viernes, 14 de marzo de 2008

Resaca / Hank Over


[Transcribo parte de la nota de prensa de la antología Resaca / Hank Over, de próxima salida en Caballo de Troya]



ANTOLOGÍA “RESACA / HANK OVER”. Nota de prensa.

El 11 de abril estará en todas las librerías de España la antología Resaca / Hank Over. Un homenaje a Charles Bukowski, coordinada por Patxi Irurzun y Vicente Muñoz Álvarez.

Se presentará en varias ciudades de España: Madrid (23 de abril ), Zaragoza (11 de abril ), Barcelona, León, Pamplona, etc. (...)

En ella se dan cita 37 autores que rinden, mediante poemas y relatos, su particular homenaje a uno de los poetas y escritores que más ha influido en su escritura: Charles Bukowski, el mítico autor de Factotum, Hijo de Satanás, La senda de un perdedor, Escritos de un viejo indecente o Peleando a la contra, creador del alter ego Hank Chinaski (de ahí el guiño en el título, que juega con el nombre Hank y la expresión “Hang Over”, que significa “Resaca”)

La editorial que publica el libro es Mondadori, dentro de la colección que dirige Constantino Bértolo: Caballo de Troya.

Hemos abierto un blog con información de los autores y del mundo Bukowski: http://hankover.blogspot.com/

(...) Los autores reunidos abarcan edades comprendidas entre los 25 años (la más joven) y los 58 años (el mayor).

Lista de autores:

Eva Vaz, Hernán Migoya, Miquel Silvestre, Raúl Núñez, Vicente Luis Mora, David González, Sergi Puertas, Alfonso Xen. Rabanal, Karmelo Iribarren, José Angel Barrueco, José Daniel Espejo Balanza, Vicente Muñoz Álvarez, Lluís Pons Mora, Javier Marroquín, Agustín Fernández Mallo, Josu Arteaga, Pablo Casares, Kike Babas, Kike Turrón, Pablo G. Bao, Ignacio Escuín Borao, Ana Pérez Cañamares, Kutxi Romero, José Manuel Vara, Lucas Rodríguez Luis, David Murders, Manuel Vilas, Roxana Popelka, Sofía Castañón, Sor Kampana, Angel Petisme, Salvador Gutiérrez Solís, Nacho Abad, Safrika, Patxi Irurzun, Abel Debritto, Eloy Fernández Porta.

.

18 comentarios:

Wilco dijo...

Friegas fuerte, Vicente

Me parece escribí en alguna entrada, quizás en su salida - muy salida- no me sale bien imitar sin embargo lo hago. La letra del himno es oficial. La declaré oficial en la República Independiente de mi casa.

Me canto el himno con distinta voz, según la letra. No pueden repetirse. Lo canto pocas veces. Repertorio escaso.

Con la voz de AFM: su suelo parece de plástico, Vicente

Juan Carlos Márquez dijo...

Yo creo que Bukowski es el único autor de quien me he leído toda su obra. Durante una etapa de mi vida me la bebí. Como poeta es magnífico, pero como escritor de relatos provoca en el lector sensaciones poco comunes: el cuento del tipo que se masturba tras su ventana mientras mira las braguitas rojas (creo) de una niña que juega en la calle es repugnante, por ejemplo, pero imprescindible como viaje a lo enfermizo. Podría hablar horas y horas sobre Bukowski, el vino, las mujeres, el whiskie, las carreras de caballos, la máquina de follar...
Merecidísimo el homenaje, Vicente. Le echaré un ojo y, si me convence, lo leeré, por supuesto.

Juan Carlos Márquez dijo...

Ahora que lo pienso mejor Buko no es el único de quien me he leído toda su obra, también me he leído, por ejemplo, toda la obra de Salinger y de otros escritores poco pródigos...

Fram dijo...

Bukowski, un arquetipo existente. Se diría que no se puede crear un personaje mejor en literatura que el que el propio Bukowski constituye. Es la sublimación del bohemio moderno cuyo instinto se alía a su inteligencia para trazar un destino que en sí mismo es una obra. El país de los ciudadanos de tercera fila.

Es recomendable también echarle un vistazo a la magnífica obra de Matthias Schultheiss (que muchos ya conocerán). Un ejemplo de las "buena adaptación", de la literatura a la historieta en este caso.

Salú-2.

Wilco dijo...

No sé, Juan Carlos, si quieres seguir. Ya tengo palomitas.

Levantad, carpinteros la viga del tejado

¿Otros?

Anónimo dijo...

