrarse aquí:

http://vaciologia.wordpress.com/

Saludos.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder, Vicente. Si ese libro que intuyo y del que tú hablas se merece un texto negativo en tan global medio, a mí ya me pueden incluir en una enciclopedia de la Real Academia por tanto silencio y no hacer las cosas tan mal.
Ahora mismo estoy en 33.

Toto

manolo g. dijo...

Vicente, me he reído mucho. Me parece genial, pero espero que nuca te topes con mi primer poemario -si es que alguna vez existe-. Y si alguien te critica, pues sí, que ya está bien de que todo el mundo se punte a la moda de ser poeta por tener emociones que escribir, para eso que se compre un diario y no se quede con una ayuda que bien podría aprovechar otro. Bueno, paro de escribir porque se me viene a la cabeza la nómina de ciertos escritores de provincias y...

Anónimo dijo...

Los poemas que citas, ¿son verdaderos? ¿No es una extraña broma posmoderna?

Vicente Luis Mora dijo...

¿A qué viene esa pregunta?

Anónimo dijo...

Simplemente me parecen tan malos, que me cuesta creer que alguien acepte publicarlos.

Anónimo dijo...

a mí no me parecen peores que los poemas de Jaime Siles, por ejemplo

Oscar Sáenz dijo...

Contra la libertad de publicar lo que se quiera, está también la libertad de opinar lo que a uno le parezca. Pero siempre he pensado que sobre lo que no merece la pena hacer mención, mejor no mencionarlo. Es decir, que siempre es positivo dar a conocer los libros interesantes, más que señalar los -directamente- malos. Aunque es humano, una vez al año, desquitarse.

Un saludo.

Vicente Luis Mora dijo...

No es una cuestión de desquite, Óscar, es que a veces queda la impresión de que "todo vale" en literatura, y eso no es correcto. Cuando alguien hace una mala carretera, un mal estadio o una mala inversión, todo el mundo critica y se echa encima del incompetente. Sirve de escarmiento para él y para los que tenían pensado imitarle. En literatura no es del todo impertinente hacer de vez en cuando lo mismo. Hay formas de hacer literatura que ya no funcionan, y punto. No es nada personal. Es que ya no circulamos en carromato, eso es todo. En poesía, tampoco. Saludos.

Isabel dijo...

Comprendo que te pese hacerle daño con tu reseña pero puede que le hayas hecho un favor. Le dices en lo que falla, por tanto, le ayudas. Hombre, decirle que se dedique a otra cosa es duro, aunque esa otra cosa: el periodismo lo haga bien.
A mí no me gusta su poesía, tampoco soy una entendida.
No lo estoy arreglando, claro, pero sigo pensando que si alguien, en quien confio, me dijera que no escribiera que no es lo mío, yo se lo agradecería y no perdería más el tiempo.

Miriam Litvan dijo...

Hombre, las críticas negativas están bien, pero me parecen más necesarias cuando atacan a los prebostes de nuestra poesía patria. Perdóname, Vicente, pero darle caña a ese tal Ezequiel Martínez no tiene mérito. Mejor dale a alguno de los grandes de Tusquets, de Visor, de Hiperión...
Saluditos

Vicente Luis Mora dijo...

Perdona, Miriam, pero he sonreído al leer tu comentario. No has leído mi libro "Singularidades" (Bartleby, 2006), ¿verdad? No soy precisamente conocido por mi piedad con las grandes firmas, lo que me ha ocasionado muchos problemas. Ni te imaginas cuántos. Nunca me escondo cuando llega el momento. Saludos.

Miriam Litvan dijo...

Sí, sí, lo he leído Vicente. Y con atención, créeme...
No tomes mi post como una crítica... era solo un comentario.
Por cierto, Singularidades me gustó... pero seguro que puedes ser más cañero!
Saludines

Vicente Luis Mora dijo...

Si siendo como soy me he tenido que ir del país, imagínate si soy más cañero. Hasta que no colonicen Marte, no cuentes con ello. Saludos.

Anónimo dijo...

¿Existe la vida después de la crítica de Vicente Luis Mora?

Benjy, el poeta memo

Raúl dijo...

A ver, atontaos, que no os empapáis. Que es heteronimia. La noticia que lo sigue no tiene fuentes (la de que el escritor aparece armado en El Paso y todo ese rollo del mezcal es demasiado posmodernete para ser cierto, joder, parece mentira que no hayáis leído a los nocilleros).

La sección "autores perdidos" relata textos de otros tantos autores desconocidísimos, de los que solo hay referencia en la propia página.

Y si no es así, y me columpio, pues ya ves tú, una crítica chunga a un autor desconocido que aporta, currícularmente hablando, poco o nada a la carrera de un crítico. Creo que Mora suele apuntar más alto.

Anónimo dijo...

Que no aparezca ninguna otra referencia a Ezequiel Martínez Cerva en la red llama la atención, y que no aparezca tampoco en la editorial vitruvio más aún.

¿Se supone que el diario en el que aparece la supuesta noticia de la detención del tal Ezequiel se llama Pasadizo?

También está este verso:

A todo. Y los dientes, Luis, los dientes,

Y el título, artificios, tiene tela.

Confieso, aunque pueda resultar insultante, que he repasado nova y mester de cibervía por si casualmente me topaba con alguno de los versos apuntados en la crítica. El otro libro de poesía de Vicente que tengo, Construcción, no tuve que ojearlo, ya que lo he leído un montón de veces, pues me parece una genialidad, y me habría dado cuenta antes.

Me pregunto qué habría dicho la gente si tu crítica hubiese ido en otra dirección y hubieras hablado de la profundidad, precisión y musicalidad de las palabras de Ezequiel.

Vicente Luis Mora dijo...

Esa es muy buena pregunta, anónimo.

Anónimo dijo...

Raul.
Acabas de ser galardonado con el premio "Buscadores Incansables de la Verdad con Mayúsculas". Por favor, pasa a recoger tu premio por la cafetería Jack The Ripper. Cuidado con el escalón de la entrada y, sobre todo, con el hombre del sombrero de copa y el gabán.

Te esperamos impacientes.

La Organización

Raúl dijo...

Gracias por la mano tendida, Anónimo, pero en todo caso los comentarios están moderados y de no haber querido descubir el pastel, no se habría publicado.

Asimismo, cuando una broma o un juego inocente se toma como pretexto para lanzar puñaladas contra otros autores - Siles, el heterónimo, o el mismo Mora - hace que el juego pierda su gracia, y se convierta en una farsa.

Entiendo -y te concedo- que cuando a uno le dicen que los Reyes Magos son los padres, pues patalee. Pero no me lo tomes a mal, que la próxima vez me solazaré en un sádico silencio con la recalcitrante ingenuidad de otros tantos Analistas Anónimos haciendo verbigracia el primo malote de Zumosol. Así aprenderán.

Anónimo dijo...

En verdad, Raúl, no sé si os he entendido bien... Tampoco tengo claro de qué parte viene el pataleo.

Pero para cerrar esta discusión, y dejar quizá espacio a otras, pido disculpas si os he ofendido. De veras, a mi vos no.

Raúl dijo...

Es todo juego, Anónimo. No offense.