Creo que ya lo puse en tiempos de bitacoras.com, pero os puede interesar. Es un blog especializado en portadas de libros. Y después se puede seguir navegando por enlaces con páginas de sus diseñadores gráficos. Vale la pena por las portadas, básicamente, los comentarios casí en exclusiva son sobre las portadas, y no acerca del texto literario (pero sí sobre su plasmación en imágenes)

http://covers.fwis.com/

--

La vida es un pavo
y todos los días
es Acción de gracias.

C.B.de oídas

--

carlos maiques

logiciel dijo...

Una perla del viejo cartero

[Steven Moore (ed.), Beerspit Night and Cursing: The Correspondence of Charles Bukowski and Sheri Martinelli, 1960-1967, Santa Rosa, CA: Black Sparrow Press, 2001, 382 pp.]

Miguel Barrero dijo...

Bukowki nunca ha sido un autor muy de mi cuerda. Confieso que algunas de sus páginas me hacen cierta gracia, pero nunca ha conseguido "transportarme" más allá. Creo que su obra ha envejecido mal, y me temo que algo han contribuido quienes no dejan de sacarle en procesión a todas horas.

No obstante, aunque sólo sea por la nómina de autores, es muy posible que el libro merezca la pena.

Tropovski dijo...

De sus novelas, me quedo con Cartero y Factótum. El final de esta última me parece antológico: una bailarina menea su trasero delante de Hank, quien cree ver, allí, en ese trasero, una súbita y esplendorosa imagen del mundo; a lo que añade (últimas palabras del libro): "Y a mí no se me pudo levantar". ¡Definitivo!

Anónimo dijo...

No deja de sorprenderme la reacción de cierta gente cuando se habla de Bukowski.. Que no guste me parece normal, lógico, para gustos se hicieron los colores, no a todo el mundo puede irle lo mismo, pero lo que ya me resulta más curioso es la especie de caza de brujas que desde siempre, explícita e implícitamente, se ha hecho y se hace respecto a su persona y, muy en especial, a la de aquellos que mencionan su nombre. Que yo sepa, todas la generaciones han tenido sus referentes y los han ensalzado, homenajeado y seguido, la del 27 a Góngora, los beat a Rimbaud y Celine, etc etc... Los hay que reividican a Celan, a Gamoneda, a Rilke... les citan, les emulan y les rinden tributo, y eso está bien... Y a mí me parece bien... Lo curioso es que con Bukowski suceda lo contrario, y nada más mencionar su nombre les salgan sarpullidos a muchos... Si algo hemos intentando, no obstante, en Resaca/Hankover,es no hacer un homenaje laudatorio a Hank, sino ofrecer un panorama de visiones entorno a su figura, a veces muy poco condescendientes con su estilo... Varias tendencias reconocibles se citan y complementan en esta antología, unas más, otras menos y algunas nada bukowskianas, y la obra personal de cada antologado da muestra de los muchos y diversos registros que utilizan, por lo general bastante ajenos al estilo Bukowski. Sólo es un comentario y una aclaración previa, para los que ven siempre la paja en el ojo ajeno... Igual de respetable, por lo demás, que el resto... En cualquier caso, al menos en lo que a mí se refiere, lo bueno es crear, hacer, construir, convivir y dejar que los demás sigan su propio camino... Salud.
Vicente Muñoz Álvarez.

Vicente Luis Mora dijo...

Querido tocayo, te alabo el gusto: "lo bueno es crear, hacer, construir, convivir y dejar que los demás sigan su propio camino...". Pero ya conoces este patio (el literario español) y sabes que no piensa como nosotros a ese respecto. De todas formas, Bukowski se defiende solo, no hay que preocuparse. Abrazos, tocayo.

Juan Carlos Márquez dijo...

Yo no entiendo esa manía de menospreciar a Bukowski. Hasta en los talleres de escritura (doy fe) se le ningunea, cuando autores como Carver o incluso Richard Ford le deben bastante más de lo que puede parecer en un principio. Es algo inexplicable y me parece injusto.

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

No he leído nada de Bukowski, ¿por qué libro crees que debiera empezar "primero" Vicente?

Gracias.

Vicente Luis Mora dijo...

Pues comienza por Hijo de satanás, que a mí me impresionó mucho, aunque también puedes empezar por cualquiera de los libros de poemas. Bukowski escribió mucho, y no todo igual de bueno, pero hay suficiente para ser un escritor al que hay, obligatoriamente, que leer. Saludos.

Tropovski dijo...

Creo que con Bukowski hay dos posturas extremas y enfrentadas e igual de erróneas: la de quienes lo detestan por su realismo sucio y su lenguaje, mmm... ¿"descarnado"? -"polla", "follar" y cosas así de "cochinas", este chinaski...-, y la de que quienes lo celebran SÓLO por eso y, de hecho, no leen otra cosa, por lo que no importan. La pena es el primer grupo, pero vamos: peor para ellos

A mí me parece repetitivo a veces; cuando en sus novelas, por ejemplo, cuenta su vida ya famoso es aburrido, pero tiene relatos y poemas deslumbrantes y volver a él de vez en cuando para que te sacuda resulta terapeútico. ¿El Li Bai de nuestro mundo post-industrial?

atrocity exhibition dijo...

Bebía cerveza cuando me encontré cara a cara con la literatura pura, descarnada y dura de Bukowski.
Hoy, sigo bebiendo cerveza.
Bukowski murió.
Yo también moriré algún día.
Pero, la cerveza seguirá existiendo.
Escribo, trabajo, filmo, amo, bebo, respiro, leo, etc... etc...
Sonrío y bebo cerveza.
Qué bella es la vida a veces!.
Vara
neurótika subfilms
atrocity exhibition ciberfanzine
(último vídeo: "alma sucia", con Sonia Monroy)
es lo que hay,
cerveza
tú y tu condenada cerveza...

Ibrahím Berlín dijo...

Al hilo de lo que Tropovski comenta en su segundo párrafo sobre los últimos años de B., me viene a la cabeza esa escena de la película Basquiat en la cual el protagonista le pregunta a su colega qué hacer para ser famoso. Éste responde algo así como que es estrictamente necesario ejecutar las obras siempre con un mismo estilo para que el público no se confunda (ejemplo clave en la misma película: Warhol). Da igual que pienses que tu obra está acabada; hay que reproducirse a sí mismo. En este sentido, es obvio que B. terminó fagocitado por su propia creación, por esa rúbrica suya producto de un afinado “sondeo de mercado literario” (aunque él mismo —obviamente sin emplear esta expresión— se considerase una suerte de enano a brazos de gigante, donde el gigante es su contemporáneo John Fante) al que supo inyectar sangre fresca, y un carisma a prueba de balas. Más aún, creo que el fenómeno Bukowski es todavía más seductor puesto que no lo soporta una cosmovisión literaria especialmente compleja. No: Bukowski “atacó el problema” de raíz.

Hasta tal punto era su grado de hastío respecto a la producción de la época, que en su escrito póstumo, El capitán salió a comer y los marineros tomaron el barco, hizo confesiones tales como las que siguen:

“Lo único que necesito es una buena noche de descanso. Pero hay otra cosa, y es que nunca tengo un maldito libro que leer. Cuando has leído una cierta cantidad de literatura decente, simplemente no hay más.”

“Ahora mi principal influencia soy yo mismo.”

“Veo que Mailer ha escrito otra enorme novela sobre la CIA y etc. Norman es un escritor profesional. Una vez le preguntó a mi mujer: “A Hank no le gusta lo que escribo, ¿verdad?” Norman, a pocos escritores les gustan las obras de otros escritores. Sólo les gustan cuando están muertos, o si llevan mucho tiempo muertos. A los escritores sólo les gusta olisquear sus propios zurullos. Yo soy uno de ésos. A mí ni siquiera me gusta hablar con escritores, mirarles, o —peor todavía— escucharles. Y lo peor es beber con ellos; se babean de arriba abajo, son realmente patéticos, parece que anden buscando el ala protectora de su madre.”

“Mi salud es buena y espero estar escribiendo tan bien como siempre, o mejor. Pero todas las demás cosas que leo parecen tan… ensayadas…; es como un estilo bien aprendido. Quizá haya leído demasiado, quizá haya leído durante demasiado tiempo. Y también, tras décadas de escritura (y yo he escrito un buen montón), cuando leo a otro escritor, creo que sé exactamente cuándo está fingiendo: las mismas mentiras saltan de la página, el lustre sofisticado chirría… Sé cuál va a ser la siguiente línea, el siguiente párrafo… No hay fogonazos, no hay intrepidez, no hay riesgo. Es un trabajo que han aprendido, como arreglar un grifo que gotea. Era mejor para mí cuando podía imaginar la grandeza en otros, aunque no siempre estuviera allí.”

Sobrecogedor.

Juan Carlos Márquez dijo...

Gracias, Ibrahim, por el regalo de seleccionar estos maravillosos fragmentos.